Por

Prueba Mini Cooper Coupe 1.6 122cv

Mini Cooper Coupe 1.6 122cv

Esta semana os traemos la prueba del nuevo Mini Cooper Coupé. La unidad probada venia dotada del motor de acceso a la gama Coupé del Mini. Se trata del 1.6 atmosférico de 122cv. Un escalón por encima disponemos del Cooper S, el mismo motor sólo que modificado, turbo alimentado rindiendo 184cv. Y por último en gasolina el John Cooper Works, con sus 211cv. En diesel podemos optar por el Cooper SD de 143cv. Un magnifico motor, con un gasto de combustible muy bajo. Nuestra unidad con el 1.6 de 122cv se mueve muy bien, el motor se muestra lleno desde bajas vueltas. Y, como buen atmosférico que es necesita subir a la parte alta del tacómetro para dar lo mejor de sí. Donde se le nota un poco falto de fuerza es en adelantamientos e incorporaciones rápidas. Donde, sin duda el Cooper S no tiene problemas. Exteriormente el nuevo Mini Coupé no pasa desapercibido para el público. Su diseño Coupé gusta y mucho. Nuestra unidad montaba unas llantas muy bonitas como opción, a parte de la suspensión deportiva que le otorgaba un gran paso por curva. Interiormente el Mini como es natural pierde espacio. Ahora es un biplaza. Detrás de los asientos tenemos pequeños huecos para dejar objetos y dos altavoces. Además de una trampilla con acceso directo al maletero. El puesto de conducción no difiere del de un Mini “normal”. Simplemente mencionar, que dada la línea externa de esta versión Coupé la inclinación del parabrisas es mayor, dando una sensación de menor espacio en el interior del que de verdad hay.

Visibilidad
En cuanto a visibilidad el Mini Coupé si presenta alguna leve dificultad, que por su diseño es insalvable. Desde el puesto del conductor la visibilidad delantera y lateral es como la de cualquier Mini, Buena. Ahora bien, hacia atrás es donde la pequeña luna trasera nos resta mucha visibilidad. Cuando el alerón hace acto de presencia por encima de los 80 Km/h también resta visibilidad trasera. Nuestra unidad venia equipada con faros bi-xenon, imprescindibles hoy día. Estos faros proporcionan una buena cantidad de luz. Con un haz potente y una mayor anchura que los halógenos convencionales.

Impresiones de Conducción
En esta prueba tomamos como referencia al Mini Cooper S Coupé, ya sabemos que cada motor es como la noche y el día. Aun siendo la misma base el turbo alimentado es brillante en prestaciones, recuperaciones y consumos. Por su parte el atmosférico también es buen motor, potente y muy elástico que da lo mejor de sí en la parte alta del tacómetro. Siendo inevitable subirle de vueltas si queremos disponer de los 122cv. Es un motor que a bajas vueltas se muestra algo perezoso. También goza de unos excelentes consumos y de un bonito sonido de escape. Para una conducción diaria es un vehículo muy válido, el motor no consume en exceso. Tanto el embrague como la caja de cambios tienen un buen tacto, permitiendo transitar por ciudad sin problemas. En una conducción más decidida el motor necesita ir alto de vueltas para no perder fuerza. La sexta marcha es prácticamente inútil en carreteras de único sentido. Teniendo que bajar a quinta o en ocasiones a cuarta.

Frenada
El equipo de frenos que monta el Mini Cooper Coupé es de discos en ambos ejes. Delante discos ventilados de 280mm. Detrás discos macizos de 259mm. Capacidad más que sobrada para tolerar y soportar frenadas intensas sin desfallecer. Cuentan con un buen mordiente en el primer tramo del pedal que poco a poco va desapareciendo, teniendo que hacer mayor fuerza sobre el pedal, sin perder capacidad de frenada. El ABS es muy poco intrusivo, prácticamente no hace aparición hasta muy tarde, siendo rápido y evitando bloquear las ruedas. Contamos con ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
El Mini Cooper Coupé se comercializa con cambio manual o automático, la unidad probada disponía de cambio manual de seis relaciones. Con un cambio manual es más fácil perder rueda en arrancadas, con el automático es prácticamente imposible. En marcha sucede prácticamente igual, con el cambio manual si somos un poco burros podemos tener pérdidas de tracción, con el automático es verdaderamente difícil. Si realizamos una conducción rápida no debemos temer a las pérdidas de adherencia, son mínimas y para apreciarlas debemos ir muy pasados siendo ya el menor de nuestros problemas. El ASC+T se encarga de mitigar lo máximo posible las pérdidas de tracción en arrancadas fuertes.

