Por

Prueba Mazda6 2.2 CRTD 163cv Sportive

Mazda6 2.2 CRTD 163cv Sportive

Hace unos meses probamos el Mazda6 dotado de motor gasolina 2.5 que produce una potencia de 170cv. Este motor se mostros muy sueva y con una entrega de potencia progresiva hasta el corte de inyección. Ahora probamos de nuevo el Mazda6, pero esta vez propulsado con motor diesel. Se trata del 2.2 CRTD en su variante de 163cv. Que entre otras cosas es la más equilibrada. Es increíble el cambio que puede dar el Mazda6 de un motor a otro. La ayuda del turbocompresor es determinante en estas mecánicas. Estamos convencidos de que si el 2.5 de 170cv fuera gracias a un turbocompresor las aceleraciones, recuperaciones y sobre todo sensaciones serían muy diferentes. Y es eso lo que convierte al Mazda6 2.2 CRTD de 163cv en un vehículo más prestacional que su hermano mayor de gasolina. A pesar de un mayor peso y menor potencia. Y si la versión de 163cv se nos queda corta siempre podemos optar por la de 185cv que sin duda no nos dejara indiferentes. Una cifra cercana a los 200cv son palabras mayores. El Mazda6 probado tenía el acabado Sportive, que no por ello quiere decir que se una versión deportiva o con un tarado de suspensión que nos deje las espalda molida en dos días. A diferencia de los acabados más bajos, el Sportive de serie lleva prácticamente todo lo que necesitamos. Exteriormente se diferencia por unas llantas más llamativas de 18″. Y sí, una suspensión más firme que no seca para contener mejor la carrocería en zonas reviradas. El interior del Mazda6 es amplio para todos sus ocupantes, desde el conductor hasta los pasajeros de atrás dispondrán de buen espacio en general. Los asientos delanteros, forrados en piel sujetan más que bien el cuerpo. Regulables electrónicamente y calefactables. El salpicadero del Mazda6 es sobrio, serio y de buena calidad. Engloba toda la botonería útil en la parte central del mismo. Donde encontramos los mandos del climatizador y navegador multimedia.

Visibilidad
La visibilidad del Mazda6 es buena siendo una berlina de un tamaño medio. Los cristales son amplios, como opción pueden ser tintados, que no restan excesiva luminosidad al interior. La visión en tres cuartos se ve apoyada en los grandes y eficientes espejos exteriores, hacia atrás se ve bien, el cristal es amplio, y el espejo cubre toda la superficie. La iluminación es francamente buena para movernos por la noche, viene dotado de faros de bi xenon, que iluminan y abren el haz de luz lo suficiente como para permitirnos ir muy confiados y relajados de noche.

Impresiones de Conducción
Habiendo pasado por la redacción de PacoCostas.com ya unos cuantos Mazda6 sin duda este 2.2 CRTD de 163cv ha sido hasta la fecha el que mejor sabor de boca nos ha dejado. Su mecánica responde con fuerza desde bajo régimen produciendo 163cv a 3500 revoluciones sin desfallecer apenas al llegar a las 4500 revoluciones. En cifras es un vehículo rápido, realizando el 0 a 100 km/h en 8,9 segundos. Con una velocidad máxima de 212 km/h. Todos estos números están muy bien, ahora hablemos de las sensaciones que produce el Mazda6 a la hora de sacarle partido. El 2.2 CRTD dispone de 360 Nm de Par a partir de 1600 revoluciones, pagándonos con fuerza al asiento hasta pasadas las 4000 revoluciones. A la hora de emprender un adelantamiento el motor empuja con ganas terminando antes de los que hubiéramos pensado. Si lo comparamos con su hermano mayor de 170cv gasolina las diferencias son aplastantes. El CRTD gana por goleada, no sólo en prestaciones, también uso del motor y consumos. Y eso que el 2.5 de 170cv no era muy derrochador de combustible.

