Por

Prueba Skoda Rapid 1.6 TDI 105cv

Skoda Rapid 1.6 TDI 105cv

Esta semana probamos la berlina del segmento C de la marca Checa Skoda. Esta pequeña berlina anteriormente no tenía sitio en marcas como Skoda. Por ello es completamente novedad. El Skoda Rapid tiene de hermano al Seat Toledo, ambos iguales al margen de cambios estéticos derivan de la misma plataforma que el actual Seat Ibiza. A lo largo de la semana que hemos conducido el Skoda Rapid hemos tenido diferentes opiniones sobre él. Se trata de una berlina de precio economizo con no grandes lujos y motores accesibles que comprenden un baremo de potencias muy correcto. Nuestra unidad montaba la mecánica diésel que actualmente dispone de la mayor potencia. Se trata del 1.6 TDI de 105cv. Por debajo podemos optar por su variante de 90cv. Este motor conocido por todos y sustituto del tan amado 1.9 TDI tiene sus pros y contras. Si bien gracias al Common Rail es más silencioso y menos áspero al uso. Sube bien de vueltas y entrega la potencia con decisión a partir de las 2000 revoluciones. Por debajo de este umbral se muestra más perezoso. En gasolina podemos optar por dos mecánicas TSI, la 1.2 con 86cv y 105cv o la 1.4 con 122cv. Que actualmente es la más potente de la gama a falta de la entrada de motorizaciones nuevas. De mismo modo sucede en el Seat Toledo. Exteriormente el Rapid se ve como un vehículo de buen tamaño, cómodo y con un excelente maletero. Quizás demasiado estrecho por la plataforma que usa, dejándose notar sobre todo en las plazas traseras. La línea exterior difiere bastante de la actual del Seat Toledo, se sabe que es el mismo vehículo pero las modificaciones realizadas permiten que se pueda distinguir no solo en el escudo de la marca. Frontalmente el Rapid es francamente atractivo y serio. La trasera ya no lo es tanto, los grupos ópticos, a nuestro juicio son más bonitos los del Seat. En el interior el salpicadero nos sorprende por una alta simpleza y manejabilidad de sus aparatos. La parte alta del salpicadero es casi plana y muy utilizable a la hora del uso de algún gadget tipo GPS. Los asientos tienen un buen compromiso entre dureza y confort, más tirando por esta última. Sujetan correctamente el cuerpo.

Visibilidad
El nuevo Skoda Rapid se comercializa sin faros de xenon como opción. Los halógenos dejan patente su clara inferioridad frente a los faros de tipo xenón, teniendo menor cantidad lumínica, menor anchura iluminada y una duración más bien limitada en cuanto a las bombillas, pero decir que los faros del Rapid son de lo mejorcito del mercado en halógenos. La visibilidad del Rapid es a la fuerza correcta, no tenemos impedimentos que nos resten visibilidad, sólo y como ya es costumbre los reposacabezas traseros, no obstante si los regulamos correctamente no tendremos mayor problema. La visibilidad fronto/lateral es estupenda.

Impresiones de Conducción
Hemos seleccionado entre las motorizaciones disponibles para el Rapid la diésel más potente, el 1.6 TDI de 105cv con cambio manual. Este motor en el Rapid es excelente por su buena respuesta al acelerador y la autonomía. Los consumos del TDi son muy bajos si hacemos una conducción tranquila, teniendo medias muy bajas de poco más de 5 litros, algo impensable hace unos años en un motor. Disponemos de una buena reserva de potencia para adelantamientos, y de un agrado de sonoridad bajo para ser diésel. A la hora de sacar el máximo potencial del TDi los 105 cv se hacen patentes en recuperaciones, adelantamientos, cuestas pronunciadas. Donde también se hace patente el consumo, si le exigimos su máxima aceleración los consumos al igual que son buenos yendo tranquilo, son más altos yendo a machete, totalmente normal. Pero ante todo el Skoda Rapid no ha sido concebido para ir de “tramo” con él, esta versión diésel de la gama es para otros menesteres, para eso ya tenemos la versiones RS dentro de la marca Skoda, que nos quitaran el hipo entre curva y curva.

Frenada
Skoda ha optado por utilizar frenos de una tamaño acorde a las prestaciones del vehículo dotándolo de una buena capacidad de frenada. Montando frenos ventilados de 288mm en el eje delantero y macizos de 230mm en el trasero. Este equipo de frenos cumple con su función sin titubear, frena con contundencia. Y demuestra que en las frenadas de emergencia trabaja al 100% parando al Skoda en pocos metros, con una eficacia envidiable. Dispone de ayudas electrónicas como ABS de última generación, ASR, ESP, EBD, MSR, ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
Skoda ha dotado a todos los modelos Rapid con tracción delantera. Cuenta con sistemas electrónicos para mitigar en la medida de lo posible las pérdidas de tracción/adherencia. Sin estos sistemas conectados las pérdidas de tracción son considerables dado el alto par a bajas vueltas que proporciona el motor TDI. Por ello, con los sistemas conectados, en arrancadas, es casi imposible sufrir pérdidas de tracción. Una vez ya en marcha si es más posible si andamos por carreteras reviradas, eso ya entra en el estilo de conducción de cada uno.

