Por

Prueba Opel Antara 2.2 CDTI 184cv 4×4

Opel Antara 2.2 CDTI 184cv 4x4

Hace ya casi cuatro años probamos el Opel Antara en su versión diesel. La unidad que probamos venia dotada del motor 2.0 CDTI de 150cv. Con este motor el Antara se movía francamente bien teniendo en cuenta su peso en vacío. Revisando las notas de dicha prueba, recordamos que el Antara ofrecía unas buenas aptitudes off road. Los ángulos de ataque, salida y ventral son correctos. Permitiéndonos aventurarnos por caminos más complicados. El consumo del Antara 2.0 CDTI no era ni muy alto ni tampoco bajo. Se situaba en una media de 7/8 litros a los 100km recorridos. Naturalmente, por ciudad y pistas forestales este consumo era más elevado. Pudiendo, en ocasiones, superar los 10 litros de media. Ahora, Opel ha suprimido el 2.0 CDTI en beneficio del 2.2 CDTI que también monta Chevrolet un su SUV Captiva. Este nuevo propulsor, gracias a una mayor cilindrada proporciona una cantidad de PAR mayor, 400NM. Nuestra unidad disponía de la mecánica más potente, 184 cv en diesel. Por debajo con el mismo motor, está la versión de 163cv. Que podemos adquirir en su versión 4×4 o 4×2. A parte de los cambios mecánicos, el Antara también ha sufrido cambios estéticos. Nuevo diseño en las llantas, paragolpes y cambios sutiles en su interior. Que hace la conducción más agradable. El cuadro de instrumentos es muy simple, nos proporciona toda la información necesaria, sólo falta el marcador de temperatura del agua, algo fundamental a nuestro juicio.

Visibilidad
Una de las cosas que nos llamó la atención nada más sentarnos en el Antara, es lo alto que vamos sentados. Otros SUV de la competencia dan la sensación contraria. Parece más que vayamos sentados en un compacto. Esto nos ayuda a la hora de la visibilidad, pero sólo en parte, ya que por más altos que vayamos sentados no vamos a ver mejor que si vamos en una posición más baja. Los retrovisores exteriores como el interior son de unas dimensiones generosas. A través de ellos podemos ver con claridad lo que acontece detrás de nosotros. La visibilidad delantera es muy buena, solo el pilar A nos estorba un poco a la hora de tomar una rotonda o una curva a izquierdas. La visibilidad trasera es francamente buena tratándose de un todocamino. Por supuesto, contamos con la ayuda de un sistema que nos guía mediante pitidos de la proximidad de un objeto. Hoy en día en este tipo de coches se hace indispensable. Nuestra unidad incorporaba faros bi xenon, que si comparamos con los halógenos que probamos en el Antara de hace unos años, es como la noche y el día. Buena potencia lumínica, más ancho de la vía iluminado.

Impresiones de Conducción
El peso del Antara es algo a tener en cuenta a la hora de las prestaciones. También hay que valorar lo voluntarioso de su propulsor diesel 2.2 CDTi que eroga 184 cv a 3.800 revoluciones. Aun contemplando todo esto el Opel Antara se mueve muy bien, los 184 cv son suficientes para tener una conducción relajada y con un consumo ajustado. Lo que mejor sabor de boca nos dejo es sin duda lo bien que se comportó por tierra. Más de una vez nos hemos tenido que dar la vuelta en algún camino de campo por que el todocamino que llevábamos se negaba a seguir adelante. El Antara no le tiene miedo a nada y pasara por donde nosotros le digamos. Su suspensión más bien blanda y confortable es ideal para zonas muy bacheadas y rocosas. El bajo perfil (235/50/19″) de los neumáticos no ayuda en este aspecto. En carretera la cosa cambia y mucho pero de ello os hablaremos en su correspondiente apartado.

Frenada
En un vehículo de un peso considerable, en este caso casi 2 toneladas. Debemos tener los frenos apunto y en el mejor estado posible, qué frenar cerca de 2000 Kg. no es moco de pavo. El sistema de frenado del Opel Antara es fuerte nos permite apoyarnos en él en frenadas fuertes, que las aguantara sin resentirse. Se compone por discos ventilados sobredimensionados en ambos ejes. ABS de última generación poco intrusivo y ayuda a la frenada de emergencia. Delante discos ventilados de 296mm, detrás discos ventilados de 303mm.

Tracción
El Opel Antara cuenta como todo buen todocamino que se precie con tracción total, esta puede ser según el caso permanente o conectable mediante un botón. En el caso del Opel Antara no disponemos de dicho botón, él mismo se encarga de conectar y desconectar la tracción. ¿Y cómo sabemos que la tracción total está en marcha? Muy sencillo mediante un testigo en el cuadro que nos indica que está en marcha. Además se nota a la hora de subir alguna pendiente pronunciada. Otro de los sistemas recomendables en este tipo de vehículos es el asistente de descensos. El Opel Antara cuenta con él y es muy efectivo a la hora de bajar una pendiente con barro, nieve, hielo o simplemente una pendiente muy pronunciada. Nosotros lo pusimos a prueba en una bajada nevada y con alguna que otra placa de hielo, el sistema se encargó de frenar el vehículo hasta terminar de descender. El conductor prácticamente sólo se tuvo que hacer cargo de la dirección.

