Por

Prueba Audi A4 2.0 TDI 143cv S-Line Multitronic

Audi A4 2.0 TDI 143cv S-Line Multitronic

Probamos esta semana el Audi A4, dotado del propulsor 2.0 TDI en su variante de 143cv. Asociado a un cambio automático Multitronic. El Audi A4 es ya un viejo conocido, no presenta ninguna novedad actual. Sólo el restyling que sufrió hace poco. Adaptándolo a la nueva imagen de la marca. La unidad probada venia equipada con el siempre bonito e interesante kit S-Line. Que, en este caso era tanto externo como interno. Otorgándole una imagen más deportiva al A4. Exteriormente modifica para golpes y taloneras. Y dispone de unas llantas en 18″. Las de la unidad de pruebas, a nuestro parecer son las más bonitas y que mejor le sientas una berlina de este tipo. Le concede un carácter deportivo sin perder la seriedad. Interiormente el kit S-Line dota al A4 de unos asientos deportivos, regulables eléctricamente y que recogen de maravilla el cuerpo. El volante también propio del kit S-Line tiene su toque más “racing”. Con cuero perforado, mejor al tacto. Por lo demás, estamos ante un Audi A4, buenos ajustes internos, buenos materiales de construcción. Un salpicadero de buen tacto y gomoso. Muy sencillo, pero de calidad. Desde el puesto del conductor todo queda a mano, cualquier botón. Los 143cv extraídos del 2.0 TDI permiten moverse con buena soltura al Audi A4. Quizás en más de una ocasión pueden parecernos pocos. Sobre todo si hacemos uso de la máxima capacidad de aceleración del motor. Y si tenemos en cuenta que el cambio Multitronic no es muy deportiva que se diga. Pues los 143cv hacen lo que pueden. Y ciertamente cunden bastante. Pudiendo realizar adelantamiento rápidamente.

Visibilidad
Como cualquier otra berlina de este segmento la visibilidad no es su punto fuerte. El conductor una vez dispuesto a conducir tiene buena visión de todo los ángulos del vehículo. Los retrovisores tanto los exteriores como el interior ayudan por su buen tamaño. La única pega es la visión trasera, la luna trasera es pequeña y los reposacabezas limitan aún más la visión. Pero en nuestra unidad esto no era un problema, ya que incorporaba el sistema de ayuda para aparcar. Por la noche los faros bi-xenón montados en el Audi hacen que se vuelva de día, la iluminación es potente y de mucha amplitud, nuestra unidad disponía de cambio automático de luces cortas a largas. Sistema que ya probamos en el anterior Audi A4. Nos pareció que aún le falta ser pulido. En este Audi A4 su funcionamiento ha mejorado mucho. Siendo más rápido en la transición entre las luces cortas a las largas y viceversa. Evitando deslumbrar al vehículo que viene de frente. Cambien hemos notado como ahora no quita las largas al pasar por zonas con carteles. Estos al reflejar, el sensor lo interpretaba como otro vehículo.

Impresiones de Conducción
El Audi A4 con motor 2.0 TDI se comercializa actualmente con tres potencias. 120cv la más baja, 150cv la intermedia. Y 177cv la más prestacional. La potencia intermedia corresponde a la unidad probada. Aunque nuestra unidad contaba con 143cv. Por encima del 2.0 TDI en diésel está el 3.0 TDI V6. Con potencias de 204cv y 245cv (Clean Diésel). En gasolina el acceso a la gama es con el 1.8 TSI de 120cv. Le sigue la potencia de 170cv extraída del mismo bloque. Por encima podemos encontrar el 2.0 TSI con potencias de 180cv para la versión “flexible fuel” y 225cv. Y por último el 3.0 TSI con una potencia de 272cv. En la práctica los 143cv del A4 probado son suficientes para todo uso. Incluso para pasarlo bien y disfrutar de él en zonas reviradas. Gracias al kit S-Line y una suspensión más enérgica invita a ello. Y también por los tremendos “rodillos” que llevaba por ruedas. Tanto en el eje delantero como en el trasero montaba neumáticos de 255/35/19″. Desorbitados si tenemos en cuenta que debajo del capó solo hay 143cv. Con unos 225/40/18″ habría sido suficiente. Pero el kit S-Line tiene que hacerse notar en algo. Y está claro que para zonas reviradas es ideal.

Frenada
El Audi A4 no solo es belleza y potencia, también cuenta con un equipo de frenos muy bueno. Los delanteros son ventilados (312mm), los traseros macizos. La capacidad de frenada que otorgan estos frenos es bastante alta y efectiva, aun solicitando frenadas largas no se aprecia una fatiga por parte de los frenos. El ABS es muy poco intrusivo y solo hace aparición cuando es necesario permitiendo al conductor en una frenada de emergencia poder mover el volante y no bloquear las ruedas.

Tracción
Nuestra unidad era tracción delantera. Se puede optar a la tracción Quattro en Audi A4. Con tracción delantera y el buen par motor del propulsor diésel podemos tener pérdidas de adherencia en salidas fuertes. Una vez en marcha es difícil apreciar perdías de tracción, el buen tarado de la suspensión minimiza las perdidas, y además contamos con el control de tracción que asociado al ESP mitiga del todo las perdidas posibles de tracción. A la hora de realizar la prueba dinámica en zonas reviradas no apreciamos pérdidas ni deslizamientos acusados en el Audi A4, es más, decir que el límite de pérdida de adherencia de este vehículo con buen calzado es muy alto.

