Alemania decidirá antes de Navidad si concede ayudas a Opel

Alemania decidirá antes de Navidad si concede ayudas a Opel

image
La canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado que antes de Navidad se conocerá si el Gobierno alemán otorga una garantía estatal de cerca de 1.000 millones de euros a Opel con el fin de que supere la crisis. El fabricante alemán ha señalado que aunque no tiene problemas de liquidez en la actualidad, debe tomar precauciones.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado que la decisión acerca de una posible garantía estatal para el fabricante de automóviles Opel se tomará antes de Navidad, tras analizar la difícil situación de la empresa debido a los problemas del consorcio matriz General Motors.

“Se trata de una garantía estatal que asegure a medio plazo la liquidez”, explicó Merkel ante la prensa tras una reunión con la cúpula de Opel.

Merkel, además, explicó que todos los participantes en la reunión coincidieron que, para que haya ayuda del Estado, se tiene que asegurar que los medios que se destinen permanezcan en Alemania y no sean devorados por el consorcio matriz.

Opel asegura no tener problemas de liquidez a corto plazo pero la cúpula considera su obligación tomar precauciones para el caso de que la situación de General Motors lleve a Opel a tener complicaciones a medio plazo.

La garantía estatal estaría en torno a los 1.000 millones de euros. De parte de Opel, participaron en la reunión el consejero delegado, Hans Demant, el director de General Motors para Europa, Carl-Peter Forster, y el presidente del Comité de Empresa, Klaus Franz.

Merkel, por su parte, estuvo acompañada por sus ministros de Finanzas, Peer Steinbrück, y de Economía, Michael Glos.

General Motors vende su participación en Suzuki

Por otra parte, hoy también se ha conocido que el grupo estadounidense General Motors venderá su participación del 3% en el fabricante japonés de automóviles Suzuki por un importe de 22.371 millones de yenes (unos 184 millones de euros al cambio actual), con el fin de elevar su liquidez.

En concreto, General Motors venderá en el mercado un total de 16,41 millones de acciones de Suzuki, representativas del 3% del capital, al precio de cierre de la sesión de hoy, que se sitúa en 1.363 yenes (11,1 euros) por título.

Suzuki explicó en un comunicado que la operación es fruto de las conversaciones mantenidas entre el máximo responsable del a multinacional nipona, Osamu Suzuki, y el presidente de General Motors, Richard Wagoner.

“Suzuki y General Motors han intercambiado opiniones francas sobre diferentes asuntos”, explicó Osamu Suzuki, quien expresó el apoyo de su compañía a los planes de la corporación estadounidense para elevar su liquidez, al tiempo que destacó que la transacción no tendrá ningún impacto en el plan de negocio de la firma nipona.

Asimismo, Suzuki destacó que ha mantenido una relación “constructiva” con General Motors desde el año 1991. Las dos empresas seguirán colaborando no sólo en los proyectos conjuntos existentes en la actualidad, sino en el desarrollo de nuevas tecnologías y en la entrada en mercados emergentes.

General Motors adquirió en 1981 una participación del 5,3% en la compañía nipona, aunque el capital de la empresa estadounidense en Suzuki se fue diluyendo durante varios años, hasta situarse en el 3,5%. En 1998 General Motors elevó su participación hasta el 10% y en 2001 compró acciones hasta llegar al 20%.

Sin embargo, la compañía con sede en Detroit, en el Estado de Michigan, decidió vender el 17,4% de su participación en el fabricante japonés de automóviles en 2006. Tras deshacerse de todo su capital en Suzuki, ambas empresas trabajarán conjuntamente para el desarrollo de nuevas tecnologías y de células de combustible.

El presidente de General Motors, Richard Wagoner, explicó que su empresa tiene una relación estratégica de gran valor con Suzuki. “A pesar de la venta de nuestras acciones, esta acción no tendrá impacto en nuestras relaciones de negocios bilaterales”, añadió.

Las dos corporaciones han acordado en este acuerdo incluir una clásula a través de la que General Motors se reserva una opción de recompra de títulos en un futuro.

El pasado 7 de noviembre, coincidiendo con la presentación de sus resultados financieros, General Motors anunció una serie de medidas adicionales para elevar su liquidez hasta 20.000 millones de dólares (unos 15.570 millones de euros).

El ‘gigante’ de Detroit registró unas pérdidas netas de 2.500 millones de dólares (1.970 millones de euros) en el tercer trimestre del año, lo que supone reducir en un 94% los números rojos de 42.500 millones de dólares (33.460 millones de euros) registrados en el mismo período de 2007.

No obstante, los resultados del pasado año recogían una carga extraordinaria de 38.300 millones de dólares (30.150 millones de euros) correspondiente a la actualización de créditos fiscales. Al descontar todos los elementos no recurrentes, las pérdidas trimestrales se elevan a 4.200 millones de dólares (3.300 millones de euros), un 162,5% más que en 2007. La cifra de negocio bajó un 13,2%, hasta 37.900 millones de dólares (29.842 millones de euros).

Comenta o Pregúntanos