Ford pagará 82,6 millones de dólares a la víctima de un accidente por vuelco

Ford pagará 82,6 millones de dólares a la víctima de un accidente por vuelco

No hace mucho, comentábamos que Hyundai tendrá que pagar ocho millones de dólares por un defecto en uno de sus automóviles que terminó dejando paralítico a un conductor. Esta indemnización, aunque cuantiosa, no es sin embargo la única en su clase. Hace nada Ford se ha encontrado ante una situación muy similar, dado que la Corte Suprema de Estados Unidos ha considerado correcta una sentencia que condenaba al óvalo azul a indemnizar con 82,6 millones de dólares (54,7 millones de euros) a la víctima de un accidente sucedido en el año 2002. El caso posiblemente te sea familiar.

La demanda fue interpuesta después de que Benetta Buell-Wilson y su marido sufrieran un accidente en su Ford Explorer de 1997. Benetta realizó una maniobra brusca para esquivar un objeto que se había caído de un camión situado delante de su vehículo, dando cuatro vueltas y media de campana. La estructura del Explorer no pudo soportar la fuerza del impacto y cedió, dejando paralítica a la mujer.

Gallery: Ford Explorer 1997

En su demanda, Wilson alegó que Ford evitó reforzar el techo del todoterreno, a pesar de que el fabricante sabía perfectamente que el Explorer era un automóvil propenso a volcar. El coste de la modificación habría sido de 20 dólares por unidad. El jurado le dio la razón, y determinó que su parálisis y el dolor crónico y creciente que experimentaría durante el resto de sus días merecía una indemnización de 369 millones de dólares (244 millones de euros).

Ford, sin embargo, apeló la sentencia, y logró reducirla a 82,6 millones de dólares basándose en que el jurado se dejó llevar por las emociones. Más adelante, y con el apoyo de otros fabricantes, solicitó a la Corte Suprema que retirara los 55 millones de dólares que correspondían por daños punitivos (la parte “ejemplarizante” de la sanción), dado que el vehículo cumplía los estándares de seguridad federales. Esta vez la maniobra no tuvo éxito, y la Corte Suprema ha ignorado su petición sin realizar comentarios al respecto, por lo que deberá abonar al matrimonio los 82,6 millones de dólares estipulados tras la apelación.

Comenta o Pregúntanos