Por

Prueba Audi TT Roadster

Audi TT Roadster

El Audi TT Roadster dispone del mismo espacio para el conductor que la versión coupé. Es decir, que aun prescindiendo de las plazas traseras no ganamos espacio para las piernas. Por lógica la capota ocupa un espacio en el maletero, y este espacio es sin lugar a dudas los asientos traseros en la versión coupé. El puesto del conductor aun siendo un ” poco ” pequeño o estrecho no contempla problemas para gente de una talla fuera de lo normal. Naturalmente una persona de más de 2 metros tendrá dificultades para encontrarse cómodo dentro del TT Roadster. Una vez estamos sentados en los fabulosos asientos con acabado S-line, que recogen nuestro cuerpo perfectamente comprobamos que todos los botones, climatizador, radio, navegador. Están especialmente colocados cerca del conductor, para minimizar la perdida de vista en la carretera. Y todo muy intuitivo. Puede darnos la sensación de que el espacio interior es reducido y un poco angosto. Pero es solo una sensación en cuanto nos acostumbramos ni le prestamos atención.

Visibilidad
En esta versión Roadster del TT hay dos calificaciones en cuanto a visibilidad se refiere. Con la capota puesta la visibilidad trasera es casi nula. Nos referimos a la trasera/lateral, que con la capota puesta no se ve nada. Solo podremos ver por los retrovisores exteriores o por el pequeño cristal trasero intentando averiguar que hay detrás de nuestro automóvil. Un sistema de ayuda para el parking es muy recomendable en un vehiculo como este, con la capota puesta. Si ella cambia radicalmente la situación. Naturalmente al eliminar el obstáculo que nos impedía ver, ya no tenemos problemas. Se ve con claridad y sin pegas, pero no siempre vamos a ir descapotados. Por lo demás el Audi TT no presenta problemas de visibilidad delantera o lateral. Nuestra unidad incorporaba faros de xenón autoadaptivos. Que quiere decir que en las curvas se mueven con el giro del volante hacia la dirección que lo giremos, iluminando siempre la carretera. Nuestra unidad tenia mal regulados los xenón y molestaban a los demás usuarios de la vía. Esto es un fenómeno aislado de nuestra unidad y con llevarlo al concesionario se soluciona.

Impresiones de Conducción
Ya habíamos tenido el placer de probar el propulsor gasolina turbo alimentado de 2 litros que el TT monta. Este propulsor de inyección directa de gasolina es un prodigio de la mecánica que sustituye desde hace ya unos años al anticuado pero aun vigente 1.8 Turbo de 20 válvulas. Por ahora el 2.0 TFSi nos demuestra que puede llegar a ser igual de fiable que el 1.8 T. Este motor es mas refinado que el anterior, mas ruidos al ralentí, por su inyección directa. Mas suave a la hora de usarlo, sube rápido de vueltas, suena de gloria en la parte alta del tacómetro y todo esto con unos consumo muy ajustados. Que para los 200cv que eroga no esta nada mal. Nuestra unidad equipaba cambio automático S-tronic, o lo que es lo mismo el DSG de Audi. La caja de cambios en si es la misma. El motor empuja con fuerza desde cualquier régimen y con la ayuda del cambio automático disponemos siempre de la máxima potencia con solo pisar a fondo el pedal del acelerador.

Frenada
El sistema de frenado que el Audi TT monta es el mismo que el Volkswagen Golf GTI equipa. Los discos delanteros son ventilados de 312mm. Los traseros son macizos de 256mm. Nuestra unidad equipaba unas llantas increíblemente llamativas de 19″ con unos ” rodillos ” a tener en cuenta. 255/35/19. Estas ruedas ayudan mucho a la hora de frenar el Audi TT en una frenada de emergencia.

Tracción
El Audi TT puede disponer de tracción total (Quattro), nuestra unidad era tracción delantera. Tampoco se echo de menos la tracción total. Naturalmente ayuda mucho en las carreteras reviradas. Pero no es indispensable para poner al límite el bastidor del Audi TT con seguridad. El control de estabilidad y el de tracción velan por nosotros en todo momento. El Audi TT no presento perdidas de adherencia o de tracción en ningún momento de la prueba. El gran tamaño de sección de los neumáticos era mas que suficiente para digerir la caballería que el 2.0 TFSi envía al eje delantero. Pocas veces vimos hacer aparición al control de tracción o al de estabilidad, este ultimo en conducción deportiva es poco intrusivo y nos permite llevar al TT a limites muy altos, también hay que mencionar que el TT es un vehículo muy fácil de conducir y fácil también ponerlo al limite, no requiere manos para ello.

Estabilidad
Solo con mirar al Audi TT por fuera podemos hacernos una pequeña idea de la estabilidad del automóvil. Llantas anchas, neumáticos de un perfil muy bajo con una medida de sección grande. Recorrido de suspensión corto y enérgico. Poca altura, por lo tanto centro de gravedad mas bajo, más adherencia. Con ver esto pensamos, este vehículo promete en zonas reviradas. Y no se hizo esperar y lo pusimos a prueba. Y para nada nos defraudo todo lo que habíamos pensado sobre el. Es como ir sobre raíles. No se mueve ni un ápice de la trayectoria que le marcamos con el volante. Los balanceos de la carrocería son inexistentes- Es una maquina para disfrutar de este tipo de carreteras, con una alta seguridad. Como ya hemos comentado anteriormente el control de estabilidad no hizo aparición nada más que dos veces a lo largo de la prueba. Esto nos demuestra lo noble que es en reacciones el TT y lo fácil de exprimir. Pero ojo todo tiene un limite y debemos saber cuando soltar el acelerador. Aun que el Audi sea muy estable y cuente con una adherencia inusual. No debemos subestimar las leyes de la física.

