Por

Prueba Ford Ka

Ford Ka

La primera impresión del habitáculo al abrir la puerta es de que está bastante cuidado, el tamaño es bastante amplio para las medidas externas del coche, un volante de moderno diseño y un salpicadero siguiendo el mismo estilo en colores beige y gris con aplicaciones de aluminio nos dan un aspecto de modernidad, todo esta cercano a las manso del conductor, incluida la palanca de cambios que está situada en la consola central, sobre ella los mandos de las ventanillas y encima dos salidas de aire orientables, también tenemos unos círculos en negro donde están situados los mandos de la climatización, un poco mas arriba una cúpula con el equipo de sonido. Delante del volante disponemos de cuentavueltas, indicador de velocidad, temperatura del motor y nivel de combustible, todo en fondo oscuro con agujas en rojo. La posición de conducción es muy agradable siempre que no se sea muy alto, los pedales están bien situados y el volante cae perfectamente a las manos, esto unido a la cercanía de la palanca de cambios es suficientemente satisfactorio para hacer una conducción muy gratificante.

Visibilidad
La visibilidad en el Ford Ka TDCI es muy buena los montantes no son excesivamente grandes tanto los A como los B, incluso los C que aun siguiendo la línea marcada por la carrocería no son excesivamente molestos y permiten ver con cierto seguridad, los limpias barren un alto porcentaje de los cristales lo que en lluvia es muy de agradecer.

Impresiones de Conducción
La conducción de este Ford Ka Titanium TDCI de 75 CV es una delicia, su escaso tamaño su poco peso, y un motor con suficiente potencia cuando se le requiere, le hace moverse en trafico urbano como uno de los reyes del asfalto.
Toda la motricidad, del vehiculo, motor, cambio, embrague, suspensiones y frenos tienen un muy buen comportamiento, mas que suficiente para moverse con mucha soltura en cualquier medio.

Frenada
La frenada del Ka TDCI nos ha resultado mas que suficiente y mas tratándose de un vehiculo con poco peso (1.075 Kg.), si nos hubiera gustado que dispusiera de discos traseros, pero tampoco son excesivamente necesarios. Viene dotado de ABS, y lo que Ford titula como Distribución Electrónica del Frenado EBD, a esto le súmanos nuestra unidad también contaba con Control de Estabilidad IVD que como opción recomendamos sea instalar.

Tracción
En este apartado reseñar que a lo largo de toda la prueba, que se desarrolló en seco, no tuvimos ningún tipo de sobresalto por perdida de tracción, también en parte dado por la potencia del coche, y en parte por lo bien que tracciona por su par progresivo a pocas vueltas.

Estabilidad
El Ka TDCI a lo largo de la prueba mantuvo un grado de estabilidad muy bueno, el coche con dos pasajero abordo en terreno montañoso, y virado se mantuvo fielmente en la trayectoria señalada, las suspensiones son duras, pero tienen un recorrido algo largo lo que en algunos casos da la impresión de flotar, pero solo es una impresión, algo mas corto de recorrido y seria una estabilidad mucho mas acusada.

Reposacabezas
El vehiculo probado disponía de reposacabezas delanteros y traseros regulables en altura.

Cinturones
El coche dispone de cuatro cinturones de tres puntos de anclaje, estando dotados los delanteros con dispositivo pirotécnico de retención.

Bebes y Niños
Viene dotado del sistema ISOFIX de anclaje de seguridad para sillitas de Bebes en el asiento trasero.

Airbags
Incorpora dos en los asientos delanteros de serie, y como opción los laterales delanteros y traseros.

Euroncap
En el test consigue cuatro estrellas en Adultos, tres en protección para Bebés, y dos en protección a peatones.

Recuperaciones
El motor de 75 CV. Se muestra muy dócil a pocas vueltas, y para que “ande” hay que estirarlo un poco, una vez “metido en faena” , es un motor muy agradable de usar y sobre todo muy económico en consumo. En recuperaciones se muestra un poco perezoso, pero no dejándole bajar de las 2.000 vueltas dará lo mejor que lleva dentro.

