Por

Prueba BMW Serie 3 335i Luxury

El día que se presentó la Serie 3, dispusimos de una unidad 335i durante un breve periodo de tiempo. La unidad probada tenía el acabado Modern. Durante los menos de 100km realizados en todo tipo de vías, lo que se notaba en primera instancia era la falta de deportividad. Al estar el acabado Modern presente lo achacamos a ello. Si bien es cierto, es que si buscamos deportividad con asociar el pack M al 335i ya la cosa cambia y mucho. El vehículo objeto de esta prueba no podría ser otro que el BMW Serie 3 335i. En esta ocasión, y con más tiempo y kilómetros, hemos podido probar con conciencia este nuevo Serie 3 en su versión actual más potente en gasolina. A falta de la versión M. El 335i monta un motor de 3 litros de cubicaje turbo alimentado. Que eroga una potencia de 306cv. Una potencia que permite mover de maravilla al Serie 3. Excelentes aceleraciones y recuperaciones. Da igual en la marcha que nos encontremos, el motor siempre responderá. BMW en esta última Serie 3 ha creado 3 acabados a parte del M. Sport, Modern y Luxury. Este último el aquí probado. Cada acabado tiene sus diferencias. En el caso del Luxury los marcos de las ventanas vienen cromados. Llantas más “convencionales”. Pequeños detalles que los diferencian. Interiormente la unidad probada venía bien provista de extras. Desde piel en los asientos a acabados en madera. Otorgando una mayor presencia y alta calidad en el conjunto. El puesto de conducción, como siempre en BMW es bajo, con un asiento que sujeta de maravilla el cuerpo. El asiento cuenta con múltiples reglajes.

Visibilidad
La visibilidad es excelente, sólo tiene algunos pequeños peros. Todo ellos de la parte trasera. La visibilidad delantera es correcta, no tendremos problemas con los pilares A o B. La visibilidad trasera se ve mermada por un montante alto en la bandeja del maletero. Tendremos que hacer uso de los retrovisores exteriores ya que no tenemos visión directa con los objetos que pueden estar detrás de nuestro 335i. Nuestra unidad contaba con una ayuda fundamental para este vehículo, mediante pitidos y en la pantalla del ordenador de abordo podíamos ver cómo nos acercábamos a obstáculos. Muy bien calibrado y fiel a la realidad. El BMW 335i monta faros bi-xenon que nos proporcionan una espectacular luz de noche.

Impresiones de Conducción
La Serie 3 se comercializa con motorizaciones tanto diésel como gasolina. En diésel podemos encontrar las versiones desde el 316, 318d. 320d, 325d. 330d y 335d. En gasolina encontramos como mecánica de acceso a la gama el 316i. Y como tope de gama sin la versión “M” el 335i con 306cv. En una primera impresión podemos pensar que el BMW 335i será un vehículo inútil en una conducción decidida. Que parece una “ballena torpe”. Y sinceramente, no se puede estar más equivocado. Es cierto que no se va a comportar como un M. Natural por otra parte, pero no tiene nada que envidiarle. Procedimos a sacarle las cosquillas a este magnífico vehículo. Nos dirigimos a nuestra ruta habitual de curvas y más curvas, tanto rápidas como lentas. Donde podremos comprobar de primera mano cómo trabaja el bastidor del Serie 3. Queremos ver si los casi 1600kg son capaces de poner en aprietos a la magnífica estabilidad que posee. Una vez hemos llegado al inicio de la ruta preparamos al vehículo para el desafío que le espera, seleccionamos en el cambio el modo Manual/secuencial. Y modo Sport, donde el vehículo adapta de la dirección, además de aportar la potencia antes que en modo normal. Existe un modo Sport +. Éste desactiva tanto el control de estabilidad en su totalidad como el de tracción (No disponible con acabado Luxury). No es recomendable hacer uso de él en carretera abierta, hemos de recordar que se trata de un vehículo muy rápido y que requiere una alta experiencia por parte del conductor, si nos aventuramos a exprimir sus cualidades sin ningún tipo de control. Empezamos a darle gas al 335i, las curvas se enlazan con soltura, el peso en vacío no es un impedimento, pero se deja notar en cambios de apoyo fuertes, para nada consiguen modificar la trayectoria del vehículo. El motor 6L turbo empuja a pleno pulmón, su sonido nos pone los pelos de punta, es capaz de llegar hasta las 7000 revoluciones sin desfallecer en ningún momento. Después de unas cuantas subidas y bajadas a este puerto, observamos como los frenos, aun siendo de un tamaño más que generoso empiezan a flaquear. No pierden la eficacia pero si dan síntomas de no estar al 100%. El motor es sin duda una máquina de matar, capaz de empujar lo que no está en los escritos, eso sí, en este tipo de conducción más nos vale tener una buena amistad con el gasolinero, ya que nos verá muy a menudo. Los 306 cv han de ser bien alimentados, como mínimo gasolina de 95 octanos, pero si queremos la máxima potencia del propulsor mejor 98 octanos. Realiza el 0 a 100 Km. /h en tan sólo 5,2 segundos. De 0 a 1000m en 24,4 segundos. Son cifras de un verdadero deportivo.

