Por

Prueba Skoda Scout 2.0 TDI 140cv 4×4

Skoda Scout 2.0 TDI 140cv 4x4

El Skoda Scout deriva de la plataforma del Skoda Octavia, mas en concreto de la versión Combi del Octavia. Su interior es a grandes rasgos idéntico al del Octavia Combi, no se aprecian diferencias notables entre el Combi y el Scout. En el exterior las diferencias son perceptibles a simple vista, ademas de una mayor altura y un recorrido mayo de suspensión a favor del Scout, la imagen es de un todo camino, haciendo uso de paragolpes de color negro y plásticos en los laterales y pasos de ruedas. Otorgándole una imagen de vehículo mas campero y con aptitudes off road. Actualmente el Skoda Scout se comercializa con dos motorizaciones, 1.8 TSI de 160cv en gasolina y el conocido 2.0 TDI de 140cv en diesel. Este último es probado en nuestra unidad. Lo primero que notamos al poner en marcha el motor es que no es la versión de conducto común (Common rail) si no su variante anterior de bomba inyector, siendo mas rumoroso al ralentí, con menos bajos que el CR y con un estilo de conducción completamente diferente. Mas rudo en todo el recorrido útil de revoluciones, eso si, hace gala de su patada TDI que en los actuales CR esta muy descafeinada. El interior es espacioso tanto para las plazas delanteras como para las traseras, donde caben dos adultos con alta comodidad de espacio lateral y para las piernas. Incluso tres adultos pueden viajar sin muchos problemas. El maletero es también de gran espacio, permitiendo el transporte de maletas de gran tamaño e incluso otros objetos más contundentes. Actualmente se puede adquirir el Skoda Scout TDI con motorización 2.0 TDI 140cv Common Rail.

Visibilidad
La versión Combi/Scout solo difiere del Octavia normal en que es un vehículo mas familiar, y en cuanto a visibilidad es francamente mejor que en la versión berlina del Octavia. El Scout goza de una zona acristalada trasera de mayor tamaño, proporcionando al conductor mejor visión directa. Los laterales y la parte delantera es correcta, sin impedimentos en una visión directa. Nuestra unidad montaba faros de xenon, excelentes para una conducción nocturna, donde podremos comprobar que es un extra a día de hoy imprescindible en nuestro vehículo.

Impresiones de Conducción
El Skoda Scout es un vehículo concebido para un uso familiar, es decir, no es una versión RS, eso esta claro. Deriva de la versión Combi, que con unos cuantos ajustes y cambios permite disponer de tracción total, mayor altura disponible y un agrado de conducción muy por encima de lo esperado. Todo esto con una correcta habitabilidad interior. La estabilidad del Scout es sin duda una de sus mejores bazas, es notorio lo bien que se pega al asfalto, sin que en ningún momento notemos un balanceo apreciable de la carrocería. Gran parte de esta labor la tiene el complejo esquema de suspensión usado en el Scout, que permite un alto confort de marcha y una estabilidad sin precedentes. Y lo mejor de todo, en ciudad no se vuelve seca y molesta para sus pasajeros. El motor diesel se muestra muy capaz de mover con soltura al Scout y es que en esta versión se dejan notar los kilos de más del embrague acoplable Haldex.

Frenada
Skoda a optado por utilizar un equipo de frenos acorde con las prestaciones del vehículo dotándolo de una buena capacidad de frenada. Montando frenos ventilados de 288mm en el eje delantero y macizos de 236mm en el trasero. Este equipo de frenos cumple con su función sin titubear, frena con contundencia. Y demuestra que en las frenadas de emergencia trabaja al 100% parando el Skoda en pocos metros con una eficacia envidiable. Dispone de ayudas electrónicas como ABS de última generación, ASR, ESP, EBD, MSR, ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
Otra parte importante de este Skoda Scout es su tracción 4×4 proporcionada por un embrague acoplable Haldex. Que se encarga de transmitir fuerza al eje trasero cuando el delantero tiene dificultades. En uso normal la tracción 4×4 aventaja poco a un tracción delantera, solo la notaremos en momentos puntuales donde la capacidad de tracción del eje delantero es precaria. En ese caso disponer de tracción total es un plus de seguridad. En un uso off road si que se le saca buen provecho, donde en zonas de tierra con baja adherencia podemos hacer buen uso de ella.

Estabilidad
Siempre se ha asociado con los Suv / todocamino que al tener mayor altura con el suelo y un mayor recorrido de suspensión la estabilidad es peor que el de una berlina normal. Y en parte es pura lógica, cuanto mas alto es el punto de gravedad pero. En el caso del Skoda Scout el eficiente trabajo realizado en la suspensión permite un alto paso por curva sin apenas balanceo de la carrocería. Y fuera del asfalto nos permite disfrutar de zonas donde otros vehículos no pueden llegar. El Scout monta ESP de serie, muy útil para zonas con poca adherencia.

