Por

Prueba Audi A1 1.4 TFSI 185cv S-Tronic

Audi A1 1.4 TFSI 185cv S-Tronic

Como es norma general, otra semana más os traemos la prueba de un vehículo. En este caso se trata de un modelo especial. Hablamos del Audi A1 en su acabado y motorización más alto. Audi A1 1.4 TFSi de 185cv acompañado del excelente cambio automático S-Tronic de 7 velocidades. Al poco de salir al mercado el Audi A1 probamos para todos vosotros el Audi A1 1.2 TFSi de 86cv, la versión de acceso a la gama. Fue tan buena la impresión que nos llevamos de él que hemos querido repetir con su hermano mayor. El que más de uno se pensaba que sería la versión S1 dada su potencia. Pero al parecer Audi tiene otros planes para el S1 y RS1. Corren muchos rumores con potencias descabelladas para un vehículo tan pequeño. Incluso se ha llegado a hablar de que el RS1 llevaría el motor 2.5 TFSi de 5 cilindros en línea que actualmente montan el Audi TTRS y RS3. El tiempo decidirá que sucede. Ahora bien seguro que Audi nos sorprende una vez más. Volviendo al vehículo probado, es notorio el salto de potencia de la versión de acceso de gama a la más potente. No sólo por los casi 100cv de diferencia entre ellos. Si no por la buena puesta a punto que ha recibido el Audi A1 de 185cv. Suspensión dura que no seca e incómoda, altura rebajada, muelles más enérgicos. Estabilizadoras de mayor grosor. Frenos de mayor diámetro y más capaces. Externamente e internamente gracias al kit S-line su aspecto es más deportivo, eso sí, se diferencia poco de otro Audi A1 con kit S-line. Una pena, porque los más de 27.000 euros que cuesta este modelo debería permitir que se diferencie de por ejemplo un Audi A1 1.4 TFSi de 122cv con kit S-line. Y no sólo en las llantas. Ya que todo lo demás es igual. Esta versión se muestra como una dura y clara competencia para el Mini Cooper S de 184cv. En cuanto a calidad el Audi es superior, pero si hablamos de dinamismo y el Mini Cooper S es más divertido. Ambos son mata gigantes por sus excelentes prestaciones y consumos muy ajustados. En sonido gana por goleada el Cooper S. El Audi A1 sin tener un sonido feo de motor/escapé se muestra muy suave. Interiormente el Audi A1 de 185cv no difiere de sus hermanos menos potentes. El puesto de conducción se muestra amplio, cómodo y con asientos que envuelven correctamente el cuerpo. El equipo multimedia se puede manejar desde el volante, por comandos de voz o desde los botones accionables justo en el medio del salpicadero.

Visibilidad
El Audi A1 no presenta problemas de visibilidad, sus poco menos de 4 metros de longitud lo convierten en un coche pequeño, de fácil conducción y estacionamiento. El conductor no tendrá problemas de visión, ningún problema. Los pilares en este vehículo son de un tamaño correcto y no molestan. Aun llevando el vehículo cargado el conductor seguirá sin problemas de visibilidad. Nuestra unidad contaba con el extra de faros bi xenón, hicimos buen uso de ellos por carreteras nacionales en la completa oscuridad, donde pudimos apreciar la buena cantidad de luz que proporcionan.

Impresiones de Conducción
Dada la buena impresión que nos proporcionó el Audi A1 con el pequeño 1.2 TFSi de 86cv no pudimos esperar a preparar una nueva prueba con su hermano mayor de 185cv. Queríamos saber de qué era capaz, sobretodo habiendo probado a sus hermanos de grupo: Seat Ibiza Cupra, Skoda Fabia vRS, Volkswagen Polo GTi. Sólo faltaba el Audi A1 1.4 TFSi de 185cv que a pesar de que dispone de 5cv extras mantiene las mismas prestaciones que el Polo GTi. Una vez metidos en harina llegamos a nuestro tramo de pruebas, una pequeña carretera casi sin circulación y con muchas curvas, de todo tipo. Y con un firme en buen estado. Era hora de saber de qué era capaz el pequeño Audi. Motor en marcha, caliente, ya que lleva más de 60 kilómetros recorridos. Engranamos la S en el cambio S-Tronic y nos disponemos a disfrutar. El motor desde muy abajo empuja con fuerza y rabia, subiendo hasta las 7000 revoluciones. Este pequeño 1.4 TFSi proporciona 250Nm de par entre las 2000 y las 4500 revoluciones. La potencia máxima la entrega a tan solo 5000 revoluciones. El cambio S-Tronic nos permite exprimir al máximo las cualidades del 1.4 TFSi. En modo S por norma general si requerimos de toda la potencia del motor subirá hasta el corte de inyección, en el modo D, no. Y en secuencial/manual podemos cambiar a nuestro antojo con las levas del volante o directamente desde el cambio. Bien, el Audi A1 185cv es un vehículo rápido, se sujeta bien, acelera bien, frena bien. Es divertido en curvas, gasta poco. Lo tiene todo, pero, también le falta algo. Su pequeño motor a pesar de ser una magnifica mecánica no nos envuelve en un mundo racing, su sonido parece eléctrico, como el de un electrodoméstico más. Se echa en falta un sonido de motor/escape que armonice al subir de vueltas. Con él el Audi A1 sería la maquina definitiva. Sobre el papel, realiza el 0 a 100 km/ en 6,9 segundos. Igual que un Volkswagen Golf GTI V DSG. Su velocidad máxima es de 227 km/h.

