Los nuevos BMW 518d y 520d

P90163570-the-new-bmw-518d-sedan-09-2014-600px

Aunque la eficiencia evidentemente no es su única ventaja, sí es una de las cualidades más destacables de la serie 5 de BMW. Su extraordinaria eficiencia ha contribuido sustancialmente a que esta serie de modelos se haya transformado en un éxito de ventas en todo el mundo en el sector más selecto del segmento automovilístico medio superior. Y ahora, la berlina y el familiar de la serie 5 de BMW amplían aún más su liderazgo en este apartado. El lanzamiento de una nueva generación de motores diésel de cuatro cilindros consigue optimizar una vez más la ya excelente relación entre las prestaciones y el consumo. Los nuevos propulsores de 2.000 cc con tecnología BMW TwinPower Turbo consiguen que los nuevos modelos BMW 518d y BMW 520d dispongan de una potencia 5 kW mayor. Al mismo tiempo, su consumo según ciclo de pruebas de la UE es 0,4 litros menor a los 100 kilómetros, mientras que también fue posible reducir sus emisiones de CO2 en 10 gramos por kilómetro. Por lo tanto, la berlina BMW 520d que cuenta con un motor de ahora 140 kW/190 CV, apenas consume entre 4,3 y 4,7 litros a los 100 kilómetros (emisiones de CO2: 114 – 124 g/km); en combinación con la caja Steptronic opcional de ocho marchas, el consumo es aún menor: entre 4,1 y 4,5 litros a los 100 kilómetros y emisiones de CO2 entre 109 y 119 gramos por kilómetro (los valores varían según las dimensiones de los neumáticos).

Los nuevos modelos básicos de la gama, la berlina BMW 518d y el familiar BMW 518d Touring, disponen ahora de una potencia de 110 kW/150 CV y de un par máximo de 360 Nm. La variante de 140 kW/190 CV del nuevo propulsor de cuatro cilindros tiene un par máximo de 400 Nm, es decir, 20 Nm superior al motor que le antecedió. Este motor se monta en la berlina BMW 520d y en el familiar BMW 520d Touring, así como en los modelos equipados con el sistema de tracción total inteligente BMW 520d xDrive y BMW 520d xDrive Touring. La caja de cambios Steptronic de ocho marchas, que también fue objeto de un cuidadoso trabajo de desarrollo, se ofrece como alternativa frente a la caja de cambios manual de seis marchas en el caso de los modelos de tracción trasera. En el caso de los modelos con tracción total, esta caja se incluye de serie.

La renovada reducción del consumo confirma la eficiencia del continuado trabajo de desarrollo que se lleva a cabo en concordancia con criterios de BMW EfficientDynamics con el fin de optimizar los motores de combustión y otros componentes. La actual sexta generación de la serie 5 de BMW logró establecer un listón de referencia desde un principio en materia de placer de conducir y eficiencia, gracias a la aplicación de numerosas soluciones de la tecnología BMW EfficientDynamics. Entre ellas, la tecnología BMW TwinPower Turbo, la caja Steptronic de ocho marchas, la dirección asistida electromecánica, el sistema de recuperación de energía de frenado y numerosas otras medidas. La resultante ejemplar eficiencia subraya el carácter innovador de la serie 5 de BMW, que brilla por su expresión estética deportiva y elegante, determinada por líneas de fluida armonía, así como por su funcionalidad moderna que en el habitáculo se expresa a través de nuevos elementos de indicación y mando. Además, los modelos de la serie también destacan por contar con numerosos sistemas de asistencia al conductor de BMW ConnectedDrive, así como con una tecnología superior en el chasis. Diversas innovaciones adicionales, entre ellas, el modo ECO PRO y la función Auto Start Stop que también funciona en los modelos equipados con una caja automática, también contribuyen a ampliar de manera consecuente el liderazgo de esta serie de modelos de BMW.

Nueva generación de motores, nuevos récords de eficiencia.
El lanzamiento de los nuevos motores diésel de cuatro cilindros marca el siguiente paso en esta evolución. Los propulsores pertenecen al nuevo conjunto modular de motores de BMW Group, y gracias a la tecnología BMW TwinPower Turbo, se trata de motores de tecnología muy avanzada. Dispone de un cárter de aluminio con camisas térmicamente mecanizadas con el fin de reducir la fricción interna. Además, incluye árboles de compensación integrados, sistemas de carga de grado optimizado con geometría variable de la tubuladura de admisión, y sistemas evolucionados de inyección directa por conducto común. El aumento de la potencia, la entrega más espontánea de la potencia y la capacidad de subir más rápidamente de revoluciones no solamente se combina con un consumo menor, sino que también se empareja con una reducción del peso en dos kilogramos en comparación con el modelo anterior. En el sector de la supresión de ruidos también pudo obtenerse nuevamente un progreso importante.

