¿POR QUÉ LOS ESPAÑOLES GRITAMOS TANTO?

templo-japones_99150069

Hace ya unos años, en mi primer viaje a Japón, conocí a un joven abogado español que vivía en Tokio desde hacía algunos años. Fue mi primer y único intérprete y guía en aquel país incompresible para cualquier europeo.

Me llamaron la atención muchas de sus costumbres y sus avances en seguridad vial, tecnología y educación, cuando todavía en la España de 1977 estábamos en mantillas en algunas materias a las que me dedicaba por entonces en mi trabajo. Pero lo que me sorprendió más poderosamente fue el silencio que reinaba en todos los lugares públicos.

Unos años más tarde volví a encontrar a mí amigo en un restaurante madrileño y le pregunté si deseaba volver a Japón, su respuesta no me sorprendió demasiado: “estoy deseando volver, no soporto el ruido, me aturde, donde quiera que vaya”.

Esta mala costumbre española -en algunas regiones de nuestro país y en determinados ambientes además de gritar, se blasfema – llega a ser, por los niveles que alcanza, una amenaza para la salud.

Pero el fenómeno se agrava cuando alguien, en un bar, en la consulta del médico, en la cola y en el propio autobús, pegado a tu oído cuenta sus secretos o sus declaraciones de amor por el móvil sin importarle un pimiento si molesta a quiénes le escuchamos.

Ciertamente: “Spain is different”

Paco Costas

2 comentarios en “¿POR QUÉ LOS ESPAÑOLES GRITAMOS TANTO?

  1. Estimado Paco, lo primero felicitarte por tu gran labor en el mundo del motor.
    Estoy pensando en comprar un suv de segunda mano automático para usar el fin de semana que tenga buenas prestaciones off road y cómodo en carretera por precio y características me he decantado por estos tres modelos:
    Subaru Outback 2.5 lineartronic 2010
    Land Rover freelander 2 2.2 160cv 2008
    Bmw X3 2.0d 177cv 2007
    cual crees que ira mejor. no voy hacer trial pero si circular por caminos rotos,
    gracias por tu paciencia y respuesta de antemano.

    • Buenas tardes José Manuel,

      Tal y como nos comenta, si es sólo para un uso esporádico por caminos de tierra y que estos no entrañen demasiada complejidad, cualquiera de los tres modelos que menciona seria valido. Quizás el BMW por una suspensión más enérgica tirando a seca sea más incómodo a la hora de absorber rotos o baches en tierra.

      Cualquiera de los tres le va a dar una excelente respuesta en carretera, donde si destaca el BMW por lo mismo mencionado antes, la suspensión más dura favorece un mejor paso por curva en asfalto.

      Como opinión personal me decantaría por el Land Rover, se puede decir que esta entre ambos, bueno en carretera y bueno en tierra. Con un motor potente y solvente que siendo diésel no consume en exceso. Y como no tiene pesando hacer nada muy técnico no le hará falta una reductora.

      Gracias por leernos.

      Un saludo.

Comenta o Pregúntanos