Por

Prueba Chrysler Sebring Cabrio 200C

Chrysler Sebring Cabrio 200C

Chrysler como todos bien sabemos es marca Americana, aquí en España (Europa) Chrysler a tenido que “adaptar” sus vehículos a otro tipo de gustos. Con esto queremos decir que no vamos a encontrarnos con motores V8 atmosféricos de cilindradas inimaginables para potencias ridículas. En España eso no se lleva, no vende, y por lo tanto Chrysler se ha puesto las pilas adaptando sus vehículos. En el caso de la unidad probada, el Sebring Cabrio, montaba motorización diesel. Este propulsor de 2000cc y 140cv es el ideal en España, aun seguimos con la fiebre de los diesel que empezó a mediados de la década pasada. También existe la variante gasolina, que si hace un poco mas de honor a lo motores americanos, aun que podría ser el hermano pequeño. Se trata de un V6 de 2700 cc para 186cv. El Sebring se vende como berlina 5p y como cabrio, de la berlina al cabrio hay cambios importantes y no solo en su apariencia. Lo mas notable a simple vista es la longitud del Cabrio que crece notablemente y también así lo hace su peso en vació, lastrando las prestaciones del buen motor diesel. En el puesto de conducción del Sebring prima ante todo el espacio, es un coche muy espacioso. Buen maletero, buen espacio para las piernas, no tan bueno detrás. El salpicadero sobrio con plásticos de calidad mejorable sobretodo los de las puertas presumen de buen tacto. Volante algo grande con incrustación de madera.

Visibilidad
En cuanto a visibilidad debemos tener en cuenta que es una asignatura pendiente para todos los cabrios estando capotados, naturalmente descapotados la visibilidad es excelente, no hay nada que nos moleste. Capotado los pilares son mas gruesos, algo lógico si tenemos en cuenta que es un techo “postizo” que en este caso no es de tela si no rígido. La luna delantera es de buen tamaño, las laterales ya son de un tamaño más bien justo, y la trasera es simplemente testimonial. Pero para solventarlo nos podemos apoyar en lo retrovisores exteriores que son de dimensiones generosas. En cuanto a iluminación nuestra unidad montaba proyectores dotados con bombillas halógenas. La cantidad lumínica es buena, no presenta partes no iluminadas. Aun así no esta demás el poder contar con unos faros de xenón como opción que siempre dan más seguridad a la hora de conducir por la noche.

Impresiones de Conducción
El Chrysler Sebring en su modalidad Cabrio es un vehículo para disfrutar de una conducción relajada y tranquila. Por supuesto yendo descapotados, sino que sentido tendría tener un cabrio. El Sebring cumple con lo que se pide de el, cómodo para viajar ya sea por autopista, carretera de sentido único, ciudad, etc… Solo tiene alguna que otra pega, a la hora de ir descapotado se nota una mayor rumorosidad proveniente del vano motor, algo totalmente lógico, el motor diese es lo que tiene, no son precisamente silenciosos al ralentí y el montado en el Sebring lo sufre. El alto peso (.1775kg) en vacío se hace patente casi nada mas emprender la marcha. Sus mas de 200 kilos de peso en comparación con el Sebring berlina son algo exagerado, se notan a la hora de acelerar, recuperar velocidad, consumos, estabilidad, en fin que no le vendría nada mal una dieta al Sebring.

Frenada
El Sebring Cabrio cuenta con un buen equipo de frenado que esta dispuesto a dar lo mejor de si. Pero no le exijamos mucho que se cansan rápidamente, soportar los más de 1.700kg no es moco de pavo y además los discos no son precisamente de un tamaño grande. A favor comentar que para un uso diario y lógico no presentan problemas. Los discos delanteros 294 mm son ventilados, los traseros 302 mm son macizos. Cuenta con ABS de última generación, y ayuda a la frenada de emergencia. Como detalle comentar que nuestra unidad a pesar de haber sobrepasado ya los casi 15.000km y con un trato no precisamente correcto (es lo que tienen los vehículos de pruebas) tenia los discos en un estado inmaculado, y las pastillas casi recién estrenadas. El tacto del pedal es excelente y aun acusando fadding seguimos teniendo una buena capacidad de frenada y dosificable.

Tracción
La tracción es por parte del eje delantero, es decir, tracción delantera. El Sebring Cabrio no presenta perdidas de tracción pero si de adherencia. En arrancadas es difícil ya que el control de tracción se encarga de mitigarlas. Donde si encontramos perdidas leves de adherencia es en carreteras reviradas, el alto peso y una suspensión pensada mas para el confort que para un buen paso por curva hace que el vehículo cargado tenga leves perdidas de adherencia en el eje trasero, pero repetimos son casi inapreciables. Y no comprometen es absoluto la seguridad.