La eficiencia de la unidad turbo logro mejorarse mediante un nuevo sistema de rodamientos y, además, con un sistema de recuperación de gases de escape especialmente eficiente y regulable según sea necesario. Los nuevos intercambiadores térmicos del flujo de gases de escape se distinguen por su forma compacta y su capacitad de refrigeración optimizada, siendo capaces de reducir los picos de temperatura del proceso de combustión. Otra peculiaridad consiste en el bypass controlado por vacío, con el que es posible conmutar el flujo, lo que significa que durante la fase de calentamiento del motor se aspira una mayor cantidad de gases no refrigerados.

Por su parte, los nuevos inyectores con electroválvulas del sistema de inyección directa por conducto común logran que la dosificación del combustible sea aún más precisa. Gracias a la presión de inyección de hasta 2.000 bar, se cumplen las condiciones necesarias para un proceso de combustión especialmente económico y limpio.

Además, también se optimizó el comportamiento termodinámico del motor, de manera que los propulsores diésel se ponen en marcha de manera optimizada durante las fases correspondientes de la función Auto Start Stop. Adicionalmente, los nuevos motores diésel de cuatro cilindros cuentan ahora con bombas de aceite controladas mediante mapas característicos. Las nuevas bombas de aletas de compartimientos plenamente variables permite una regulación continua del caudal y, por lo tanto, de la presión de aceite, en función del estado del motor en cada momento. De este modo se reduce considerablemente el consumo de energía de las bombas de aceite, lo que tiene como consecuencia que pueda utilizarse una mayor parte de la potencia del motor para impulsar el vehículo, tal como sucede con todos los grupos secundarios regulados según las necesidades en cada momento.

Disfrutar más de la conducción consumiendo menos: aceleración de 0 a 100 km/h en 0,2 segundos menos; reducción del consumo en 0,4 litros a los 100 kilómetros.
Los nuevos motores diésel de cuatro cilindros tienen una potencia máxima de 110 kW/150 CV y 140 kW/190 CV respectivamente, en ambos casos disponible a 4.000 rpm. El par motor máximo de 360 Nm y 400 Nm respectivamente, se entrega en los dos casos en un margen comprendido entre 1.750 rpm y 2.500 rpm. El aumento de la potencia y del par motor se puede apreciar cuando se opta por un estilo de conducción deportivo a los mandos de un BMW 518d, BMW 520d o BMW 520d xDrive. En comparación con los respectivos modelos anteriores, todas las nuevas variantes, trátese de berlinas o de familiares, son capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 0,2 segundos menos. Suponiendo el uso de la caja de cambios manual de seis marchas de serie, la capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h de los diversos modelos es la siguiente: 9,5 segundos en el caso de la berlina BMW 518d (BMW 518d Touring: 9,9 segundos); berlina BMW 520d en 7,9 segundos (BMW 520d Touring: 8,1 segundos); berlina BMW 520d xDrive en 7,9 segundos (BMW 520d xDrive Touring: 8,2 segundos).

El aumento de la eficiencia, que va unido a la optimización de la entrega de la potencia, queda reflejado en los valores de consumo y de las emisiones, que no tienen parangón en el sector más selecto del segmento automovilístico medio superior. El consumo promedio de la nueva berlina BMW 518d ha disminuido a 4,3 o 4,7 litros a los 100 kilómetros (BMW 518d Touring: 4,7 o 5,0 litros). El correspondiente valor de CO2 es de 114 o 124 gramos por kilómetro (124 o 132 gramos). Los valores correspondientes a la nueva berlina BMW 520d y al nuevo familiar BMW 520d Touring son casi idénticos. Concretamente, la berlina consume 4,3 o 4,7 litros a los 100 kilómetros, lo que corresponde a 114 o 124 gramos de CO2 por kilómetro, mientras que la versión familiar consume 4,6 o 5,0 litros a los 100 kilómetros, lo que equivale a 122 o 132 gramos de CO2 por kilómetro (valores según ciclo de pruebas UE; los valores varían según las dimensiones de los neumáticos).