Frenada
El equipo de frenos montado en el Mazda6 2.2 CRTD Sportive se compone de discos de freno en ambos ejes. Delante, tenemos discos ventilados de 299mm. Detrás, discos macizos de 280mm. El sistema de frenos funciona correctamente en todo momento, el tacto del freno es bueno, disponemos de un alto mordiente desde el primer tramo del pedal. En una conducción normal es difícil presenciar problemas en los frenos, ya sean fatiga como falta de capacidad de frenado. El ABS es de última generación, poco intrusivo, dejando dosificar al conductor en frenadas no consideradas de emergencia.

Tracción
En este apartado no podemos tener ninguna crítica en este aspecto, el coche fracciona perfectamente, y sin ningún tipo de titubeo incluso en superficies con poca adherencia nunca dio problemas, incluso en vías con nieve y hielo nos permitió salir airosos de la situación. Decir que viene dotado de control de tracción y de estabilidad. Los neumáticos de la unidad de prueba eran unos Dunlop Sport en medida 225/45/18″, que asociados a la buena capacidad de tracción del Mazda las pérdidas son nulas y casi inexistentes.

Estabilidad
El Mazda6 es un coche estable, su larga distancia entre ejes y sus suspensiones firmes que no duras nos dan como resultado una sensación de seguridad en la conducción. Indicar que viene equipado con control de estabilidad lo que siempre es una mayor seguridad añadida. La suspensión prima más por el confort de los pasajeros que por una dureza mayor, pero es que en el caso del Mazda la estabilidad ya de por si es buena, así que nos parece una magnífica idea de dotar al vehículo de un mayor confort de marcha. Se inscribe perfectamente en las curvas, entra con decisión. El bastidor es capaz de digerir la potencia del motor sin problemas. El control de estabilidad (ESP) Hizo acto de presencia solo en circunstancias contadas y es que la carretera estaba nevada y con leves capas de hielo. Los deslizamientos estaban a la orden del día. El Mazda6 se comportó a las mil maravillas.

Reposacabezas
El Mazda6 dispone de cinco reposacabezas, los cinco son regulables en altura, y los delanteros también en inclinación, pero no son activos.

Cinturones
El vehículo dispone de cinco cinturones de tres puntos de anclaje, estando dotados los delanteros con dispositivo pirotécnico de retención. Todos ellos disponen de avisador acústico al emprender la marcha de cinturón no abrochado.

Bebes y Niños
Viene dotado del sistema ISOFIX de anclaje de seguridad para sillitas de bebes en el asiento trasero. Cuenta con un maletero capaz de 510 litros. Con una buena boca de carga si se trata de la versión 5 puertas como la aquí probada.

Airbags
Viene equipado con airbag de conductor, acompañante (desconectable), laterales, de cortina, etc…

Euroncap
En el test de seguridad el Mazda6 obtiene cinco estrellas para pasajeros, cuatro para bebés y cuatro para peatones, es evidente el buen trabajo realizado.

Recuperaciones
El Mazda6 con motor 2.2 CRTD de 163cv es capaz de realizar el 0 a 100 Km. /h en 8,9 segundos. Con una velocidad máxima según ficha técnica de 212 Km. /h. En la práctica el motor 2.2 CRTD de 163cv se muestra activo en la entrega de potencia. Es un motor que desde muy abajo ya está entregando una buena cantidad de potencia. En una conducción normal y tranquila el motor ser comporta mejor de lo esperado, silencioso, parco en consumos y con una buena respuesta al acelerador. En recuperaciones rápidas con engranar la marcha correspondiente solo nos queda acelerar lo necesario. Es curioso como con la moda del downsizing aún existen motores de cilindradas altas como este 2.2 CRTD y potencias correctas. Ya que ahora de un “pequeño” 1.6 se están sacando casi 150 cv (Diesel) a base de turbo. Claro está que la respuesta del 1.6 turbo será más brusca, pero no por ello ha de ser mejor. En fiabilidad el 2.2 CRTD siempre ira por delante.

