Por

Prueba Porsche Cayman S PDK

Porsche Cayman S PDK

Esta semana os traemos la prueba del último Porsche Cayman S. Con motor boxer de 6 cilindros y 3.4 litros de cilindrada que eroga 320cv. El Porsche Cayman es el hermano pequeño del 911. Salvando las distancias claro. El gemelo sólo que versión cabrio del Cayman es el Boxter, con el que comparte prácticamente todo, desde mecánica a diferentes acabados, extras, etc… Este ultimo Cayman exprime aun mas su imagen Porsche sacando mayor potencia del propulsor boxer, 320cv. Mayor afinamiento de todo el sistema de suspensión y frenos. Que ya de por si siempre han sido de lo mejor de la marca. Exteriormente el Porsche Cayman S es un vehículo que no pasa desapercibido para el público y es que es un Porsche. Para ojos inexpertos puede parecerse mucho a un 911 Carrera. Pero si nos fijamos bien, ademas de los serigrafiados laterales de nuestra unidad, podemos ver que hay diferencias muy marcadas. Interiormente el Cayman no presenta grandes lujos ni un salpicadero revolucionario. Todo es serio, en su sitio y bien ubicado, claro esta, con una alta calidad en ajustes y materiales. El habitáculo es pequeño, tenemos que compartir espalda con el motor central, que perfectamente aislado no produce ni ruido en el interior ni tampoco despide calor. En el interior todo son detalles para una conducción eficiente en zonas que así lo permiten, ya que este vehículo fue pensado para correr, sólo que ha sido domesticado para un uso diario. Y con todos los controles electrónicos activos parece que conducimos un vehículo muy potente pero con la correa bien tensada para que no se escape. Una vez cogemos confianza nos permitimos el lujo de aprovechar los 320cv. El motor ruge con fuerza, el sonido es típico Porsche, aun que no tan marcado como en un Porsche 911. Los 320cv se consiguen casi al máximo de revoluciones. En todo el rango útil de revoluciones el motor empuja con decisión pegándonos al asiento mientras nos armoniza con un sonido excitante.

Visibilidad
Esta claro que en un vehículo como el Porsche Cayman los problemas de visibilidad que puedan haber se perdonan con tan solo girar la llave para arrancar el motor, en ese momento se nos olvida todo. Y es que ademas el Porsche Cayman S no presenta prácticamente problemas de visibilidad para su conductor. La visibilidad trasera aun siendo reducida por su línea exterior no es para nada problemática en el interior. Se ve correctamente en visión directa y a través del retrovisor central. Nuestra unidad montaba faros bi-xenon autoadaptivos que en el Cayman S son de serie. Dichos faros proporcionaban una alta cantidad de luz. Permitiendo una conducción muy relajada y segura.

Impresiones de Conducción
Llave en el contacto, giramos a la primera posición se oye la bomba de gasolina precargándose, pisamos el freno (es PDK) y arrancamos el puro músculo de 3.4 litros de cilindrada y 320cv. Es una mañana fría el motor suena mucho al ralentí, esta frió. Esperamos un par de minutos a que el ralentí se estabilice. El sonido del motor disminuye poco a poco. Ya no nos escucha todo el vecindario. Y es que el escapé del Cayman S es un poco escandaloso. Y eso que no es el deportivo. Emprendemos la marcha con suavidad, el frió parece que le afecta al Cayman, todo va mas duro. Desde la caja de cambios que tarda mas en cambiar a la propia suspensión que se nota mas enérgica. Después de unos 30 km el vehículo esta listo y preparado para ver que es capaz de hacer. Nos dirigimos a nuestra carretera conocida, donde nos conocemos cada piedrecilla del asfalto. Donde podemos disfrutar del Porsche Cayman S con total seguridad. Iniciamos la ruta con todos los controles activados, el asfalto esta frío y no vamos a jugarnos el tipo. Seleccionamos el cambio en modo secuencial y el botón Sport normal activado. El Sport+ desactiva el control de tracción. Empezamos a pisar con decisión el acelerador, el motor sube de vueltas sin miedo, el sonido de su motor bóxer nos transporta a otra galaxia. La estabilidad es muy alta nos permite pasar por curvas a velocidades altas sin menearse nada. Los frenos son inagotables, soportan frenadas fuertes y consecutivas. Después de una mañana de diversión paramos por que el Cayman S en este estilo de conducción gasta como es lógico y nos pide que pasemos por la gasolinera más cercana. Mereció la pena.

