Por

Prueba Renault Laguna 2.0 dCi 130cv

Renault Laguna dCi

El puesto de conducción del Renault Laguna es realmente cómodo. Extras como los asientos de cuero con reglajes eléctricos y calefactados hacen del Laguna un espacio de lo más apacible. Los mandos se encuentran a la distancia idónea y se encuentran intuitivamente, con la excepción del interruptor del control de crucero y limitador de velocidad, que está en una posición un tanto incómoda.

Visibilidad
La visibilidad trasera deja algo que desear en lo que respecta al interior, ya que la inclinación de la luna trasera es excesiva (por ser un modelo de 5 puertas). Los retrovisores exteriores de gran tamaño y los sensores de aparcamiento tanto traseros como delanteros completan la falta de visibilidad. Los faros de xenón con ayuda de iluminación en curva son una gran ayuda y sin duda una gran elección.

Impresiones de Conducción
El Laguna es un coche realmente confortable. Con su baja rumorosidad y sus plazas anchas podríamos estar hablando perfectamente de un coche de muy alta gama. El cambio de marchas en ocasiones puede ser algo impreciso, y detalles como el freno de mano electromecánico o el indicador de cambio de marcha (bien para consumir menos o bien para apurar más la marcha) son ese tipo de cosas que cuando empiezas a utilizarlas no te convencen del todo y terminan por ser vitales.

Frenada
Cuatro frenos de disco de 28 cm de diámetro los delanteros (ventilados) y 30 cm los traseros. Freno de mano electromecánico sobre las ruedas traseras. ABS con repartidor electrónico de frenada, y ayuda de emergencia con activación de los cuatro intermitentes para avisar de que se ha producido una situación imprevista.

Tracción
Tracción al eje delantero, con Control de Estabilidad ESP y caja de cambios de 6 relaciones, la primera un tanto corta, y un poco falto de potencia a muy bajas revoluciones, cosa que desaparece en cuanto el motor se encuentra algo más alegre.

Estabilidad
La suspensión, de lo más agradable, no se caracteriza por ser ni excesivamente dura ni excesivamente blanda. Se comporta de diferente manera en urbano con múltiples sacudidas de los resaltos y badenes que en autopista, en donde el firme en mal estado no es ningún problema para la estabilidad del Laguna.

Reposacabezas
El Laguna cuenta con cinco reposacabezas regulables tanto en altura como inclinación, de cómodo ajuste y en el caso de los traseros no restan demasiada visibilidad.

Cinturones
Los cinturones de tres puntos de anclaje cuentan con el sistema pirotécnico en los delanteros en caso de alcance, que hace que el cuerpo del conductor y acompañante no se separen demasiado del asiento causando daños mayores.

Bebes y Niños
El Laguna cuanta con anclajes Iso-Fix en los que se pueden colocar dos sillas de niño, así como bloqueo de elevalunas eléctricos o seguro anti apertura de puertas desde el interior.

Airbags
De conductor y acompañante, laterales en los asientos delanteros y de tórax en los traseros, así como de cortina en los laterales. El Laguna puede jactarse de ser un coche pionero en seguridad, tanto activa como pasiva.

Euroncap
5 estrellas para adultos y 4 estrellas para niños, consiguiendo 36 y 41 puntos respectivamente. Por último 10 puntos en transeúntes.

Recuperaciones
Al Laguna dCi 130 cv, como anteriormente hemos dicho, en marchas largas le cuesta recuperarse, una vez alcanzado revoluciones (entre 1500 y 2000) se comporta mucho más enérgico y se compensa el déficit de par a bajas vueltas.

Caja de Cambios
La unidad probada lleva un cambio manual de 6 relaciones, como el resto de motores que puede adoptar el Laguna. El indicador de cambio de marcha pide la 6ª a 90 km/h para no consumir en exceso y hace que se encuentre en un estado relajado que elimina vibraciones. En ocasiones el cambio resultaba ser un tanto duro, y en cambios de marcha rápidos no siempre obtenías el resultado requerido.

Circulando por Carretera
El nuevo Renault Laguna cuenta con unas suspensiones más firmes que la unidad anterior, y esto hace que en carretera sea un fenómeno. Las inercias no se hacen marcar en exceso, y en todo momento te sientes conductor, sin que llegue a tí esa sensación de que tú giras y él hace lo que quiere.

Circulando por Autopista
La 6ª velocidad hace que se encuentre a altas velocidades en un estado relajado que elimina ruidos y vibraciones. El Laguna, sin duda, es un coche concebido para la carretera, y en â��su elementoâ�� es un gran rival a abatir.

Circulando por Ciudad
La dirección del Renault Laguna es precisa y muy cómoda en ciudad. Elementos como los sensores de aparcamiento, tanto delanteros como traseros, son muy recomendables a la hora de aparcar en sitios estrechos como los que nos encontramos por la ciudad. Su consumo urbano es excepcional teniendo en cuenta las dimensiones de la unidad, aunque nuestra unidad, a falta de rodadura estaba un poco más derrochador de lo habitual.

Calidad de Acabados
Los acabados del Laguna son excepcionales. Nada que envidiar a grandes marcas de lujo. Entrando un poco en el mundo sibarita, nos encontramos con que podemos equipar a nuestra unidad con todo tipo de lujos. Cortinas traseras, tanto para las ventanillas traseras como para la luna trasera. Asientos de cuero regulables eléctricamente con calefacción auxiliar. Y otros tantos como alfombrillas específicas o pinturas de lo más variadas.

Calidad de Materiales
Nuestro Laguna, al igual que la mayoría de los Renault que se fabrican hoy por hoy, cuenta con la normativa Eco2 que nos informa que el coche ha sido fabricado con un 95% de materiales reciclados. Además cuenta con unas emisiones menores de 158 g/km que hacen del Laguna uno de los menos contaminantes de su sector.

Conclusiones
El Renault Laguna dCi 130 cv Privilége es un modelo muy atractivo. Cuenta con innovaciones tecnológicas que están a la última en el mundo del motor, como los faros de xenón direccionales o Navegadores de lo más completo, que no alcanzan la necesidad de hacer un gran desembolso para poder disfrutar de ellas. Su posición de conducción es realmente cómoda, y es un modelo idóneo para viajar en trayectos largos. Su motor en más que suficiente en cuanto a lo que respecta la legalidad de hoy en día, y es sorprendente el bajo ruido en autopista.

Probador: Miguel Morales Ruiz


                  

Comenta o Pregúntanos