Caja de Cambios
El cambio de este Mazda6 es una auténtica delicia de usar, suave, preciso y sin ningún tipo de rozamiento al actuar sobre la palanca, su escalonado es muy efectivo y adecuado a la potencia que tiene que transmitir el motor. Cuando la caja esta fría si podemos notar un tacto algo más mecánico que cuando adquiere su temperatura. Es de las pocas cajas manuales que te transmite en todo momento que marcha vas a introducir. Es muy buena para conducción rápida. Ya que las marchas entran con rapidez.

Circulando por Carretera
En carretera el Mazda6 2.2 CRTD Sportive tiene un buen comportamiento, se sujeta bien y frena muy bien, el motor cumple con lo que se le pide, y debemos tener presente que estamos tirando de 4,775 m de largo y 1.445 kg de peso. Que por suerte es de las berlinas más contenidas en cuanto a peso en vacío. Y no por ello verse la seguridad afectada. En este tipo de vías el Mazda6 puede darnos más de una alegría si sabemos lo que tenemos entre manos. El bastidor del Mazda es soberbio y bien llevado puede ser un vehículo muy rápido. Su motor, en este caso el 2.2 CRTD aun siendo diesel nos permite soltar un poco de adrenalina de vez en cuando en carreteras de montaña reviradas. Y lo mejor, con unos consumos razonablemente ajustados. En una conducción normal el Mazda6 2.2 CRTD de 163cv gasta unos 6 litros a los 100 km recorridos. En ocasiones hasta menos.

Circulando por Autopista
En este apartado el Mazda6 es donde más se disfruta, como hemos comentado su motor de 163 cv muy económico con gran autonomía y unas suspensiones muy acordes con el cometido de hacer muchos kilómetros sin cansar a los pasajeros, nos dará como resultado que es un coche muy orientado a viajar, su gran maletero y la buena accesibilidad a las plazas traseras terminan de confirmarlo. En este tipo de vías su consumo es de poco más de 6 litros a los 100km. El homologado por la marca nos dice que puede llegar a gastar 5,5 litros.

Circulando por Ciudad
La ciudad es uno de los terrenos donde el Mazda6 mas sufre, su gran volumen para aparcarlo en lugares estrechos, y los continuos atascos de nuestras ciudades hacen que sea un poco cansado el atasco diario, por lo demás se comporta honorablemente, sus consumos no suben demasiado y es un vehículo muy apto para el día a día. En este tipo de vías su consumo es de poco más de 8 litros a los 100km. El homologado por la marca nos dice que puede llegar a gastar 7 litros.

Calidad de Acabados
Los acabados del Mazda6 están muy cuidados con muchos detalles.

Calidad de Materiales
De calidad, siendo la berlina de la marca, lo han dotado de materiales más que correctos, entre ellos el aluminio y plásticos negros de buen tacto y aspecto.

Conclusiones
En conclusión, el Mazda6 dotado de mecánica diesel es más aprovechable que su hermano mayor con el 2.5 de 170cv. No por potencia o consumos. Si no por un poco de todo. El motor CRTD responde mejor y más rápido al acelerador. Haciéndolo mas cómodo para un uso diario. No por ello el 2.5 de 170cv es pesado de conducir, para nada. Pero si queremos disponer de sus 170cv deberemos obligadamente exprimir el motor. Con el consiguiente consumo que supone. Por no hablar de futuras averías. Que ninguno de los dos está exento.

A favor: Consumos (Carretera), espacio interior, confort de rodadura.
A mejorar: Consumo (ciudad), rumorosidad en frio.

Probadores: Daniel Galdeano Martínez / Eugenio Galdeano Vázquez
Redactor: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=agqZpiCzscI


            

Comenta o Pregúntanos