Por

Prueba Toyota Rav4 Premium Cross Sport

Toyota Rav4 Premium Cross Sport

El pequeño todoterreno de Toyota goza de un puesto de conducción muy semejante en manejo y comodidad al del Auris, no parece que estemos en un todoterreno, solo por la altura nos damos cuenta de que si lo es. Asientos deportivos regulables eléctricamente tanto el respaldo como la banqueta. El salpicadero es simple, con lo justo, y todo esta a mano del conductor, algo bajo los botones del climatizador, gracias a sus grandes botones de un pequeño vistazo lo podremos poner en marcha. Volante, palanca de cambios, freno de mano y tapicería en piel, muy resistente al uso y de buen tacto. El cuadro nos suministra suficiente información, ahora que las marcas se están dedicando a retirar el marcador de temperatura del motor, el Rav4 lo lleva. Asientos calefactables, en invierno son de agradecer, su calentamiento es muy rápido y uniforme.

Visibilidad
No hemos encontrado puntos negativos en cuanto a la visibilidad del Rav4, tenemos buena visión en todos los ángulos, solo podría mencionarse la visibilidad trasera/lateral, su pilar es grueso y nos quita visión. Los retrovisores exteriores son de un buen tamaño, reduciendo ángulos muertos. El interno, fotocromático, es también del tamaño justo, y nos da una buena visión de los que ocurre detrás de nuestro vehículo. Por la noche el Rav4 estaría completo con unos faros de xenón. Los proyectores halógenos dan buena cantidad de luz pero pierde fuerza pronto y deja muchas zonas poco iluminadas, obligándonos a hacer uso de las luces de carretera. El xenón se puede pedir como opción.

Impresiones de Conducción
Nuestra unidad venia equipada con el propulsor diesel de cuatro cilindros y 2,2 litros. Este propulsor dispone de dos potencias, 136cv y 177cv. Nuestra unidad tiene la potencia más alta actualmente para el Rav4. El motor tiene suficiente fuerza como para mover al Rav4 más que dignamente, tiene buenas aceleraciones y recuperaciones. El motor se nota algo muerto por debajo de 2.000 revoluciones, al sobrepasar estas se nota un tirón considerable de potencia, que llega hasta pasadas las 4.000 revoluciones. Los consumos para este vehículo son algo altos, nuestra unidad hizo un consumo medio de 8,4 litros, mimando mucho el pedal.

Frenada
El sistema de frenado instalado en el Rav4 cumple exquisitamente con su cometido, es capaz de detener al vehículo en pocos metros. En el eje delantero monta discos ventilados sobredimensionados. En el eje trasero, monta discos macizos también sobredimensionados. Este buen conjunto de frenos nos da una alta capacidad de frenado, que a la vez nos da mucha seguridad a la hora de saber que si pisamos el freno el Rav4 se detendrá en pocos metros. ABS de ultima generación, poco intrusivo, que en conjunto con un buen calzado, 235/55/18″ ayudan en frenadas de emergencia.

Tracción
En este apartado vamos a explicar como se comporta en el Rav4 en asfalto y en campo. El Rav4 viene equipado de un diferencial desconectable, que envía un 45 por ciento del total. En asfalto no hace falta hacer uso del botón de bloqueo del diferencial, no tendremos problemas de tracción. La buena adherencia de los neumáticos ayuda. En campo si nos metemos en caminos rurales algo complicados y debemos hacer uso del bloqueo del diferencial, notaremos poca diferencia estando conectado, pero existe la diferencia, se evitan patinamientos de las ruedas, y el Rav4 sale sin problemas de donde lo hayamos metido. Donde mas se nota la capacidad de tracción con el diferencial bloqueado es en el barro. En ese momento se nota mucho la capacidad de tracción del Rav4.

Estabilidad
El Toyota Rav4 trae de serie control de estabilidad “VSC”. Este no es desconectable, pero no hace ninguna falta, ya que nos deja jugar un poco con las inercias del Rav4 deslizando un poco el eje trasero, y si tenemos buenas manos con este deslizamiento colocaremos al Rav4 en cada curva sin tener que hacer uso del VSC. Nos parece estupendo que en un vehículo de este tipo se evite desconectar el control de tracción. Siempre es bueno llevarlo conectado, no sabemos lo que nos podemos encontrar en la carretera, y nos puede salvar la vida. El Rav4 en carretera es estable, no es su terreno, cumple correctamente, su suspensión blanda hace balancear mucho el chasis dando sesanción de salirse de la curva. Pero para nada sucede así, es solo una sensación.

Reposacabezas
Su espacio interior permite cinco ocupantes, con sus correspondientes cinco reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros solo regulables en altura.