Estabilidad
Naturalmente, la estabilidad de un todocamino queda en entredicho porque están preparados para un uso por campo, por lo tanto la altura libre con el suelo es mayor y esto queramos o no hace que un vehículo sea menos estable. No podemos olvidarnos del conjunto de suspensión, principal encargado también de una buena estabilidad, si estos están en un mal estado la estabilidad es casi nula. En el caso del Antara tenemos lo mejor de los dos mundos, que son del campo y de la carretera. Buena estabilidad para un uso por carretera. Y suspensión muy confortable y de buen recorrido para el campo.

Reposacabezas
El Opel Antara homologa cinco plazas útiles con sus correspondientes cinco reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros a su vez son regulables solo en altura.

Cinturones
En el caso de los cinturones sucede de mismo modo que con los reposacabezas, el Antara dispone de cinco cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros disponen de pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El uso familiar es perfecto para el Opel Antara, contamos con un magnifico maletero (420l) y espacio interior. Acceso bueno a las plazas traseras que disponen de anclajes ISOFIX para una mayor seguridad a la hora de transportar a nuestros hijos.

Airbags
El Opel Antara dispone de 8 Airbag de serie, de conductor, acompañante (desconectable), laterales, de cortina, etc…

Euroncap
No se dispone de datos del EuronCAP del Opel Antara.

Recuperaciones
La recuperaciones no son el fuerte del Opel Antara eso es innegable, dado su peso en vacío (1865kg) el motor de 184cv se ve algo limitado a la hora de recuperar velocidad de manera rápida. Aun así las prestaciones son correctas. Realiza el 0 a 100 Km. /h en 9,6 segundos.

Caja de Cambios
El cambio asignado al Opel Antara es de seis velocidades. El tacto de la caja es áspero y duro, las marchas entran con dificultad y dureza. Una vez la caja de cambios alcanza su temperatura mejora notablemente, aunque siguen entrando las marchas con algo de dureza. El guiado entre marcha y marcha es correcto. Si queremos ganar velocidad rápidamente más nos vale bajar a cuarta marcha.

Circulando por Carretera
Como hemos anticipado brevemente anteriormente, el Opel Antara en carretera es muy neutro en sus reacciones. No destaca en un sobreviraje o subviraje acusado. Tampoco lo hemos probado a conciencia en estas circunstancias porque sabemos de antemano que no es su terreno. Su comportamiento es predecible y nos permite un buen andar en cualquier circunstancia. Hacemos hincapié en el buen consumo del propulsor 2.2 CDTi que aun teniendo que tirar de más de 1800kg lo hace con ligereza. Nuestro consumo medio en este tipo de vías fue cercano a los 7,5 litros a los 100km. Con una conducción más relajada es posible bajar algo más. El consumo homologado para este tipo de vías es de 5,6 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista las sensaciones que nos dio el Antara son parecidas a en carretera. Solo destacar que la suspensión para este tipo de vías es algo blanda y vuelve algo inestable la conducción si pasamos por zonas bacheadas ya que tiende a rebotar un poco y más aún si va cargado con el máximo de ocupantes. Por lo demás su comportamiento es muy bueno. Destacar también la alta rumorosidad de los neumáticos y del propulsor diésel. Nuestro consumo en este tipo de vías fue de 7,6 litros a los 100km, el homologado es exactamente el mismo, hemos de decir que mimamos bastante el pedal por autopista/autovía no llegando casi nunca a los 120km/h de límite de la vía.

Circulando por Ciudad
En la gran urbe el Opel Antara no encuentra dificultades ni si quiera a la hora de estacionar. Aun sabiendo que es un vehículo de una longitud cercana a 4,6 metros no presenta problemas a la hora de aparcarlo. En este caso la suspensión es una delicia, absorbe a las mil maravillas los badenes, resaltos, baches. Una maravilla. El consumo por ciudad lógicamente es algo más alto. Nuestro consumo rozo los 9 litros a lo largo de la prueba por ciudad. El homologado es de 7,9 litros, algo más bajo que el que nosotros obtuvimos.

Calidad de Acabados
Los acabados en general son buenos, no abundan los plásticos duros y si lo hacen, son gomosos de buen tacto. A la vista convence.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados son correctos y de buena calidad, desde los plásticos del salpicadero ala piel utilizada en la tapicería.

Conclusiones
En resumen, el Opel Antara es un buen todocamino, es válido para un uso en asfalto o un uso en tierra. Donde, sin duda nos mostrara de que es capaz. A lo largo de la prueba el Antara tránsito por todo tipo de vías, y en las de tierra el límite lo ponían los neumáticos. Con unos neumáticos acorde al potencial de este vehículo, podremos aventurarnos a pasar de las pistas de tierra. Por lo demás, el Opel Antara dispone de un motor muy voluntarioso, siendo capaz de manejar con soltura las casi dos toneladas de peso. Sus 184cv se muestran capaces.

A favor: Uso off road, motor, consumos
A mejorar: rumorosidad motor, caja de cambios.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo:


       

Comenta o Pregúntanos