Frenada
Los discos montados en el Audi A1 con motor 1.4 TFSi de 185cv son de unas dimensiones más que correctas, los delanteros son ventilados. Los traseros macizos. Cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia. El equipo de frenos se mostró a lo largo de toda la prueba capaz y sin motivos para desfallecer, no se hizo un uso reiterado de los frenos. En una conducción normal con dicho equipamiento tenemos una buena capacidad de frenada.

Tracción
Nuestra unidad era tracción delantera. Aun no se sabe si Audi dotara de tracción total (Quattro) al pequeño A1. Con tracción delantera y el buen par motor del propulsor gasolina podemos tener pérdidas de adherencia en salidas fuertes. Una vez en marcha es difícil apreciar perdías de tracción, el buen tarado de la suspensión minimiza las perdidas y además contamos con el control de tracción que asociado al ESP mitiga del todo las perdidas posibles de tracción. A la hora de realizar la prueba dinámica en zonas reviradas no apreciamos pérdidas ni deslizamientos acusados en el Audi A1, es más, decir que el límite de pérdida de adherencia de este vehículo con un buen calzado es muy alto. En conducción decidida acusa el mismo problema que adolecen el VW Polo GTI, Seat Ibiza Cupra y Skoda Fabia vRS. Son las pérdidas de tracción a la hora de disponer de la máxima aceleración en momentos puntuales, hablamos de situaciones límite donde el vehículo está tomando una curva y tiende a salirse de la misma por falta de tracción/adherencia del eje delantero. Los 185cv son en ocasiones demasiados para ser digeridos.

Estabilidad
Gracias al corto recorrido de la suspensión y la dureza de la misma por tratarse de un kit deportivo (S-line), el aplomo que de este vehículo en curvas es soberbio, no se aprecian movimientos excesivos del chasis en curvas enlazadas. El Audi A1 cuenta con ESP de serie.

Reposacabezas
En el Audi A1 los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación, no son activos. Los traseros solo son regulables en altura. Tampoco son activos.

Cinturones
El Audi A1 homologa cuatro plazas útiles, todas ellas disponen de cinturón de seguridad tipo estándar de 3 puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Todos ellos avisan si están o no abrochados al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Audi A1 se trata de un vehículo pequeño, que no por ello no es válido para un uso familiar. Sus plazas traseras disponen de anclajes ISOFIX, el único problema es el acceso a las mismas. El maletero cuenta con 270 Litros de espacio útil. Ni muy grande ni muy pequeño.

Airbags
En seguridad activa el Audi A1 esta muy completo, cuenta con 8 Airbags de serie, de conductor, acompañante (desconectable), de cortina delanteros y traseros, laterales también delanteros y traseros. Todo lo que sea por la seguridad de los ocupantes será bien recibido.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Audi A1 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Las recuperaciones del Audi A11.4 TFSi 185cv están dentro de los que cabe esperar de un vehículo así. El buen tirón del turbo desde las 2000 vueltas nos hará poder plantearnos maniobras y adelantamientos que con otros vehículos ni nos plantearíamos. En recuperaciones en 4ª marcha son excelentes, en quinta marcha si el motor decae de las 2000 vueltas tendremos unos segundos en los que el motor será perezoso en entregar toda su potencia, por eso, lo recomendable es engranar una marcha inferior para disponer de toda la potencia en el menor tiempo posible.