Estabilidad
Este Audi A4 es una verdadera lapa para el asfalto, tiene todas las cualidades para ello. Cuenta con una suspensión dura, que no molesta. Unos neumáticos de buen tamaño y un perfil bajo. Este vehículo da mucha seguridad y confianza al que lo conduce en zonas reviradas, tiene el límite de perdida de adherencia muy alto. Y en el momento que notamos que subvira o sobrevira el control de estabilidad (ESP) hace aparición, y con una suavidad magistral coloca el coche en la trazada correcta. Es tan suave la función del ESP que ni no enteramos de ella.

Reposacabezas
El Audi A4 viene equipado con 5 reposacabezas, los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros por su parte son regulables en altura solamente.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas, el Audi A4 dispone de 5 cinturones del tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros además incorporan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El Audi A4 es una berlina del segmento medio, aun que nuestra unidad no lo pareciera. Es un vehículo perfecto para una familia, es espacioso por dentro, y practico. El acceso a las plazas traseras es rápido y cómodo. Introducir una sillita de bebe no supone ningún problema ni esfuerzo. Los anclajes ISOFIX que el Audi lleva en los asientos traseros nos facilitan la labor a la hora de colocar la sillita, simplemente con encajarla está resuelto.

Airbags
El Audi A4 viene provisto de nueve Airbag de serie, como opción no se contempla ninguno más.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Audi A4 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 34 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En recuperaciones y aceleraciones este Audi no presenta problemas, su propulsor diésel lo mueve con solvencia, la respuesta es inmediata. La aceleración del Audi en el 0 a 100 es de 9,1 segundos. La velocidad máxima es de 210 Km. /h. El cambio Multitronic no es el más acertado para una conducción decida. Ahora bien, en cuanto pisamos con decisión el pedal del acelerador dará lo mejor de sí. Aunque se trate de un cambio de 8 velocidades no físicas. No por ello tiene que ser lento. Dispone de un modo S, que permite subir más de vueltas el motor. Y una mejor y más rápida entrega de potencia.

Caja de Cambios
Nuestra unidad contaba con un cambio automático de 8 velocidades por variador continuo. Este Audi A4 se puede solicitar tanto con cambio manual como con cambio automático de 6 y 8 velocidades. El cambio Multitronic es ideal para un uso tranquilo. Para ciudad o autovías/carretera. Dónde el motor siempre irá bajo de vueltas. Menor consumo, menor ruido.

Circulando por Carretera
Hemos de confesar que aun siendo un Audi A4 con motorización diésel, donde más se disfruta este vehículo es en carreteras de doble sentido y puertos de montaña. Todo gracias a la ejemplar estabilidad que presenta este Audi. Que en conjunto con el kit S-Line se convierte en un devorador incansable de curvas. Es un vehículo ideal para viajar, pero también lo es para soltar adrenalina. Un increíble equilibrio entre estos dos mundos, tan dispares en ocasiones. Casi siempre es difícil disponer de un vehículo que sea bueno para viajes largos y para tramos revirados con curvas lentas. Este A4 puede con ambas cosas. Naturalmente el 2.0 TDI de 143cv y el cambio automático Multitronic flojean un poco en esta ecuación. Pero para eso están las demás mecánicas, y el excelente cambio S-Tronic. O si preferimos lo tradicional un buen cambio manual de 6 relaciones.

Circulando por Autopista
En autopista el Audi A4 se muestra tranquilo, dócil, cómodo. Destacar el buen trabajo efectuado por parte de Audi en la suspensión. Es una suspensión enérgica, de corto recorrido, pero filtra de sobresaliente todas las irregularidades del pavimento, sin que los ocupantes sufran molestos movimientos. El consumo en autopista/autovía es muy ajustado, rodando unos cientos de kilómetros por ellas, el consumo medio bajo hasta los 5,9 litros a los 100. Al igual que en el caso de la carretera, el consumo homologado es más optimista 4,4 litros.

Circulando por Ciudad
En ciudad es una berlina cómoda, de fácil conducción y bajo consumo. Su tamaño de 4,7 metros de longitud permite desenvolverse con rapidez por la urbe. El consumo en ciudad lógicamente es más alto, nuestro consumo fue en ocasiones superior a los 8 litros a los cien km recorridos. El consumo homologado es de 5,7 litros a los 100 km recorridos. Al ser un vehículo dotado de cambio automático Multitronic el consumo es más variable.

Calidad de Acabados
En el Audi A4 prima la calidad tanto de los materiales como de todo el conjunto. Las telas, pieles y guarnecidos son de muy buena calidad. Los ajustes y acabados son también correctos.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Audi A4 son de alta calidad, convencen a la vista y al tacto.

Conclusiones
En conclusión el Audi A4 2.0 TDI 143cv Multitronic es toda una berlina, sus acabados son excelentes al igual que sus materiales. Lo que más destaca en esta berlina es su buen hacer en todos los sentidos. El equilibrio que muestra entre cómodidad y deportividad. Dos palabras que difícilmente pueden ir hermanadas. Los consumos muy bajos y alta autonomía. Espacioso por dentro y práctico. En definitiva, el Audi A4 ha crecido en todos los aspectos, no solo en tamaño.

A favor: Motor Diésel, estabilidad, acabados.
En contra: Boca de maletero alta, espacio para piernas pasajeros de atrás.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel G. Javi M.


       

Comenta o Pregúntanos