Por

Prueba BMW 130i

BMW 130i

En esta versión de la serie 1 de BMW, la más deportiva hasta la fecha, si contar con la versión coupé del serie 1, tiene un puesto de conducción digno del motor y dotes deportivas que lleva. El espacio es el suficiente como para no ir incomodo y poder estirar sin problemas las piernas. El asiento deportivo del BMW es una delicia, cómodo, sujeta el cuerpo a las mil maravillas, el cuero es de un tacto excelente. Su regulación es completamente eléctrica, dispone de los tipos movimientos, y también como por ejemplo el poder “inflar” el respaldo para una mayor comodidad, acercar los pétalos del asiento para una mayor sujeción en momentos de conducción deportiva. El salpicadero como en todos los BMW, es seco y espartano, pero denota calidad por donde se le mire, es preferible un salpicadero así a uno con muchos botones y de poca calidad. Todos los botones están perfectamente colocados y cerca del conductor.

Visibilidad
El serie 1 de BMW peca de mala visibilidad trasera, sus pequeñas dimensiones en el cristal trasero, los reposacabezas traseros que son un poco grandes y la altura del cristal, hacen que en conjunto se vea poco. Pero en absoluto es un problema, loa retrovisores exteriores nos dan un apoyo fundamental en la visión trasera, y por supuesto el sistema de ayuda para echar marcha atrás que además de indicarnos con pitidos la proximidad de algún objeto, en la pantalla del ordenador nos muestra con diferentes colores la proximidad del objeto. Gracias a esta herramienta no se echa para nada en falta una visibilidad buena.

Impresiones de Conducción
Es la versión más deportiva de la serie 1, sin contar claro esta con la nueva unidad 135i Coupé que es por ahora la más potente dentro de la serie 1. En este caso la unidad probada, BMW 130i, equipa un propulsor de 6 cilindros en línea. El propulsor eroga la nada desdeñable cifra de 265 CV a 6800 R.P.M. Este motor es muy progresivo y suave en la conducción por ciudad, pero si queremos buscarle las cosquillas se las encontraremos por encima del 4000 revoluciones, su sonido se vuelve mas afinado y el empuje aumenta progresivamente. El sonido que emana este 6 cilindros es música celestial, más de una vez le subiremos de vueltas solo por puro capricho de oírlo rugir alto de vueltas. Es un vehículo puramente para disfrutar su uso diarios se hace caro y pesado. Sus consumos por ciudad no son extremadamente altos pero si se han de tener en cuenta.

Frenada
El equipo de frenos que monta el BMW serie 1 130i esta a la par con las prestaciones del mismo. Alante equipa unos discos ventilados de 330mm, atrás monta también unos discos ventilados de 300mm. Son de unas dimensiones muy generosas, pero aun siendo grandes, rápidamente nos daremos cuenta que este coche necesita unos buenos frenos para poder exprimir bien su motor, sin correr riesgos luego en alguna frenada, y sobre todo, que si los discos fueran mas pequeños, rápidamente sufrirían el temible fadding, y nos quedaríamos sin frenos. Su frenada es contundente, no tiene excesivo mordiente, son muy dosificables en frenadas normales. En frenadas fuertes no mostró ningún ruido raro ni fatiga de los frenos. Trae ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
El BMW 130i tiene un buen par a bajas vueltas, pero no por ello tiene perdidas de tracción, es muy difícil por no decir casi imposible hacer que el BMW 130i pierda rueda, lógicamente si quitamos el control de tracción conseguiremos unos bonitos “ceros” si aceleramos mucho. Esta versión del serie 1, monta diferentes medidas de ruedas en sus ejes. Alante lleva unas 205/50/17 que se nos antojan un poco pequeñas para la potencia de este vehículo, pero en la práctica son suficientes. Atrás unas 225/45/17, que son suficientes para trasmitir la potencia del propulsor al suelo.

Estabilidad
Como en todo BMW y este no iba a ser menos el reparto de pesos es excelente, casi 50% alante y atrás. Su estabilidad es muy buena, por lo tanto su paso por curva muy alto. Es un vehículo que en el momento de pasar una curva muy rápido da la sensación de ir soldado al suelo, pero si forzamos más de lo debido es muy radical cuando pierde adherencia. El ESP nos librara de ese susto si no vamos muy pasados.