Frenada
No todo es un motor soberbio y potente, los frenos tienen que cumplir su función y más si hablamos de un vehículo que por sus prestaciones hará un buen uso de ellos. Los frenos en este tipo de vehículos sufren más de lo que nos imaginamos, soportan grandes esfuerzos, teniendo que detener en pocos metros mucho peso, y esto hace que se resientan si abusamos de ellos o hacemos mal uso de los mismos. El sistema de frenado del 335i es muy eficaz y nos permite muchos lujos en cuanto a frenadas fuertes, pero son también muy sensibles al uso reiterado, aun teniendo unas medidas considerables y siendo ventilados en ambos ejes pueden acusar fadding si abusamos mucho de ellos. En un uso normal ni nos enteraremos de este fenómeno. Delante monta discos ventilados de 348 mm, detrás discos ventilados de 336mm. Nuestra unidad llevaba llantas opcionales, de 18″ con un perfil bajo 45, con un ancho de 225 en ambos ejes. Curiosamente es de las pocas veces que pensamos que un vehículo va falto de rueda. En el caso de este BMW como poco debería llevar unas 235/245 en el eje trasero. Los 306cv son demasiados para las 225/45/18″.

Tracción
En las múltiples mecánicas que se nos ofrecen, podemos optar si queremos que nuestro vehículo sea sólo propulsión trasera, como el aquí probado, o que disponga de tracción total permanente, gracias al sistema xDrive. Naturalmente con el sistema xDrive la conducción será diferente, mayor agarre en situaciones comprometidas. Mejor adherencia si el pavimento está muy húmedo o con hielo/nieve. También el gasto de combustible y de neumáticos será mayor. Además de un mayor desembolso en la compra del vehículo. La serie 3 nos permite elegir. Todo depende del uso que se le vaya a dar al vehículo. Con sólo propulsión trasera no tendremos problemas si el pavimento está muy mojado, el vehículo no hará ningún extraño, ni siquiera si hay poca nieve. Debemos valorar si nos compensa este mayor desembolso, ya que, no es un vehículo preparado para pisar pistas de tierra. Para eso mejor las versiones X1, X3, X5, X6…

Estabilidad
Con la suspensión de serie del modelo 335i Luxury, la estabilidad está muy trabajada, disponemos de un confort de marcha impensable y de una estabilidad en curvas lentas digna de mención, solo superable si incorporamos a nuestro BMW el KIT M, que incorpora una suspensión más enérgica, el vehículo queda 15mm más cerca del suelo, y dota de un aspecto más deportivo al coche, pecando de una perdida de confort considerable si la comparamos con la suspensión de serie, que ya de por si es francamente buena. Por lo tanto, si no transitamos demasiado por ciudad o zonas con el asfalto muy estropeado, lo ideal es el KIT M, mayor estabilidad. Pero si transitamos demasiado por ciudad, sin duda la suspensión de serie. Más permisiva en cuanto a obstáculos en la calzada.

Reposacabezas
El BMW 335i Berlina homologa cinco plazas útiles, las cuales todas ellas cuentan con reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros son también regulables en altura e inclinación.

Cinturones
Como sucede con los reposacabezas el BMW cuenta con cinco cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
Gracias a que BMW comercializa el 335i en versión berlina y familiar el transporte de nuestros hijos no es problema. El acceso a las plazas traseras es bueno como en cualquier berlina. El maletero tiene buen espacio, 480 litros plenamente utilizables donde podemos transportar cualquier objeto de nuestros hijos. Además las plazas traseras incorporan anclajes ISOFIX para una mayor seguridad a la hora de anclar la sillita del bebe.

Airbags
En materia de seguridad activa en BMW han hecho un buen trabajo con esta versión 335i, viene dotada de 8 Airbags de serie, que son: de conductor, acompañante (desconectable), laterales, de cortina. Etc..

