Por

Prueba Seat Leon TSI

Seat Leon TSI

Dado que el Seat León es un compacto con líneas de monovolumen, su espacio interior es bastante amplio, en el puesto del conductor no tendrán problemas las personas altas o voluminosas. El asiento cuentas con múltiples reglajes, pudiendo así acomodarnos al mismo de la manera más eficiente. El volante de un grosor considerable, muy cómodo para conducción deportiva, tiene un tacto esquisto al estar forrado en piel, es regulable en altura y profundidad. Los botones están cerca del conductor y son de fácil acción. Solo destacar el botón de los intermitentes de emergencia, esta al lado de la palanca de cambios nos puede parecer una buena posición, pero no es así, esta demasiado bajo y no se ve a simple vista, en caso de tener que hacer uso del mismo nos obliga a tener que mirar y perder la atención en la carretera.

Visibilidad
El Seat León en visibilidad no presenta problemas, únicamente mencionar el grosor elevado de los pilares A, que en algún momento nos dificultaran la visión al realizar giros. Aun que todo es acostumbrarse. La visibilidad trasera es correcta, cuenta con un sistema a la ayuda en el momento de aparcar. Los retrovisores exteriores aun siendo de proporciones más reducidas que sus homólogos de diferentes marcas, cumplen con creces su cometido.

Impresiones de Conducción
El León monta el nuevo propulsor 1.8 TSI que viene a sustituir al 1.8T muy usado por todo el grupo VAG, el nuevo 1.8 TSI tiene grandes virtudes y pocas cosas que reprocharle, es un motor muy poco derrochador de combustible, es suave pero con carácter en altas vueltas. Empuja muy bien y mueve al Seat León estupendamente. En resumen decir del Seat León TSI, que su gran fuerte es el propulsor que monta, es un motor para uso diario y para alguna que otra escapada a puertos de montaña, vale para todo.

Frenada
Frenos potentes e incansables, estas palabras podrían resumir perfectamente la calificación que le adjudicamos al Seat León en este apartado de la prueba, hicimos una prueba en puerto de montaña usando los frenos mas de lo normal , en vez de reducir marcha cargamos todo el peso del León en los frenos, repetimos varias veces el recorrido. El Seat León no mostró en ningún momento fatiga en el sistema de frenado ni me merma en la capacidad de frenada, hay que tener presente que la prueba no fue radical, simplemente reproducimos un uso intensivo de los frenos. El León cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
El Seat León como casi todos los compactos en la actualidad equipan un sistema anti pérdidas de tracción (TCS) en este caso desconectable, si no hacemos uso del TCS, corremos el riesgo de dejarnos más rueda de la debida en el asfalto si no nos controlamos con el pedal derecho. Con el sistema activado y las buenas ruedas que trae de serie el acabado Sport-Up es muy difícil tener perdidas de tracción en una conducción normal, si le buscamos las cosquillas al León conseguiremos que pierda algo de tracción aun con el TCS activado.

Estabilidad
Una estabilidad digna de vehículos de mayor categoría, su suspensión firme aun que algo seca al expandir los amortiguadores, consiguen mantener al Seat León pegado al asfalto. En ciudad nos puede llegar a cansar y molestar en al espalada si el firme esta en mal estado o hay demasiados resaltos.

Reposacabezas
Los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación, no son activos. Los traseros son solo regulables en altura, y tampoco son activos.

Cinturones
El Seat León equipa cinco cinturones del tipo estándar, de tres puntos de anclaje. Los delanteros vienen dotados con pretensores pirotécnicos que en caso de accidente tensan el cinturón para evitar que el conductor o acompañante salga despedido o resbale por el cinturón.

Bebes y Niños
El Seat León es un vehículo que también puede ser destinado a la familia, es amplio por dentro. Cuenta con el sistema de anclaje de sillitas ISOFIX. El León es cinco puertas y el acceso a la parte trasera es muy bueno, facilitando con ello el poder introducir la sillita del bebe si tener que dejarnos mas tiempo del deseado.

Airbags
El equipamiento en seguridad activa del León es bastante abundante, cuenta con 8 Airbags de serie en el acabado Sport-Up, que son: de conductor, acompañante (desconectable) ,laterales, de cortina, etc…

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Seat Leon obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 32 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En marchas cortas el propulsor 1.8 TSI saca lo mejor de si, sobre todo si los llevamos entre las 4000 rpms y 6000 rpms, pasar de las 6000 revoluciones es perder el tiempo, no deja de empujar pero su potencia máxima es las 5.800 revoluciones por lo tanto no compensa seguir estirando mas el motor.

Caja de Cambios
El cambio de 6 relaciones del Seat León Sport-Up es muy preciso, y directo. En frió puede parecer impreciso pero en el momento que la valvulina de la caja de cambios adquiere temperatura notaremos que es una caja de cambios muy precisa, no excesivamente rápida entre cambio y cambio. La sexta marcha no es muy larga por lo tanto es muy aprovechable en otras vías que no sean autopista o autovía.

Circulando por Carretera
En carretera el Seat León es divertido, ya que aun teniendo una caja de cambios con unas marchas no muy cerradas, el motor tiene suficiente par a bajas vueltas como para mover a León en cualquier situación. Y por ello no tendremos que estar continuamente cambiando de marcha. Si lo que queremos es soltar un poco de adrenalina en carreteras de curvas el León Sport-Up nos convencerá muy mucho de sus aptitudes, es el hermano pequeño del Seat León FR.

Circulando por Autopista
En autopista podemos ir perfectamente relajados llaneando a 120 Km. /h por la autopista, es un vehículo muy poco ruidos y muy bien insonorizado, y en sexta marcha la rumorosidad del propulsor ya de por si casi inapreciable se suaviza aun mas. Los consumos en autopista son muy ajustados para un motor de estas prestaciones y cubicaje.

Circulando por Ciudad
En se desenvuelve muy bien por callejuelas estrechas, lógicamente gasta mas en un uso por ciudad pero no es nada desmesurado. Las suspensiones nos aran sufrir un poco por firmes en mal estado o zonas con muchos resaltos, solo hay que pasar mas despacio para evitar saltar dentro del vehículo.

Calidad de Acabados
Acabados muy buenos, plásticos muy aparentes. Todo parece encajar a la perfección y sin ningún crujido o ruido extraño.

Calidad de Materiales
Materiales de buena calidad, tanto el forrado en piel del volante, palanca de cambios como frenos de mano, hasta las telas utilizadas en los pilares A, puertas o asientos.

Conclusiones
Resumiendo, el Seat León, es un automóvil muy grato de conducir, sobre todo gracias al propulsor gasolina de ultima hornada 1.8 TSI, que con sus consumos tan ajustados podremos disfrutar de una buena autonomía y pisarle de vez en cuando sin dejarnos el dinero.
En lo demás, el León es un vehículo muy equilibrado. Se tiene muy bien en las curvas, sus acabados son correctos, frena estupendamente. Una muy buena opción de compra para la gente que le guste los automóviles gasolina y además a un precio más que interesante.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez


                        

Comenta o Pregúntanos