El nuevo Opel Insignia Grand Sport desafía al frío invernal

  • Agradable calidez desde el volante a los asientos térmicos delanteros y las plazas traseras exteriores calefactables.
  • El parabrisas térmico mejora la visibilidad en condiciones de heladas y alta humedad.
  • La calefacción con control remoto calienta el interior antes de comenzar la conducción.

No hay razón para temer al frío invernal cuando se viaja al volante o como pasajero del nuevo Opel Insignia. El nuevo tope de la gama de Opel ofrece una amplia cantidad de medidas para combatir las bajas temperaturas, entre las que se incluye la calefacción independiente controlada remotamente, los asientos delanteros y plazas traseras exteriores calefactables y el parabrisas térmico. En lugar de tener que rascar el hielo, el parabrisas se descongela rápida y silenciosamente con un fino elemento calefactor que se activa con sólo pulsar un botón. El parabrisas térmico también evita el empañado en condiciones de alta humedad, mejorando la seguridad y la visibilidad. El sistema se desconecta automáticamente cuando ya no es necesario y puede activarse de nuevo volviendo a pulsar el botón.

Además del parabrisas térmico, el Insignia Grand Sport ofrece al conductor y pasajeros muchos otros sistemas para mantenerse a una temperatura agradable. El conductor puede disfrutar del lujo del volante calefactable, mientras que los asientos con calefacción están disponibles, además de para el conductor y el acompañante delantero, para los dos pasajeros que viajen en los asientos exteriores de la parte trasera. En los delanteros, el nivel de calefacción es ajustable, y con la opción de calefacción automática se puede incluso controlar a través del menú de personalización en la pantalla de información.

“Nunca ha sido tan fácil sentirse a gusto y cómodo en un automóvil como en el nuevo Opel Insignia”, dice el vicepresidente de ventas y postventa de Opel, Peter-Christian Küspert. “Y la visibilidad mejorada con el parabrisas térmico es un factor de seguridad para los ocupantes del insignia y también para todos los demás usuarios de la vía”, añade.

La calefacción de los asientos y el volante funciona, además de cuando el motor está en marcha, también durante las paradas del sistema Start/Stop. Y, al conectar la luneta térmica trasera, también se activa el desempañado de los retrovisores exteriores, mejorando la visibilidad hacia atrás.

Y, para lograr el máximo bienestar, dispone del asiento ergonómico para el conductor ajustable eléctricamente en 18 vías y certificado por AGR (Aktion Gesunder Rücken e.V. – Campaña para las espaldas más saludables) con masaje y ventilación.

El nuevo Insignia puede incluso calentar el habitáculo incluso antes de que nadie entre en él gracias a la calefacción independiente controlada remotamente. El calentador independiente se activa a través de un reloj de control o automáticamente a través de sensores de temperatura.

Comenta o Pregúntanos