Estabilidad
El acabado de nuestra unidad es el más alto, Elegance. Con este acabado las pretensiones deportivas no existen, su configuración de suspensión está pensada para un buen confort de marcha en el que sus ocupantes no sufran bruscos golpes por una suspensión dura y rebotona. Y la verdad es que lo consigue, la suspensión de este Rapid es envidiable en cuanto a comodidad, los baches, badenes, resaltos parecen no existir debajo de las ruedas. Para ciudad es una maravilla contar con una amortiguación de este tipo. Donde sí se echa en falta una suspensión más rígida y enérgica es en vías de sentido único, donde las curvas se suceden unas a otras. En este terreno la suspensión cumple, pero sin florituras. Tampoco busquemos más. ESP de serie.

Reposacabezas
El Skoda Rapid homologa cinco plazas disponibles con sus correspondientes reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros carecen de regulación de inclinación, solo son regulables en altura.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas el Skoda Rapid viene provisto de 5 cinturones de tres puntos de anclajes, tipo estándar. Los delanteros llevan pretensores pirotécnicos. Aviso acustico si no nos ponemos el cinturón.

Bebes y Niños
El Rapid es ideal para un uso familiar, siendo la versión más confortable de la gama tiene un buen acceso a las plazas traseras, provistas de anclajes ISOFIX para las sillitas de bebes. Un maletero más que decente de 530 litros de capacidad. Que no presentará problemas para transportar todo lo necesario para nuestro hijo

Airbags
En cuanto a seguridad el Skoda Octavia viene bien surtido, de serie trae 8 airbags.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Skoda Rapid obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 34 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El motor TDI de 1.6 litros de cubicaje y sus 105cv son capaces de catapultar al Rapid de 0 a 100km/k en 10,6 segundos, son cifras realmente atractivas. La velocidad máxima según ficha técnica es de 190 Km. /h. La capacidad de recuperación del nuevo Rapid dotado de este pequeño propulsor es muy buena, disponemos de potencia desde muy bajas vueltas, la aparición del soplido del turbocompresor que hace su aparición sobre las 1.500 rpm hasta las 4.400 revoluciones nos permite sacarle todo el potencial a este nuevo Skoda.

Caja de Cambios
Actualmente el nuevo Rapid se comercializa con cambio manual de 5 y 6 relaciones y cambio automático DSG de 7 velocidades. Nuestra unidad de pruebas tenía cambio manual de 5 relaciones, dicho cambio no es tan preciso como un DSG, no obstante pudimos comprobar como el cambio manual de 5 relaciones es una maravilla en cuanto a uso. Las marchas entran con suma facilidad, el guiado entre marchas es correcto y no da lugar a equivocaciones. El escalonamiento de las marchas esta hecho en beneficio de las prestaciones del motor, apoyando con una mayor aceleración en marchas cortas, y mirando los consumos en marchas largas como la quinta, que es perfectamente aprovechable en carreteras de único sentido.

Circulando por Carretera
En carretera el Skoda Rapid 1.6 TDi es particularmente cómodo, con potencia de sobra para encarar adelantamientos o recuperaciones rápidas. Sonoridad dentro del habitáculo proveniente del motor baja, al igual que la proveniente de la rodadura de los neumáticos. Una insonorización muy correcta. El consumo es una de las virtudes indiscutibles de este propulsor. Nuestro consumo con una conducción normal, para nada buscamos bajar consumos. Obtuvimos un consumo de 4,7 litros a los 100km, un consumo propio de motores eficientes. Con una autonomía según ordenador de abordo superior a los 1.000km. La ficha técnica nos dice que el Rapid es capaz de consumir por este tipo de vías tan solo 3,7 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía el comportamiento del Skoda Rapid es neutro, pisa bien en el asfalto, no siendo la conducción deportiva uno de sus puntos fuertes, pero si siendo estable en todo momento. Contamos con buena potencia para poder mantener ritmos altos en autopistas/autovías. Gran confort de marcha, podemos realizar viajes largos, que tanto el motor como por potencia, autonomía y confort de marcha nos lo permite. Consumos muy bajos en este tipo de vías, el nuestro se situó en 5,9 litros a los 100km. El homologado nos dice que aun podíamos haber bajado un poco más, 4,4 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad, como ya hemos comentado a lo largo de la prueba, además de una estupenda capacidad de absorber baches, tenemos un maletero muy aprovechable 530litros. Los poco menos de 4,5 metros de longitud no presentan un problema a la hora de tener que aparcar en línea o batería. El consumo en ciudad sube como es lógico, pero sigue siendo contenido para la potencia del motor. Nuestro consumo no bajo de los 8 litros en ningún momento. El homologado es de 5,6 litros en ciudad. 114 gramos de Co2 por kilómetro recorrido.

Calidad de Acabados
Los acabados del Skoda Rapid en general son muy buenos, casi a la par de los de Seat, no comparable aun a los de Volkswagen. Pero poco a poco Skoda va subiendo escalones.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son correctos, abundan los plásticos semiduros en partes que están a la vista.

Conclusiones
En resumen, el Skoda Rapid nos ha permitido disfrutar de su conducción durante 7 días. En los cuales nos ha dejado ver sus virtudes y defectos. Atractivo precio de partida, mecánicas de última tecnología con bajos consumos tanto en diésel como en gasolina. Excelente espacio interior y de maletero. Vehículo polivalente para todo uso. Ideal para viajes con motor diésel. Acusamos la falta de faros de xenón y el cambio DSG en las versiones diésel.

A favor: Motor, sonoridad, consumos
A mejorar: Boca carga maletero alta, visibilidad trasera.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez / Javier Mijares


         

Comenta o Pregúntanos