Frenada
Como es natural el equipo de frenos que equipa el Porsche Cayman S es digno de comentar a parte. Monta disco ventilados y taladrados en ambos ejes. Delante con pinzas flotantes de 4 bombines. Detrás pinzas flotantes de doble pistón. Los discos delanteros son de 318mm y los traseros de 299mm. El equipo de frenos esta preparado para soportar frenadas muy intensas y repetitivas. Los discos cogen temperatura rápidamente pero es difícil que en carretera abierta pierdan eficacia. En circuito ya es otro tema. El tacto del freno es exquisito, poco recorrido de pedal, buen mordiente en el primer tramo pisado y contundente frenada si así lo necesitamos.

Tracción
El Porsche Cayman S como buen deportivo es propulsión, es decir, la tracción corre por parte del eje trasero. Esto no supone ningún problema en la actualidad con los múltiples controles electrónicos que existen para impedir perdidas de tracción o que el culo nos adelante en cada curva. Antiguamente cualquier vehículo con tracción trasera era ya un peligro o eso pensaba la gente, daba igual que fuera un BMW 316i. Y es que depende de lo que se pise el acelerador cualquier vehículo puede dar sorpresas. El Porsche Cayman S es tracción trasera pero con todo activado no lo parece, podemos pisar con fuerza el acelerador en plena curva que el Porsche seguirá por el camino que le hemos marcado sin desviarse ni un milímetro. Sin los sistemas electrónicos activados la cosa cambia mucho, los 320cv son capaces de conseguir que el trasero del Cayman S pretenda adelantarnos si encabritamos a su 6 cilindros bóxer.

Estabilidad
De por si el Porsche Cayman S es un vehículo tremendamente estable, con una alto paso por curva. Pero, si aun queremos que lo sea más y sentir más la carretera tan sencillo como ajustar la dureza de la suspensión mediante un botón alojado cerca de la palanca de cambios del PDK. Solo con apretar este botón notaremos al instante un endurecimiento notable del sistema de suspensión. Se notan todas las irregularidades, todas las grietas. Seriamos capaz de notar hasta si hay un folio en la carretera. Y lo mejor de todo, es que la suspensión no se vuelve molesta he incomoda. Ahora bien, para transitar por ciudad mejor desactivar el endurecimiento de la suspensión.

Reposacabezas
El Porsche Cayman homologa dos plazas útiles, las cuales disponen de asientos deportivos que incorporan el reposacabezas. Por lo tanto no cuenta con ningún tipo de regulación.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas el Porsche Cayman solo dispone de dos plazas, algo lógico. Estas dos plazas disponen de cinturón de tres puntos de anclaje y pretensores pirotécnicos. También dispone de avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Definitivamente el Porsche Cayman no es un vehículo valido para un uso familiar. No se construyo con ese pensamiento. Solo dispone de dos plazas y ambos maleteros cuenta con un espacio suficiente para dos adultos y poco más. No dispone tan siquiera de sistemas de fijación de sillitas.

Airbags
En el Porsche Cayman disponemos de un máximo de 6 Airbag. De conductor, acompañante, laterales y de cortina.

Euroncap
EuronCAP no dispone de datos acerca del Porsche Cayman S

Recuperaciones
Claramente el Cayman S es un vehículo rápido en todo lo que hace, ya sea en aceleración pura o realizando adelantamientos. También lo es recuperando velocidad de forma efectiva. Y es que el cambio automático PDK se encarga de seleccionar de manera rápida la marcha idónea para cada momento, de este modo los 320 cv del motor Porsche salen ha relucir en cuestión de segundos. El 0 a 100 Km. / h lo realiza en tan solo 5,1 segundos. Una cifra a tener en cuenta. La velocidad máxima según ficha técnica es de 275 Km. /h. Sin limitación electrónica.

Caja de Cambios
A lo largo de la prueba hemos hablado poco del cambio automático de Porsche. Más concretamente del nuevo cambio automático de Porsche. Como hacia falta que Porsche sacara a la venta un cambio automático secuencial como el PDK. Ha grandes rasgos el PDK es un DSG del grupo VAG, utilizan el mismo sistema para funcionar. Dos embragues en baño de aceite. De ahí su rapidez, exactitud y cómodidad. Los cambios se suceden de forma rápida e imperceptible. Con el modo Sport activado la caja de cambios estira mas la marchas. Y con el Sport + activo la caja de cambios esta programada para llegar hasta el corte de inyección. En modo secuencial podemos apurar una marcha hasta el corte y el sistema no subir marcha hasta que nosotros no queramos. Sin los sistemas Sport y Sport+ activos si llegamos al régimen máximo del motor la caja PDK subirá de marcha automáticamente.