Caja de Cambios
La unidad probada venia equipada con una caja de cambios automática/secuencial S-Tronic que es idéntica a la llamada DSG por Volkswagen, Seat, Skoda. Se compone de dos embragues en seco o en baño de aceite, que puede disponer de 6 o 7 marchas. La probada en esta unidad es la de 7 marchas. Que además de un mayor agrado en conducción sobre todo por ciudad logra unos consumos muy contenidos y unas mayores prestaciones, siendo naturalmente más rápida cambiando que una persona no experimentada. La caja de cambios dispone de tres modos de uso, el más normal es el D, que simplemente busca una conducción tranquila con bajos consumos y subiendo marchas muy pronto. El S, que como todos sabemos es el modo Sport, estira las marchas hasta el corte de inyección si así lo requiere el momento, manteniendo la misma marcha más tiempo engranada. Y por último el modo secuencial que nos permite cambiar de marcha a las revoluciones que nosotros veamos convenientes, nos obstante existen unos sistemas de seguridad a modo de protección que imposibilitan hacer reducciones fulgurantes o intentar pasar de régimen al motor.

Circulando por Carretera
En carretera el Audi A1 nos sorprenderá por su alta capacidad de aceleración, es un vehículo que se puede conducir de forma muy rápida, y que también es válido para el día a día por su propulsor gasolina turbo, que tiene unos consumos muy contenidos en carretera y autopista. En carreteras con el firme en mal estado, o con desniveles por mal asfaltado, iremos pegando pequeños “botes” dentro del Audi, esto es debido a la dureza de la suspensión y su corto recorrido, también al bajo perfil de los neumáticos (215/40/17″). Es un poco molesto pero es el pequeño precio que hay que pagar si queremos un vehículo literalmente soldado al asfalto en cada curva.

Circulando por Autopista
En autopista, el Audi A1 con la séptima relación engranada es un vehículo muy confortable, el motor es completamente inaudible desde el habitáculo, el sonido del viento a velocidades legales de autopista es muy bajo, un trabajo excelente de insonorización del vehículo. Los consumos son otro de los puntos fuertes de esta versión dotada de motor gasolina. Con una conducción normal es fácil tener consumos cercanos a los 5,5 litros a los 100, algo impensable hace unos años con un motor gasolina. Nuestro consumo se situó cercano a los largo de toda la prueba en unos 6,2 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Audi A1 puede resultar algo pesado, su sistema de amortiguación sin ser muy dura ni seca si puede ser cansina si vivimos en una ciudad invadida por resaltos de todo tipo o calles empedradas. El Audi A1 contaba con un sistema de asistencia en pendientes, deja frenado el vehículo uno segundos para ayudarnos a arrancar sin tener que hacer, todo un acierto. El consumo en ciudad no es para nada alto, teniendo en cuenta que se trata de una mecánica gasolina. 8.5 litros a los 100km recorridos, el homologado es de un litro menos. El cambio S-Tronic facilita y mucho la conducción por ciudad otorgando un plus de confort.

Calidad de Acabados
Lo acabados de este Audi son buenos, abundan los materiales de buena calidad y presencia. Todos los plásticos encajan de manera correcta, no apreciamos ningún crujido en los mismos. Al llevar una suspensión tan dura con el tiempo se dejaran notar los típico “grillos” en el interior.

Calidad de Materiales
Lo materiales son de una alta calidad, desde el cuero del volante hasta los plásticos de las partes bajas de las puertas. En este caso felicitar el buen hacer de Audi.

Conclusiones
En resumen, el Audi A1 1.4 TFSi de 185cv S-Tronic es un vehículo rápido, prestacional que no puede hacer pasar buenos ratos. Y sobre todo seguro, su alta capacidad de ganar velocidad rápidamente otorga mucha seguridad a la hora de realizar adelantamientos o maniobras que requieran una rápida aceleración. Cuenta con unos bajos consumos para la potencia que eroga, puede rondar en una media de 6 litros si no nos pesa mucho el pie cosa por otra parte difícil con un vehículo así. Su precio es superior a los 27.000 euros, pero se trata de un vehículo casi de edición limitada ya que poco se verán por la calle.

A favor: motor, acabados, cambio.
A mejorar: rumorosidad neumáticos, precio.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotografía: Daniel Galdeano Martínez / Pablo Martínez Nez
V걭deo: http://www.youtube.com/watch?v=YLAeDb_IMx0


      

Comenta o Pregúntanos