Por

Prueba BMW 123d Coupe

BMW 123d Coupe

El 123d es el motor más potente diesel que podemos comprar en la serie 1. Se trata del mismo motor que montan las versiones 118d y 120d, solo que en este caso cuenta con doble turbo en línea y unas prestaciones de infarto. Con dicho motor el Serie 1 ya sea en su versión coupé, de 3p o 5p es un verdadero lobo con piel de cordero. El motor es capaz de entregar más de 200 cv por encima de las 4.000 revoluciones, algo impensable hasta hace poco para un motor diesel. La potencia máxima la obtenemos en las 4.400 revoluciones, pudiendo estirar hasta las 5.000 revoluciones sin notar apenas desfallecimiento. Dejando a parte momentáneamente el motor nos centramos en el interior y exterior. La versión coupé del serie 1 ya no es una novedad entre el publico, tiene buena aceptación y gozamos del espacio interior del Serie 1 compacto, solo en las plazas traseras al tener una línea tan aerodinámica los pasajeros tendrán dificultades si son de una altura considerable. Como es costumbre, salpicadero sobrio, de alta calidad, que aun siendo el escalón mas bajo de BMW ya sabemos que estamos ante todo un BMW y que no se ha reparado en gastos. Asientos muy envolventes con caracterización deportiva. Sin el Kit M ya disponemos de una suspensión de serie específica para el 123d, más enérgica y baja, que no nos castigara en zonas bacheadas.

Visibilidad
En cuanto a visibilidad, la versión coupé del serie 1, no presenta deficiencias a tener en cuenta. Es comprensible que la parte trasera tenga menor visibilidad que antes. La luna trasera inclinada como coupé que es, nos proporciona una correcta visión de lo que esta detrás de nuestro automóvil. Nuestra unidad contaba con un sistema de ayuda al estacionamiento, evitando golpear objetos que no veamos por los espejos, o a simple vista. Este sistema se compone de una serie de pitidos audibles que según nos aproximamos al objeto se iran haciendo mas repetitivos hasta terminar en un pitido continuo si tocamos al objeto. Además del sistema acústico, la pantalla principal donde se manejan las opciones del automóvil nos proporciona con gráficos la proximidad del objeto.

Impresiones de Conducción
Por un momento comparemos el serie 1 120d con el 123d. Principalmente las diferencias residen en el motor, pero no solo en el motor. Nos topamos con una suspensión más enérgica, rebajada y unas estabilizadoras más capaces, que minimizan en lo posible los balanceos del 123d. El bloque motor es idéntico para ambos, salvo cambio de inyectores, intercooler de mayores dimensiones, pistones reforzados y largo etc… No es solo una “repro” como mucha gente se cree. Sacar los 27cv de más a favor del 123d y con alta fiabilidad requiere una puesta a punto de todo el motor. Otra diferencia notable es el uso de dos turbo compresores en línea. Uno más pequeño para bajas vueltas y uno de gran tamaño para medias/altas vueltas, que empuja sin cesar hasta casi las 5.000 revoluciones. La cifra de par que arroja este motor es increíble, disponemos de 400nm de par desde tan solo 2.000 revoluciones. Viendo esto podemos pensar que la entrega de potencia tiene que ser extremadamente brusca, es lo que uno se espera. Pero en absoluto es así, muy muy progresivo, parece un gasolina atmosférico. A la hora de sacar todo el potencial del motor, nos encontramos que el bastidor del Serie 1 es capaz de digerir sin problemas las embestidas de lo motor diesel, siendo este un bastidor que es capaz de tolerar los 306 cv del 135i los 204cv del 123d son “pocos” para el.