Circulando por Carretera
Es en carretera abierta donde podemos sacarle los colores al Porsche Cayman S, eso si con mucha precaución y cuidado. Los 320cv del motor boxer dan para mucho. Están perfectamente aprovechados. Y sorprende gratamente de los que son capaces. Ya hemos comentado que el Cayman S goza de una tremenda estabilidad que nos permite un mayor paso por curva y tener todo muy controlado. Los múltiples ajustes electrónicos nos dejan según nuestro criterio disfrutar más o no de la potencia del Cayman S. Es un vehículo que es facil de conducir rápido con todos las ayudas activadas. Sin ninguna de ellas requiere muchas manos y experiencia al volante y más aun si vamos pie a tabla. Pero no todo es velocidad, aceleraciones y frenadas fulgurantes. No solo en eso es bueno el Cayman S. Nos imaginamos que el gasto de carburante del Cayman S seria elevado. Y más aun sabiendo que nuestra unidad estaba prácticamente en rodaje. A la hora de realizar la ruta de prueba por carreteras sinuosas y reviradas el consumo medio se situó cercano a los 18 litros. Nos pareció poco para las prestaciones del vehículo. En una conducción normal hemos llegado a ver consumos por debajo de los 8,5 litros a los 100km. El homologado para este tipo de vía es de 6,5 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
El Cayman S es un vehículo perfectamente valido para viajar con el, a 120km/h el sonido del motor no es para nada molesto. El consumo es francamente bueno. La suspensión no se convierte en una molestia. Naturalmente dependiendo de por que tipo de carretera/asfalto transitemos. Por nuestra parte realizamos un pequeño viaje por autovia y el Porsche Cayman S es un vehículo deportivo muy valido para viajar. No saldremos muertos del Porsche al terminar nuestro viaje. Nuestro consumo se situó en 9 litros a los 100km en todo el viaje. Casi todo el viaje fuimos entre 100 Km. /h y 120 Km. /h.

Circulando por Ciudad
En ciudad todo es diferente, la suspensión se muestra mas incomoda por todos los tipos de badenes, resaltos y etc… El consumo aumenta notablemente. Aparcar en ocasiones puede ser misión imposible en calles estrechas y es que el radio de giro del Cayman S es muy pequeño, teniendo que realizar muchas maniobras. El motor cuenta con suficiente par a bajas vueltas como para permitirle al cambio automático PDK ir en marchas altas con el consabido ahorro de combustible y la reducción de sonido proveniente del motor. Como hemos comentado al principio de la prueba, el Cayman S no pasa desapercibido entre los viandantes. Su sonido típico Porsche su imagen agresiva hace que la gente se gire al pasar. El consumo por ciudad se situó en cerca de 12 litros a los 100km recorridos. El homologado es de 13,9 litros a los 100km. Decir que nosotros no nos topamos con ningún tipo de retención. Sólo semáforos, Stops y cedas.

Calidad de Acabados
Porsche puede presumir de disponer de unos mas que correctos acabados. Los interiores son sobrios, serios. Pero quien busca en un Porsche un acabado más juvenil con cosas sin sentido. Mejor que siga la línea de toda la vida y que a todos nos gusta.

Calidad de Materiales
Los materiales empelados son de correcta calidad, desde la piel de los asientos a los plásticos empleados en las puertas, que son blandos al tacto.

Conclusiones
En resumen, el Porsche Cayman S es una magnifica maquina que reúne lo fundamental para hacernos pasar un buen rato en carreteras de montaña. Y a la vez es un vehículo que si nuestro bolsillo nos lo permite se puede usar diariamente. No es derrochador de combustible. Y más si tenemos en cuenta su filosofía. Sin duda es una magnifica alternativa si no podemos alcanzar al Porsche 911. El Porsche Boxter es también un buen candidato si nos gusta ir viendo las estrellas en noches de verano.

A favor: prestaciones, motor, sonido
A mejorar: Sólo Sin plomo 98, sonido rodadura neumáticos.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=_z9_6vIWR14


    

Comenta o Pregúntanos