Estabilidad
Con la misma distancia entre ejes el coche es muy estable, con un aplomo que ya quisieran otros modelos de dimensiones más grandes, aun siendo duro y con un recorrido de suspensiones corto, no es molesto su comportamiento, el paso en curva es muy rápido lo que se traduce en una sensación de seguridad al conductor, no hay ninguna señal de deslizamiento. El ESP es de serie, en el Cooper trabaja más bien poco, hace aparición cuando se necesita y rápido.

Reposacabezas
El Mini Cooper Coupé dispone de dos reposacabezas ya que está configurado como un biplaza, los dos son regulables en altura e inclinación.

Cinturones
El coche dispone de dos cinturones de tres puntos de anclaje, estando dotados con dispositivo pirotécnico de retención y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Sin duda el Mini Cooper Coupé no es el más indicado para un uso familiar. La ausencia de plazas traseras lo convierte en un vehículo pequeño y de corte deportivo. Su maletero es de 280 litros. Un buen tamaño para dos ocupantes

Airbags
Incorpora un buena dotación, dos Airbags delanteros, dos laterales, de cortina, etc..

Euroncap
En la página web EuronCAP no figura el Mini Cooper Coupé.

Recuperaciones
El Mini Cooper Coupé tiene un peso en vacío de 1165 Kg., sus 122 cv son sobradamente capaces de mover este peso y de conseguir una prestaciones correctas. El 0 a 100 Km. /h lo realiza en 9 segundos. El 0 a 1000m en 30,1 segundos. Aceleración 80 a 120 Km. /h 4ª/5ª marcha: 9,4 / 11,9 segundos. Su velocidad máxima según ficha técnica es de 204 km/h..

Caja de Cambios
La unidad probada disponía de un cambio manual de seis relaciones. El tacto de la caja en todo momento fue bueno, las marchas entran con facilidad y el recorrido entre ellas es corto. La sexta marcha es poco utilizable por el poco par a bajas vueltas.

Circulando por Carretera
El Mini Cooper Coupé se encontraba como pez en el agua en este terreno, donde podemos exprimir dentro de unas limitaciones las prestaciones que posee. Además de unas correctas prestaciones nos encontramos con unos consumos verdaderamente bajos. El consumo homologado es de 4,6 litros, si 4,6 litros a los 100km. Nuestro consumo fue más alto, cercano a los 7 litros a los 100km recorridos.

Circulando por Autopista
Su comportamiento es muy bueno en este tipo de vía, con una sexta marcha que en ocasiones es poco utilizable. Ya que el motor se queda muerto. El desarrollo de la sexta marcha es demasiado largo. Si se avecinan pendientes lo mejor sin duda es recurrir a quinta e incluso a cuarta marcha si así lo requiere la situación. Los consumos homologados en autopista son de 5,4 litros a los 100km. Nuestro consumo fue más alto que el homologado. Cercano a los 7,2 litros a los 100km recorridos. Respetando siempre la velocidad máxima de la vía.

Circulando por Ciudad
En este terreno el Mini Cooper Coupé es entre otros de los que más se puede disfrutar de él, su tamaño unido a su potencia de motor y rápida dirección, hacen de él un coche verdaderamente muy cómodo de usar en tráfico urbano, y a la hora de aparcar las posibilidades no tendremos problemas. Como ya hemos comentado anteriormente tanto el embrague como la palanca de cambios tienen un tacto blando que facilita su intensiva utilización por ciudad. El consumo homologado en ciudad es de 6,9 litros a los 100km recorridos. Nuestro consumo se situó cerca de los 9 litros a los 100km.

Calidad de Acabados
Los acabados son excelentes, nada de crujidos, ni piezas mal encajadas. Muy aparente y agradable al tacto.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Mini Cooper Coupé son de muy buena calidad, tanto la piel de los asientos como los plásticos utilizados.

Conclusiones
En conclusión, el nuevo Mini Cooper Coupé riza el rizo. Si la versión “normal” del Mini ya de por si daba unas sensaciones deportivas, de vehículo con carácter y soldado al asfalto. En esta versión Coupé tenemos esas mismas buenas sensaciones y además una imagen deportiva que dará mucho de qué hablar. A falta de probar más versiones de este nuevo Coupé de Mini, tenemos presente de que es un coche para un uso reducido por su habitabilidad interior, pero ojo. Si somos uno o dos personas el uso puede ser diario. Ya que gracias a sus motores de última hornada el gasto de combustible no será una de nuestros problemas. Sin duda un acierto por parte de Mini. Por nuestra parte estamos deseando ponernos al volante de una versión S o SD. Y para finalizar la versión JCW. Que naturalmente probaremos para todos vosotros.

A favor: Imagen exterior, estabilidad, consumos
A mejorar: Falta de fuerza del motor en bajas vueltas, rumorosidad neumáticos en autopista y carretera.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo:


   

Comenta o Pregúntanos