Frenada
BMW ademas de montar motores de última tecnología también cuenta con unos de los mejores sistemas de frenado. Se componen de frenos de disco en ambos ejes. En este caso 330mm delante y 300mm detrás, ambos son ventilados. Gracias al buen tamaño de los discos y a unas pinzas con buen mordiente detener el 123d Coupé es coser y cantar. A la hora de poner a prueba los frenos pudimos observar como cuanto mas abusamos de ellos mejor respondían, algo que hasta la fecha no nos había pasado nunca con unos frenos convencionales. ABS de última generación. Ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
BMW es de las pocas marcas que utiliza propulsión en vez de tracción delantera. Todos sus modelos a excepción de los tracción total la utilizan. La propulsión no es más que otro sistema de trasmitir la potencia al suelo. Antiguamente sin sistemas electrónicos, como el control de tracción o el ESP un automóvil de propulsión podía ser peligroso en manos inexpertas y mas aun si la calzada estaba mojada. Hoy día esto ya es parte del pasado, son vehículos dóciles que con todos los sistemas conectados harán lo que le pidamos en todo momento. Eso si, con los sistemas desconectados recomendamos cautela con el acelerador y estar en una zona retirada de la circulación si se quieren probar los limites o pasar un buen rato.

Estabilidad
Desde que recientemente apareció el sistema Run-Flat BMW equipa a todos sus vehículos con este tipo de neumáticos. Estos neumáticos además de una vez pinchados poder ser usados unos cientos de kilómetros hasta su cambio también tienen una carcasa mas dura, que ayuda a poder usarlos una vez pinchados. La carcasa más dura, resta confort y vuelve al vehículo algo rebotón en el apoyo en curva, esto se nota en la estabilidad del mismo. El eje trasero es el que mas evidencia este fenómeno sus neumáticos de 245/35/18″ lo acusan si vamos al límite en curvas. Por lo demás el 123d Coupé es tremendamente estable y en nuestras carreteras españolas nos será complicado poner a su bastidor en apuros, a no ser que vayamos muy pasados. El ESP (desconectable) hace acto de presencia pocas veces y poco tiempo, deja actuar al conductor antes de ponerse en marcha.

Reposacabezas
El BMW serie 1 Coupé homologa cuatro plazas útiles, por lo tanto dispone de cuatro reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros también son regulables en altura e inclinación.

Cinturones
Como en el caso de los reposacabezas, el BMW serie 1 Coupé dispone de cuatro cinturones del tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros con pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El 123d es valido para un uso familiar, dispone de anclajes ISOFIX en los asientos traseros. Solo es penalizado a nuestro juicio en el acceso a las plazas traseras. Que por supuesto es algo dificultoso al introducir una sillita de bebe. El maletero (370L) dispone de suficiente espacio para llevar todo lo necesario para los niños.

Airbags
En cuanto a seguridad pasiva, el BMW monta ocho Airbag de serie en sus versiones Coupé de la serie 1

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el BMW serie 1 Coupé obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 3 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En cuanto a recuperaciones el 123d Coupé es soberbio, su motor diesel da lo mejor de si a medio régimen, cogiendo velocidad rápidamente. Podemos realizar incorporaciones o adelantamientos tremendamente rápido evitando a si el riesgo de estar más de lo deseado en el carril contrario en carreteras de doble sentido. El motor presenta la potencia de manera muy suave y tranquila, pero con mirar el velocímetro sabemos que los cerca de 204 CV que eroga están ahí.

Caja de Cambios
Bmw oferta cambio manual de 6 relaciones para el 123d o automático de 6 relaciones también. Nuestra unidad montaba la variante del cambio automático. Dicho cambio en el 123d se muestra un poco lento y poco prestacional. Ya que tiende a resbalar demasiado el embrague entre marcha y marcha, perdiendo lógicamente tiempo entre cambio y cambio. Otro de los defectos de este cambio es el paso de primera a segunda velocidad, aun haciendo el cambio en secuencial notamos un leve tirón, que nosotros achacamos al alto para del motor diesel. En lo demás el cambio automático siempre es un acierto sea en el coche que sea, y mas ahora con las ultimas cajas automáticas tan rápidas que están apareciendo. Si nos decidimos por el cambio manual hemos de saber de el, que se caracteriza por un cambio sumamente rápido, pero como contra las marchas entran con dificultad, es una caja rasposa y seca. Una vez el vehículo adquiere un kilometraje donde el rodaje este terminado mejora mucho la caja de cambios.

