Por

Prueba Volvo C30 2.0D

Volvo C30 2.0D

Recientemente Volvo ha dado un lavado de cara a casi toda su flota de vehículos y el C30 no iba a ser menos. Las diferencias con en anterior C30 son mas visuales que de otro estilo, ya que solo afectan a la parte externa. Un paragolpes diferente, faros, parrilla… En el interior no se presentan cambios, un interior amplio con un salpicadero sobrio y que concentra toda la botonería en la columna central del mismo. Donde más de una vez con tanto botón nos liaremos buscando algo. El puesto de conducción es cómodo, amplio, con un asiento de banqueta más bien rígida y de un tamaño correcto, que nos ayuda ala hora de viajar evitando un cansancio prematuro. El asiento es regulable en múltiples posiciones, tanto manualmente como electrónicamente, también dispone de ayuda para el acceso a las plazas trasera, muy útil. El interior es semejante por no decir calcado al del Volvo C70, misma calidad de materiales, ajustes. Todo en su sitio. El cuadro de manos presenta la información justa, tacómetro, velocímetro, marcador de combustible y marcador de la temperatura del motor. Para ver consumos, media de consumo, autonomía, tendremos que trastear con el ordenador de abordo, que por desgracia es poco intuitivo y lleva a equivocaciones. Las demás plazas del Volvo C30 son dignas de un vehículo de mayor tamaño y un segmento superior, hablamos de un 4 plazas, detrás el espacio lateral es considerable, se viaja cómodo.

Visibilidad
La forma tan aerodinámica del Volvo C30 no resta visibilidad para el conductor, todo esta bien controlado, ya sea mediante los espejos o con visión directa. Detrás la luna de menor tamaño no presenta una merma de visión, se ve correctamente a través de ella. La visibilidad lateral tampoco pone pegas, se ve correctamente si objetos que molesten. Visión frontal, al igual que en la trasera y lateral no se presentaron problemas a la hora de conducir. Es mas, Volvo pone a nuestra disposición sistemas para ayudarnos a la hora de conducir, uno de ellos y muy útil es el encargado de reducir los ángulos muertos, se tratan de dos dispositivos alojados en el cuerpo del retrovisor exterior que detecta un vehículo detrás nuestra en otro carril, ideal para adelantamientos en autopista/autovia, donde si por algún casual no vemos al vehículo este sistema no falla nunca, nos avisara mediante una luz. El sistema se llama BLIS. Ademas de los avances tecnológicos la unidad de prensa venia dotada de faros de xenon con faros autoadaptivos y con giro asociado al volante, es decir si nosotros giramos a la derecha los faros harán lo propio iluminando siempre la calzada. Los faros de xenon del Volvo dan una buena cantidad de luz y una anchura mayor que unos halógenos convencionales.

Impresiones de Conducción
La unidad probada montaba el motor 2.0 D de 136cv diesel. Por debajo podemos optar al 1.6D de 109cv y por encima de estos el D5 5 cilindros de 180cv. El motor 2.0 D con 136cv es mas que suficiente para mover con soltura al Volvo C30, buenas prestaciones, consumos ajustados y una sonoridad relativamente baja en el interior del vehículo. El motor se presenta muy voluntario a la hora de superar las 2000 revoluciones donde da lo mejor de si hasta las 4000 revoluciones, pasar esta cifra es una perdida de tiempo, mayor ruido, consumo y pocas prestaciones, ya que la potencia máxima se obtiene a 4000 revoluciones. A la hora de realizar un conducción mas decida el motor no dio síntomas de fatiga en ningún momento con un empuje excelente gracias al turbocompresor.

Frenada
El Volvo C30 viene equipado con un potente equipo de frenos, discos sobredimensionados y ventilados en el eje delantero (300mm) y discos ventilados (280mm) en el eje trasero. Cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia. El equipo de frenos se comporto con normalidad a lo largo de toda la prueba. El recorrido del pedal es corto y empieza a frenar con fuerza desde el primer tramos siendo a la vez muy dosificable la frenada.

Tracción
El Volvo C30 es tracción delantera, como prácticamente un alto porcentaje de vehículos que se comercializan en España. En el caso del Volvo es lógico que la tracción sea delantera, es un vehículo prácticamente de paseo y para disfrutar, no para correr, y no queremos dar a entender o asociar la tracción trasera/propulsión con coches para correr, pero casi siempre es así. El Volvo C30 no presento en ningún momento pérdidas de tracción en marcha o en arrancadas. En parte es lógico, con el tamaño de los neumáticos 205/50/17″ y la ayuda del control de tracción que en todo momento se encargaba de frenar las perdidas de tracción.

Estabilidad
Hay que reconocer lo bien que se comporta el Volvo C30, su estabilidad esta a la par de los compactos rivales. Es un vehículo de facil conducción en todo momento, pudiendo ir muy rápido sin sentir que se nos descontrola. Nuestra unidad venia equipada con suspensión deportiva, más enérgica y de menor absorción ante los baches, también montaba barra entre las torretas, algo poco visto en compactos como este. No es que sea imprescindible, siempre es un plus en cuanto ayuda al chasis. A la hora de encarar una curva cerrada el Volvo tiende a irse levemente de morro, todo esto buscando los limites de la maquina, naturalmente la prueba se realizo en zonas cerradas al tráfico y por especialistas. El ESP (control de estabilidad) solo hizo aparición en días muy lluviosos donde la calzada estaba sucia con barrillo donde los neumáticos ContiSportContact2 no supieron digerir bien tal cantidad de suciedad. La aparición del ESP es rápida y limpia, es decir casi ni te enteras si no es por el chivato luminoso.