Caja Steptronic desarrollada de 8 marchas: grado de eficiencia optimizado, mayor confort, más dinamismo.
Los modelos de la serie 5 de BMW con motores diésel también comparten la influencia favorable que tiene la caja Steptronic de ocho marchas en las prestaciones y el consumo. La versión más reciente de la caja automática fue adaptada con precisión a las cualidades dinámicas de los motores de nueva generación. El mejorado grado de eficiencia y la mayor extensión de la relación de la caja redundan en un nivel de eficiencia superior. Gracias al supresor de vibraciones, que funciona independientemente de las revoluciones y que está configurado de acuerdo con las características de cada motor, es posible conducir cómodamente y consumiendo poco, de modo silencioso a muy bajas revoluciones. Adicionalmente se redujo el resbalamiento del convertidor durante las operaciones de cambios de marchas. Entre las funciones de la mejorada caja Steptronic de ocho marchas se encuentra el sistema previsor de cambios de marchas. Si el coche está equipado con un navegador, esta función consigue que el momento del cambio de marchas se adapte óptimamente a la situación de la conducción, incluso si el conductor no activó la función de guiado del navegador. Recurriendo a los datos del navegador, el sistema es capaz, por ejemplo, de anticipar la aproximación a una curva, a un cruce, a una rotonda, a una entrada o salida de autopista, por lo que puede adaptar los cambios de marchas a las situaciones que se avecinan. Por ejemplo, muy poco antes de un cruce o de una curva, la caja baja de marchas optimizando así el momento de arrastre del motor para frenar el coche y, además, para disponer de una capacidad de aceleración óptima al salir de la curva. Dado que la caja comparte la misma red con el navegador, es posible evitar que la caja cambie innecesariamente de marcha entre dos curvas que se suceden en muy poca distancia.

Si la nueva berlina BMW 518d está equipada con la caja Steptronic de ocho marchas, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos (BMW 518d Touring: 9,8 segundos). A la nueva berlina BMW 520d le bastan 7,7 segundos para alcanzar la misma velocidad (BMW 520d Touring: 8,0 segundos). Los modelos BMW 520d xDrive y BMW 520d xDrive Touring, ambos equipados de serie con a caja Steptronic de ocho marchas, aceleran de 0 a 100 km/h en 7,9 y 8,2 segundos, respectivamente. Además, los mejores valores de consumo y de emisiones del segmento automovilístico medio superior también se consiguen con la caja Steptronic de ocho marchas. El consumo promedio de la nueva berlina BMW 518d es de 4,2 o 4,6 litros a los 100 kilómetros (BMW 518d Touring: 4,5 – 4,9 litros, 118 – 128 g/km). El consumo promedio de la nueva berlina BMW 520d es de apenas 4,1 o 4,5 litros a los 100 kilómetros (BMW 520d Touring: 4,5 – 4,9 litros, 118 – 128 g/km). El consumo promedio de la nueva berlina BMW 520d xDrive es de 4,7 o 5, litros a los 100 kilómetros (BMW 520d xDrive Touring: 5,1 – 5,4 litros). Los correspondientes valores de emisiones de CO2 son de 124 y 134 gramos por kilómetro, o bien de 133 y 143 gramos por kilómetro (valores según ciclo de pruebas EU6; variación en función del tamaño de los neumáticos).

Gracias a sus innovaciones en el conjunto propulsor, la serie 5 de BMW vuelve a demostrar su importancia como portadora de soluciones innovadoras de la marca. Los modelos de la serie reflejan el alto estándar tecnológico del fabricante alemán gracias a los progresos realizados recientemente en relación con BMW EfficientDynamics, así como debido a la optimización continua en lo que se refiere al equipamiento de confort, a la funcionalidad, a la inclusión inteligente en la red de sistemas de asistencia al conductor y de servicios de movilidad de BMW ConnectedDrive. De este modo, la serie 5 de BMW seguirá cumpliendo en el futuro las condiciones necesarias para afianzar su éxito en el mercado y mantener su liderazgo en el sector más selecto del segmento automovilístico medio superior. Gracias a sus cualidades, el BMW Serie 5, que se ofrece exitosamente en el mercado desde el año 1972, ha logrado ser líder del mercado. Del BMW Serie 5 actual se han vendido más de 1 millón y medio de unidades, lo que significa que ya superó a la generación anterior, que había sido en su momento la más exitosa.

Comenta o Pregúntanos