Reposacabezas
El Audi TT Roadster cuenta con dos plazas, por lo tanto solo equipa dos reposacabezas. Estos van bien ubicados en el asiento, son regulables en altura e inclinación.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas, el Audi TT Roadster solo dispone de dos plazas. Monta cinturones de tipo estándar, de tres puntos de anclaje. Ambos llevan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El Audi TT Roadster no viene preparado para el anclaje de sillitas de bebes, algo que es totalmente comprensible, un vehículo así no esta concebido para el transporte de niños y menos bebes. Por lo tanto no vamos calificar al Audi en este aparatado.

Airbags
El Audi TT Roadster viene provisto de 4 airbag de serie. No hay disponible mas como opción. Dado su tamaño es comprensible que no haya más. Y al ser la versión Roadster los de cortina son imposibles de equipar.

Euroncap
La página web oficial de EuronCAP no dispone de los datos actualizados del Audi TT Roadster, por lo tanto no calificaremos esta sección.

Recuperaciones
Nuestra unidad contaba con el cambio automático S-tronic, que en recuperaciones presta una ayuda fundamental, y naturalmente esto se hace notar. Llevando el cambio automático en la posición ” D ” (Directa) con pisar a fondo actuara el sistema Quik Down que no es otra cosa que bajar las marchas necesarias para dejar al motor en la franja de mayor potencia y respuesta, minimizando el tiempo en la recuperación o adelantamiento. Con el cambio automático en secuencial, podemos escoger nosotros la marcha con la que queremos hacer la recuperación. O el adelantamiento.

Caja de Cambios
Como ya hemos comentado en los apartados anteriores, nuestra unidad de pruebas estaba equipada del cambio automático S-tronic, este cambio es exactamente igual que el DSG de Volkswagen, ambos son de 6 relaciones, y utilizan doble embrague bañado en aceite. Este cambio automático le da un plus de deportividad al Audi TT, los cambios son realmente rápidos, y el modo secuencial es una delicia. El modo ” S ” a nuestro juicio es perfecto para sacarle el jugo en zonas reviradas, pero con el modo ” D ” es suficiente para el día a día, y si además necesitamos potencia con pisar a fondo en el modo ” D ” conseguiremos exactamente lo mismo que en el modo ” S “. Llegar cerca del corte de inyección y obtener la máxima potencia del motor.

Circulando por Carretera
Sin lugar a dudas es donde el TT puede demostrar sus buenas aptitudes, donde podemos comprobar que tenemos entre manos y de que pasta esta hecho este Audi TT Roadster. El sonido del motor gasolina yendo descapotado invita a acelerar más y más, es una delicia. El comportamiento como ya hemos hecho mención en sus apartados correspondientes es estupendo, una estabilidad muy correcta, con buen aplomo. Adherencia en todas las circustancias de la vía, no nos queremos imaginar como será el Audi TT con tracción Quattro. Pero visto lo bien que va esta versión sin lugar a dudas probaremos la versión con tracción total (Quattro). En cuanto a consumos, como es lógico si le damos un poco de ” zapatilla ” suben bastante, pero si nos contenemos con el acelerador los consumos son muy contenidos, obtuvimos una media en este tipo de carreteras de 8 litros yendo tranquilos, a la máxima velocidad de la vía. Las ruedas de 255 de ancho penalizan el consumo notablemente.

Circulando por Autopista
En autopista el Audi TT Roadster es uno mas, no destaca en casi nada. La estabilidad es alta, pero en este tipo de vías no es tan importante con en carreteras viradas. El propulsor empuja con fuerza si se lo solicitamos adelantando en pocos segundos. El ruido dentro del habitáculo no es para nada alto aun siendo la versión Roadster no se filtra demasiados ruidos, solo el de rodadura de los neumáticos y el del motor si le exigimos potencia. Los consumos en autopista/autovia son algo mas contenidos que en carretera, algo increíble, cuando en este tipo de vías se circula a mayor velocidad. Obtuvimos un consumo de 7,3 litros a los 100 km.

Circulando por Ciudad
En la gran urbe el Audi TT no pasa desapercibido a los ojos del viandante ni un solo momento y más aun si vamos descapotados. La conducción del TT por ciudad es francamente cómoda, sobretodo por su cambio automático S-tronic. La suspensión no es excesivamente seca, pero si de corto recorrido que solo se dejara notar en baches, resaltos, juntas de dilatación etc. Por lo demás el Audi TT perfectamente podría ser valido para nuestro vehiculo de uso diario, sus consumos así lo permiten y su comodidad de uso diario también. En ciudad obtuvimos un consumo cercano a los 10 litros, hay que recalcar que nos encontramos muchas retenciones, sino seguramente seria algo mas bajo.

Calidad de Acabados
Audi nos tiene acostumbrados a unos acabados de calidad, y el TT no iba a ser menos. Acabados correctos y ajustes perfectos.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son de buena calidad al tacto y a la vista, son aparentes y convencen.

Conclusiones
En definitiva el Audi TT en su versión Roadster es un pequeño capricho que no solo tiene que destinarse para un uso de fin de semana, es completamente valido para un uso diario. Sus consumos lo permiten al igual que su conducción y comodidad. Si siempre hemos estados encaprichados de un descapotable, el Audi TT Roadster puede ser nuestro futuro coche, lo reúne todo.

A favor: propulsor gasolina, estabilidad, cambio automático.
A mejorar: rumorosidad neumáticos, maletero escaso.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez
Video: http://es.youtube.com/watch?v=lx4972KVxgk


                    

Comenta o Pregúntanos