Reposacabezas
El Skoda Scout homologa cinco plazas disponibles con sus correspondientes reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros carecen de regulación de inclinación, solo son regulables en altura.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas el Skoda Scout viene provisto de 5 cinturones de tres puntos de anclajes, es decir de tipo estándar. Los delanteros llevan pretensores pirotécnicos. Aviso acustico si no nos ponemos el cinturón.

Bebes y Niños
El Scout es ideal para un uso familiar, tiene un buen acceso a las plazas traseras, provistas de anclajes ISOFIX para las sillitas de bebes. Un maletero más que decente de 580 litros de capacidad. Que no presentará problemas para transportar todo lo necesario para nuestro bebe.

Airbags
En cuanto a seguridad el Skoda Octavia viene bien surtido, de serie trae 8 airbags.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Skoda Scout obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 27 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Los 1570kg en vacío del Skoda Scout se dejan notar a la hora de acelerar y recuperar velocidad rápidamente. Y es que los 140cv dan para mucho pero los más de 1500 kilos lastran notablemente. Realiza el 0 a 100 en 10.2 segundos. Una cifra corriente. Su velocidad máxima según ficha es de 197 Km. /h. Prestacionalmente la versión gasolina del Scout barre a la diesel, con un 0 a 100 en 8,4 segundos y una velocidad máxima por encima de los 210km/h. Eso si, en consumos el diesel sigue siendo el rey.

Caja de Cambios
El Skoda Scout solo se puede comprar con caja de cambios manual de 6 relaciones, no se dispone de cambio DSG. La caja de seis velocidades manual presenta un buen tacto al uso. Las marchas entran con facilidad y el escalonado entre si es correcto. La sexta marcha es muy utilizable, no solo en autopistas, en carretera perfectamente a 90km/h podemos ir en sexta.

Circulando por Carretera
A lo largo de la prueba realizada el Scout transito por todo tipo de vias, siendo en este tipo donde más kilómetros se efectuaron. En este tipo de vía el Scout se encuentra cómodo, pisa bien y con buen aplomo. No presenta balanceos. Al tomar las curvas el Scout entra aplomado y sale sin mayor problema. En una conducción mas decidida podemos observar como el Scout hace lo imposible por pasar limpio por las curvas, su buen tarado de suspensión le permite un alto paso por curva sin castigar a sus ocupantes. El control de estabilidad (ESP) no hizo aparición en este tipo de vias. El consumo del propulsor diesel es muy bajo a velocidad continua, se situó la media en 6 litros a los 100km. Siendo el homologado por la marca de 5,4 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía el comportamiento del Skoda Scout es neutro, pisa bien en el asfalto, siendo estable para una conducción rápida. Contamos con buena potencia para poder mantener ritmos altos en autopistas/autovias. Gran confort de marcha, podemos realizar viajes largos, que tanto el motor como por potencia, autonomía y confort de marcha nos lo permite. Consumos muy bajos en este tipo de vías, el nuestro se situó en 7.0 litros a los 100km. El homologado nos dice que aun podíamos haber bajado un poco más, 6,4 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad como ya hemos comentado a lo largo de la prueba, ademas de una estupenda capacidad de absorber baches, tenemos un maletero muy aprovechable 580litros. Los poco mas de 4,5 metros de longitud no presentan un problema a la hora de tener que aparcar en línea o batería. El consumo en ciudad sube como es lógico, pero sigue siendo contenido para la potencia del motor. Nuestro consumo no bajo de los 9 litros en ningún momento. El homologado es de 8 litros en ciudad. 173 gramos de Co2 por kilómetro recorrido.

Calidad de Acabados
Los acabados del Skoda Scout en general son muy buenos, casi a la par de los de Seat, no comparable aun a los de Volkswagen. Pero poco a poco Skoda va subiendo escalones sin pausa.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son correctos, abundan los plásticos blandos en partes que ni siquiera otras marcas de más renombre ponen.

Conclusiones
En conclusión, el Skoda Scout es un perfecto vehículo familiar, tanto por capacidad como por uso, es ideal para poder pisar el campo, y para un uso diario. No teniendo un gasto elevado de combustible. Sus capacidades offroad lo hacen muy atractivo para gente que realice excursiones o algún tipo de trabajo en pistas de tierra, donde el Scout se desenvuelve de maravilla.

A favor: Motor, consumos, tracción total.
A mejorar: Boca carga maletero, rumorosidad motor.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=7O5Wdzb-n6w


          

Comenta o Pregúntanos