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el BMW Serie 3 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 5 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En la actualidad, gracias a la ayuda de los turbocompresores los motores han evolucionado notablemente en la última década, sobre todo los motores gasolina. Que gracias a un turbo son capaces de tener potencias superiores a los 300cv con cilindradas menores. Con unas correctas prestaciones. El motor del BMW 335i es un prodigio de la evolución, capaz de erogar 306cv a 6000 revoluciones, con un consumo medio de 7,2 litros. Y realizar el 0 a 100km/ en tan sólo 5,2 segundos. El 0 – 1000m lo realiza en 24,4 segundos. En la práctica, a la hora de adelantar de manera rápida la fuerte entrega de potencia es una ayuda vital, realizando el adelantamiento en pocos segundos. Es capaz de ganar velocidad con gran rapidez en todo momento.

Caja de Cambios
BMW ha escogido un cambio automático de 8 para la versión que más se va a vender de la Serie 3, naturalmente en manual de 6 relaciones también está disponible. Este cambio además de soportar una gran cantidad de par, es muy rápido, cómodo y fácil de usar. Dispone de varios modos de uso. Modo normal “D” este modo es el más usado, cambia de marchas con suavidad sin presentar apenas tirones. Apura las marchas lo que nosotros le solicitemos. Modo “S” el modo deportivo es otro cantar si estamos en marcha y pasamos a este modo lo primero que hará será reducirnos una marcha dotando al motor de mayor empuje. Con este modo las marchas se apuran hasta cerca del corte de inyección, aunque siempre podemos usar el modo secuencial y cambiar de marcha cuando veamos conveniente, dentro de unos límites, ya que la caja automática protege los sobre regímenes y no nos dejara subir una marcha si el motor va bajo de vueltas o reducir marcha si vamos altos de vueltas.

Circulando por Carretera
En carretera su comportamiento es envidiable, y si encima el firme está en buen estado disfrutaremos aún más. Con firmes en mal estado o picado, el ruido de rodadura es molesto, aun con lo bien aislado que esta de los ruidos en el habitáculo se oirá la rumorosidad de las ruedas, principalmente las trasera. El sonido del motor no se aprecia en absoluto en el interior. Solo en aceleraciones fuertes podemos escuchar el magnífico sonido proveniente del 6 cilindros en línea.

Circulando por Autopista
En autopista además de potente gasta poco combustible es muy cómodo de conducir, el sonido del viento rozando el vehículo dentro apenas se aprecia. Los consumos del BMW 335i (7,5L 100km de media conseguidos por nuestra redacción) son extremadamente bajos para la potencia que tiene y lo que pesa, y si además el vehículo cuenta con pocos kilómetros en cuanto supere el rodaje se reducirán aún más los consumos. El consumo oficial para este tipo de vía es de 5,5 litros.

Circulando por Ciudad
En ciudad también disfrutaremos de manera especial del BMW S3 335i, ya sea por las miradas que levanta entre los transeúntes o en la comodidad que proporciona el propulsor gasolina. Con todo esto queremos decir que es un vehículo que no pasara desapercibido por donde vaya. Hay que tener especial cuidado en las ciudades con los baches profundos o cortes en la calzada. La suspensión filtra con normalidad cualquier obstáculo, el vehículo tránsito por pavimento empedrado y no se mostró en absoluto incómodo para los pasajeros. El consumo en ciudad según ficha técnica es de 10,2 litros a los 100km. Si hacemos uso del sistema Start & Stop tendremos difícil superar esta cifra. Lo normal es que en condiciones muy malas gaste como mucho un litro más. Utilizando el sistema “Eco pro” si es posible bajar algo más los consumos.

Calidad de Acabados
Los acabados de esta Serie 3 de BMW son excelentes, se nota el buen hacer de BMW en este caso, los plásticos son de muy buena calidad y tacto, el cuero utilizado en los asientos denota calidad.

Calidad de Materiales
Buenos materiales en la confección de este BMW Serie 3 avalan que en unos años su interior siga como el primer día.

Conclusiones
En resumen, pocos 335i veremos por nuestras carreteras. Su motor con 306cv pueden parecer excesivos, y la verdad, en ocasiones lo es. Pero nunca esta demás disponer de una buena cantidad de cv debajo del acelerador. Nos puede ayudar en más de una ocasión. Los “altos” consumos del 3.0T del 335i echaran para atrás a más de un posible comprador. Que preferirá mirar la versión diésel. Donde el 335d, con una potencia semejante gasta menos carburante. Para gustos los colores.

A favor: motor, potencia, imagen exterior
A mejorar: consumos, altura maletero.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez


Comenta o Pregúntanos