Reposacabezas
El Volvo C30 homologa cuatro plazas útiles. Todas ellas incorporan reposacabezas, los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros también son regulables en altura e inclinación. Todos ellos son activos en caso de accidente.

Cinturones
Del mismo modo que con los reposacabezas el Volvo C30 dispone de cuatro cinturones tipo estándar de tres puntos de anclaje. Avisador acústico de cinturón no abrochado mediante pitidos.

Bebes y Niños
El principal problema del Volvo C30 para un uso familiar es el acceso a las plazas trasera, aun disponiendo de asientos con ayudas electrónicas para tal efecto sigue siendo difícil entrar. Dispone de anclajes ISOFIX y de un maletero de prácticamente 250 litros útiles.

Airbags
El Volvo C30 viene provisto de un buen surtido de Airbag, de conductor, acompañante (desconectable mediante llave), laterales, de cortina, traseros, etc…

Euroncap
El Volvo C30 obtiene 5 estrellas en el EuronCap, adultos 91%, bebes 78%, niños 26%, asistencia 71%.

Recuperaciones
El motor 2.0D de 136cv consigue lanzar al Volvo C30 un 0 a 100 en 9,4 segundos, una cifra para nada despreciable. En la práctica el motor se muestra contundente entre las 2000 revoluciones hasta las 4000 donde da lo mejor de si. No tendremos problemas en recuperaciones el motor anda bien desde muy abajo pegando la patada fuerte al sobrepasar las 2000 revoluciones, a la hora de adelantar o tener una incorporación con bajar una marcha según la ocasión será mas que suficiente.

Caja de Cambios
El Volvo C30 esta disponible con cambio automático y manual de 6 velocidades, este último es el probado. El tacto del cambio es agradable, las marchas entran con suma facilidad siendo a la hora de conducir algo importante sin duda, el escalonamiento de las marchas es correcto no mermando las prestaciones y a la vez contenido los consumos. La sexta marcha gracias a los buenos bajos del motor es muy aprovechable y no solo en autovias/autopistas.

Circulando por Carretera
En todo tipo de vias el comportamiento del C30 era semejante al de un vehículo de mayor tamaño, la comodidad de marcha era considerable. Un alto silencio en el habitáculo, excelente aislamiento. Todo responde a las mil maravillas en carretera, motor potente y sobrado para adelantar con mucha soltura y seguridad, estabilidad a prueba de bombas que en mas de una ocasión nos salvara de un apuro, frenos potentes y efectivos, y lo mejor unos consumos muy ajustados que siendo ligeros con el pedal son aun mejores de los esperado. El homologado para este tipo de vía es de 4,6 litros a los 100 Km., nuestro consumo no fue el homologado difícil de conseguir, pero no anduvo demasiado lejos, 5,4 litros a los 100km. Y teniendo en cuenta que la unidad solo poseía poco más de 5.000 kilómetros pues nos da a entender que aun han de bajar un poco más los consumos.

Circulando por Autopista
Al igual que en el caso de carretera el comportamiento del Volvo C30 es bueno en todo tipo de vías, tiendo con el una conducción muy relajada en todo momento, haciendo uso de los controles de velocidad podemos ir mas atentos a la carretera. Ademas de disfrutar de un buen silencio de marcha podemos hacer uso del equipo multimedia que el Volvo C30 posee, en este caso Navegador, radio CD MP3, con un sonido muy correcto, DynAudio reforzado con altavoces de mayor calidad, sonido envolvente con subwoofer. El consumo en este tipo de vía es de unos 5,7 litros, nuestro consumo estuvo cerca, poco más de 6 litros a los 100km recorridos.

Circulando por Ciudad
En ciudad y gracias a la suspensión deportiva el paso de badenes, resaltos o cualquier tipo de invento para reducir la velocidad lo notaremos con creces, y eso que la amortiguación del Volvo trabaja al 100% en este momento evitando gran parte del impacto, pero aun así hay algún bache que mas que reducir la velocidad parece que su fin es “destrozar” nuestros vehículos. El motor en ciudad es una delicia, sale muy bien desde muy abajo pudiendo cambiar de marcha muy pronto, bajando consumos. El consumo homologado en ciudad es de 7,6 litros a los 100km. Por nuestra parte no pudimos alcanzar dicha cifra, teniendo en ocasiones medias de casi 9 litros, mucho atasco.

Calidad de Acabados
Los acabados son correctos, mostrando en todo momento el buen hacer de Volvo, no se presenciaron crujidos o ruidos anómalos en la unidad probada.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son de buena calidad, desde la piel que forra los asientos, volante, hasta los plásticos más escondidos.

Conclusiones
Es indudable que Volvo en nuestro pais no tiene las mismas ventas que por ejemplo el Volkswagen Golf TDI o un Citroën C4 HDI, pero en parte es por el desconocimiento del publico, sin ir mas lejos el motor probado aqui es de origen PSA, es decir se monta en el Citroën, Peugeot etc… Pero claro si no se sabe se desconfia. Y la verdad es que Volvo esta en tecnologia muy por encima de sus competidores. Desde aqui recomendamos el Volvo C30 con motor 2.0D sin duda, es un perfecto vehículo en todos los aspectos.

A favor: motor, cosnumos, prestaciones
A mejorar: boca de maletero, espacio maletero, acceso plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=wfax1PZJHsY


Comenta o Pregúntanos