Circulando por Carretera
Sin ninguna duda es el terreno mas apropiado para el 123d, que con su suspensión dura y de cortos recorridos minimiza las inercias del vehículo consiguiendo que este gire muy plano. Si queremos o vemos que necesitamos mayor estabilidad BMW cuenta con una suspensión de mayor dureza. La denomina suspensión deportiva, que cuenta con unos muelles de mayor tensión y unos amortiguadores más enérgicos bajando hasta 15mm la carrocería. Este kit tiene un precio inferior a 400 euros. Los consumos del motor diesel son muy parcos en todo tipo de vías, podemos tener una gran autonomía si hacemos una conducción económica/ecológica. Nuestra unidad de pruebas no contaba con el sistema -Efficient Dynamics: Stop and go- Este sistema se compone principalmente de detener el motor en cada semáforo o parada prolongada, solo sucede una vez dejemos la caja de marchas en punto muerto y el embrague sin pisar. Si uno de estos requisitos no se cumple el motor permanecerá en marcha. Este sistema es desconectable con un botón alojado al lado de la palanca de cambios. Si el sistema detecta más de tres paradas en un corto espacio de tiempo se desconectara automáticamente interpretando que estamos en algún tipo de retención. Con caja automática de cambios no podemos adquirir dicho sistema.

Circulando por Autopista
En autopista el buen aislamiento del motor y de todo en general provoca un alto confort de marcha. La suspensión de nuestra unidad era la de serie, que aun siendo algo seca se porta correctamente filtrando obstáculo, desniveles, cambios de rasante o juntas de dilatación. Lo más destacable en autopista/autovia es el bajo consumo, y la alta autonomía que presenta. Podemos llegar a hacer cerca de los 1000km si no abusamos de las prestaciones del motor. Nuestro consumo medio se quedo en este tipo de vías en solo 6 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En la gran urbe el BMW no pasa desapercibido para los viandantes. Su línea juvenil atrae más que miradas. En cuanto a la utilización del 123d en ciudad, solo se acusan unos consumos minimamente más altos, una dureza de suspensión algo más notoria al paso de badenes o resaltos. Y un tacto incomodo en arrancadas, ya que el paso de primera a segunda es demasiado brusco. El consumo medio obtenido por el equipo de pruebas fue cercano a los 8 litros, haciendo una gran cantidad de kilómetros de todo tipo en ciudad.

Calidad de Acabados
Como es norma en BMW acabados de calidad, sobrios pero con una alta calidad en sus materiales, encaje de las piezas correcto entre si.

Calidad de Materiales
Materiales de alta calidad empleados en la nueva serie 1 Coupé.

Conclusiones
En resumen, la versión 123d nos proporciona unas prestaciones de infarto con un consumo súper ajustado. Hablamos de medias menores a 6 litros si no pisamos en exceso el pedal del acelerador. Lo mejor sin duda del 123d es su motor y estabilidad, sin dejar atrás a los frenos y calidad de construcción del mismo. Por dentro se nota que los materiales empleados en la fabricación son de buena calidad, miremos donde miremos será difícil encontrar algún fallo. Es una alternativa excelente del 135i, somos conscientes que hay una diferencia de casi 100cv. Pero compararlo con el 125i es saber que el 123d lo va a pasar por encima en todas las cifras. La ayuda de los turbo compresores es definitiva en un vehículo.

A favor: motor diesel, consumos, prestaciones
A mejorar: ruido de rodadura, altura boca de maletero, acceso a plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=i16Es3augaI


       

Comenta o Pregúntanos