Caja de Cambios
El cambio de este Ford Ka TDCi es una pasada por lo cercana que está la palanca de cambios del volante, lo que nos produce que los cambios sean rápidos y con poca caída de vueltas, el manejo es un poco “mecánico” en frío pero va mejorando según va tomado temperatura. Consta de cinco relaciones bien escalonadas con una 5ª suficientemente larga para que los consumos sean de cuatro litros, e incluso menos a los 100 Km.

Circulando por Carretera
En carretera el Ka se comporta bastante bien, aun con su escasa potencia, y gracia a un motor que se adapta a las circunstancias podemos hacer un trayecto adecuado y con un nivel de seguridad y prestaciones en relación al tamaño del coche, buena frenada y buenos tardos de suspensión que si fueran un poquito mas cortos lo harían incluso mas estable de lo que es, y lo es bastante dado su tamaño.

Circulando por Autopista
En este apartado el Ka TDCi se muestra bien aunque no es su elemento, la corta distancia entre ejes y su poco tamaño hace que su comportamiento sea un poco saltarín en estas autopistas tan llenas de baches, agujeros, parches y demás irregularidades que sufrimos en este país, se lo traga todo, pero también lo transmite todo a los pasajeros.Como compensación a esto podemos decir que hace unas buenas medias y sobre todo muchos kilómetros que con 35 litros se rozan los 800 kilómetros a velocidad mantenida de 100 – 120 en llano.

Circulando por Ciudad
La ciudad es su terreno preferido, su pequeño tamaño y su motor poco tragón, y muy ágil, nos deleita con una conducción muy desahogada, sin tener que estar vigilando el consumo continuamente, se comporta muy bien en el asfalto, pudiéndose aparcar donde otros no caben y el nuestro si, y es lo suficientemente grande como para cuatro adultos, un poquito pegados detrás, peor para un trayecto urbano de poco tiempo.

Calidad de Acabados
Los acabado del Ford Ka TDCi han sido muy cuidados y aportan detalles de modernización en muchos aspectos en relación a la anterior versión de este coche.
El vehiculo presenta un buen aspecto en general, no se escuchan ruidos en ninguna circunstancia, las soldaduras del chasis presentan un buen trabajo, los cierres y acoplamientos no presentan irregularidades de ningún tipo y sigue un línea en general muy buena.

Calidad de Materiales
Los acabado del Ford Ka TDCi han sido muy cuidados y aportan detalles de modernización en muchos aspectos en relación a la anterior versión de este coche. El vehiculo presenta un buen aspecto en general, no se escuchan ruidos en ninguna circunstancia, las soldaduras del chasis presentan un buen trabajo, los cierres y acoplamientos no presentan irregularidades de ningún tipo y sigue un línea en general muy buena.

Conclusiones
El Ford Ka en su versión TDCI, nos ha causado muy buen impresión, es un coche que entra por los ojos, sigue la línea que marca la nueva tendencia en la marca, es muy fácil confundirlo de lejos con el nuevo Fiesta.
Pequeño, bonito de diseño, agradable a la vista, moderno, bien acabado, resultón, con un buen motor, muy económico, que resulta muy agradable de utilizar en todos los medios, buena frenada, buena amortiguación, y un suficiente maletero en consonancia a su tamaño, con capacidad para cuatro adultos, aunque si es posible para trayectos cortos. En resumen una buen evolución del antiguo Ka, y que tiene muchos puntos en común con su “primo” el Fiat 500.

A favor: Motor, consumos, manejo.
A mejorar: Rumorosidad, maletero.

Redactor y probador: Daniel Gadeano Martínez / Eugenio Galdeano Vázquez.
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=HIOWc_FRU-U


                   

Comenta o Pregúntanos