Reposacabezas
El BMW 130i esta homologado para cinco plazas, por lo tanto trae cinco reposacabezas. Los delanteros son regulables tanto en altura como en inclinación. Los traseros son solo los de los laterales regulables en altura e inclinación. El central solo es regulable en altura. Ninguno es activo.

Cinturones
El BMW 130i viene equipado con cinco cinturones del tipo estándar, con tres puntos de anclaje. Los delanteros traen pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
La unidad probada era la versión cinco puertas, que es mas cómoda para el acceso a las plazas traseras y por lo tanto mejor acceso para introducir una sillita de bebe en la parte trasera del BMW, además cuenta con el sistema de anclaje de sillitas de bebe ISOFIX.

Airbags
El BMW 130i trae de serie 8 airbags, que son: de conductor, acompañante (desconectable), laterales, de cortina. Etc..

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el BMW serie 1 130i obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 3 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En recuperaciones este BMW sale muy bien parado, la unidad probada montaba cambio automático, usando el modo Sport del cambio las recuperaciones se hacían en un abrir y cerrar de ojos, ya que el cambio automático siempre baja las marchas necesarias para el adelantamiento o la maniobra a realizar. En modo secuencial si pudimos realizar la prueba en cuarta marcha y quinta marcha, tardo un poco más pero aun así unas recuperaciones de infarto.

Caja de Cambios
Como ya he mencionado antes la unidad probada traía cambio automático de 6 velocidades. Es muy rápido entre cambios pero aun no se le puede comparar con el cambio automático DSG del grupo VAG. Este cambio dispone de tres modos de uso, el normal en “D” o Directa, es el mas normal y tranquilo, luego esta el D/s, que es la versión Sport del cambio D, estira mas las marchas y le da mayor rapidez en los adelantamientos. Y por ultimo tenemos el modo secuencial, en el que podremos cambiar de marcha a nuestro antojo, dentro de unos limites, la caja de cambios tiene una serie de protecciones para no dañar al motor con sobreregímenes. Como por ejemplo en reducciones no nos dejara bajar marcha si el motor va alto de vueltas o por ejemplo no nos dejara llegar hasta el corte de inyección en una aceleración. Son dos sistemas magníficos, que ayudan a proteger a nuestro motor. Y por ultimo en el volante se pueden cambiar con las levas, en cualquier momento o en modo secuencial, con un leve toque en la misma leva conseguiremos subir o bajar marcha.

Circulando por Carretera
En carretera el BMW va de “lujo”, sobretodo si son carreteras de montaña, es su terreno por excelencia, de este terreno no querremos salir nunca con el, solo por el sonido de su motor, su buen chasis, que da un paso por curva muy alto. Pero si queremos ir tranquilos, también disfrutaremos de este vehículo.

Circulando por Autopista
En autopista, es poco gastón de combustible, muy silencioso en sexta marcha, muy cómodo en marcha, la suspensión no resulta ni seca ni dura, alguna vez rebotara pero eso ya es según el estado de la carretera que transitemos. En este BMW podemos mantener cruceros de muy alta velocidad sin problemas.

Circulando por Ciudad
El único problema que tiene el BMW 130i por ciudad es su consumo, si hacemos mucha ciudad, los consumos se dispararan mucho, y veremos que el deposito no dura nada. Pero es lo que tiene tener debajo del pedal de la derecha mas de 250 CV esperando. Por lo demás, muy cómodo de conducir por ciudad y más si es automático como la unidad probada.

Calidad de Acabados
Acabados excelentes, ajustes perfectos entre las piezas, Esta serie 1 es la mas baja de BMW, pero no por ello se a descuidado en absoluto las terminaciones interiores y los acabados.

Calidad de Materiales
Materiales de buena calidad, tanto en plásticos como en el cuero.

Conclusiones
El BMW Serie 1 130i es el deportivo mas pequeño de BMW, cuenta con un propulsor de 6 cilindros en línea que eroga 265 CV a casi 7000 revoluciones. El uso de este vehículo debería estar destinado a fines de semana, pero se puede hacer un uso del mismo diario, eso si por ciudad el gasto de combustible es un poco alto.
A favor: Suavidad y sonido del propulsor 6 cilindros, acabados interiores, estabilidad y paso por curva.
En contra: Gasto de combustible por ciudad, suspensión un poco seca, solo en ocasiones.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez


                       

Comenta o Pregúntanos