Estabilidad
Como ya hemos anticipado y machacado con el tema, el peso es un factor clave a la hora de la estabilidad y por supuesto la suspensión. El Sebring Cabrio es lo que coloquialmente llama un “mecánico de bar.” una barca. Suspensión blanda, alto peso, y un tamaño respetable. Pero esto no tiene por que ser malo, el Sebring en autopista para viajes es mas cómodo que estar sentado en el sofá de nuestra casa. La estabilidad es correcta, simplemente correcta, en cuanto nos hacemos al vehículo nos podemos permitir algún lujo en curvas ya conocidas, pero poco mas, sino tendremos un sobreviraje, eso si facil de controlar.

Reposacabezas
El Chrysler Sebring Cabrio homologa cuatro plazas útiles, las cuales disponen de reposacabezas regulables en altura e inclinación.

Cinturones
Como en el caso anterior el Sebring Cabrio dispone de cuatro cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delantero incorporan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El Sebring Cabrio no es el vehículo más indicado para llevar a los niños, el acceso a las plazas traseras es bastante malo y dificultoso, introducir una sillita es una tarea harto complicada. Dispone de anclajes ISOFIX en las plazas traseras. El maletero es de un buen tamaño estando el coche capotado, descapotado su tamaño se reduce drásticamente y solo caben objetos de tamaño reducido.

Airbags
En cuanto a seguridad el Sebring Cabrio cuenta con 4 airbag de serie que son: Conductor, acompañante y laterales.

Euroncap
EuronCap no dispone de datos sobre el Chrysler Sebring Cabrio.

Recuperaciones
Las recuperaciones no son su fuerte, el motor muy voluntarioso por su parte da lo mejor de si en todo momento, peor el maldito peso es un gran lastre. Este vehículo con 300kg menos tiene que ser otro completamente diferente. El 0 a 100km lo realiza en 11,8 segundos. La velocidad máxima homologada es 186 Km. /h.

Caja de Cambios
El cambio de nuestra unidad era una caja manual de seis relaciones. El cambio presenta un buen tacto, el accionamiento es rápido y sin complicaciones. Las marchas pecan de ser algo largas, la sexta es algo mas corta de lo normal para ser la sexta marcha que se concibe como desahogo para el motor y bajar consumos. Esta es muy aprovechable, no solo en autopista/autovia.

Circulando por Carretera
En carretera el Sebring Cabrio se desenvuelve torpemente, sus reacciones son lentas, a no ser que pisemos a fondo el acelerador, en ese momento la cosa cambia, los 140cv hacen acto de presencia y los casi 1.800 Kg. parecen haberse puesto a régimen de repente. Por lo demás el alto confort del Sebring Cabrio a la hora de conducirlo perdona todo. Gracias al motor diesel los consumos son muy bajos, el consumo homologado es de: 5,6 litros a los 100km. Nuestro consumo fue mas alto, se situó en 6,3 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista el comportamiento es bueno, la suspensión filtra a las mil maravillas cualquier irregularidad en la calzada. En cambios de rasante o juntas de dilatación si notamos que rebota en exceso, pero es debido a su largo recorrido. El motor cuenta con suficiente potencia como para poder mantener cruceros a buenas velocidades, y además sin gastar más de la cuenta. El consumo homologado en este tipo de vias es de: 6,8 litros a los 100km. Nuestro consumo se situó en los 7 litros justos, fue difícil bajarlo de esa cifra.

Circulando por Ciudad
En la urbe el Sebring Cabrio despierta mas miradas por ser un coche poco usual y ser descapotable que por otra cosa. Su tamaño es a veces problemático a la hora de aparcar en línea. La suspensión es una maravilla para la ciudad, los resaltos, badenes etc… Pasan sin ser notados apenas. El consumo por ciudad es algo mas elevado, pero nada desorbitado. El homologado es de: 8,7 litros a los 100km. Nuestro consumo se situó en poco más de 9 litros con mucha ciudad, retenciones, atascos etc…

Calidad de Acabados
Los acabados del Chrysler Sebring Cabrio en general son buenos, los plásticos de las puertas son de una calidad algo mas baja de lo esperado, son de buen tacto y duraderos.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Sebring Cabrio son correctos aun que no estaría de mas cambiar algunos plásticos duros, por gomosos y con mejor tacto.

Conclusiones
En resumen el Sebring Cabrio reúne lo mejor de la berlina y de un cabrio, navega entre dos mares. Destacar el buen motor diesel que con “solo” 140 cv es capaz de mover con digna soltura los casi 1.800 Kg. del Sebring Cabrio en vacío. El comportamiento del Sebring es bueno en todos los aspectos solo hay que conocer sus debilidades y una de ellas son las curvas cerradas. Mejor ir con calma y de paseo, que para eso el Sebring cumple a las mil maravillas y si es descapotado mejor que mejor.

A favor: Motor diesel, consumos, espacio.
A mejorar: Peso, plásticos, frenos.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=VcIhCwRBffo


                  

Comenta o Pregúntanos