Cinturones
Equipa cinco cinturones del tipo estándar, de tres puntos de anclaje, los delanteros con pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El Rav4 con el acabado más alto “XR” trae de serie ISOFIX en los asientos traseros. El acceso a estas plazas es muy bueno y fácil. La introducción de una sillita no debería presentar problemas.

Airbags
En seguridad el Rav4 da la nota, trae de serie airbag de conductor, acompañante (desconectable), laterales, etc…

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Toyota Rav4 obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 32 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El Toyota Rav4 aun teniendo un propulsor potente no presenta unas recuperaciones excesivamente buenas. Y el peso en vació del Rav4 no es para nada desorbitado. Pero los desarrollos de las marchas son largos, y eso se nota a la hora de acelerar o recuperar en una marcha a cierta velocidad. Y si el motor se encuentra por debajo de 2.000 revoluciones no merece la pena insistir con el acelerador, lo mejor es bajar marcha. Acelera de 0 a 100 en 9,3 segundos.

Caja de Cambios
El cambio escogido por Toyota para el Rav4 es una caja manual de seis marchas, esta casa se presenta como algo áspera, y de difícil uso. Su utilización es rasposa las marchas no entran con dificultad pero se nota que tampoco entran con facilidad. Una vez la caja de cambios a alcanzado su temperatura optima de uso, este fenomeno mejora algo. Las marchas entran con menor esfuerzo. La colocación de la palanca de cambios en el salpicadero es buena, aun que hay ocasiones en que puede provocarnos equivocaciones al cambiar de marcha. El embrague es sumamente duro y de largo recorrido, siendo este en el final de su trayecto muerto y sin utilidad. El embrague es muy incomodo en ciudad, y una vez que toma su temperatura de uso se muestra incomodo dando problemas en ocasiones para insertar la primera marcha. Suponemos que es un caso aislado de nuestra unidad que al tratarse de una unida tan nueva y con pocos kilómetros, aun le faltaba rodaje al embrague.

Circulando por Carretera
En carretera el comportamiento del Rav4 es muy correcto, aun teniendo unas suspensiones mas diseñadas para campo que para carretera se defiende. Y también que los muelles no tienen un largo recorrido mitigando grandes balanceos de la carrocería, algo de agradecer en el Rav4. Los neumáticos al ser de un tamaño generoso y runflat, son algo más duros de carcasa de lo normal, y filtran menos las irregularidades, pero estas no se notan en el habitáculo. La comodidad prima en el Toyota Rav4. Los consumos en carretera son algo altos, no pudimos bajar de los 8,4 litros en toda la prueba. Como hemos comentado antes, la unidad tenía pocos kilómetros y le faltaba rodaje.

Circulando por Autopista
En autopista el comportamiento es semejante al de en carretera. La suspensión filtra a la perfección las irregularidades, cambios de rasante o baches de la calzada, sin que estos se dejen notar en exceso en el habitáculo. El motor es muy silencioso en esta variante de 177cv, mas silencioso que en la versión de 136cv. No se escucha apenas en el interior del Rav4, esta muy bien insonorizado. Los que si se deja notar es el sonido de rodadura de los neumáticos. Los consumos por autopista/autovía son algo más altos de los homologados, entre 8 y 9 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Toyota Rav4 es extremadamente cómodo, sobretodo si vivimos en una ciudad en la que los resaltos están de moda. El Rav4 ni se inmuta con esta clase de baches. El filtrado y absorción de baches es ejemplar. Al ser un todoterreno “pequeño” de poco mas de 4,3 metros podemos aparcarlo donde nos plazca que entrara. En ciudad el consumo no se altera demasiado, la media seguía fija entre los 8 y 9 litros a los 100km. Pero si abusamos de la ciudad el consumo sube notablemente.

Calidad de Acabados
Los acabados del Rav4 están a la altura de lo que se espera de el. Acabados correctos, buenos ajustes y ni un solo crujido o grillo en el interior.

Calidad de Materiales
Materiales de buena calidad, desde los plásticos empleados a la tapicería de piel.

Conclusiones
En conclusión, el Toyota Rav4 es un todocaminos, carece de reductoras para el campo, pero tampoco nos van a hacer falta si no transitamos caminos complicados. La parte más brillante es sin lugar a dudas su propulsor diesel de 177cv, este motor que anima al Rav4 en la versión más alta, con pack “XR” es sin lugar a dudas la parte más importante y la que mejor resultado da. Aun que sus consumos son algo altos, pero ya se sabe, un todoterreno no puede tener consumos de un utilitario diesel. El Toyota Rav4 puede ser perfectamente nuestro coche para uso diario, es fácil de conducir y cómodo en para este uso, y para alguna que otra escapada de fin de semana por el monte.

A favor: Motor diesel, suspensión, confort de marcha.
A mejorar: Consumos, embrague, rumorosidad neumáticos.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez
Video: http://es.youtube.com/watch?v=2b-A5CftDaw


                     

Comenta o Pregúntanos