Por

Prueba Renault Clio 0.9 TCe Sport Tourer

Renault Clio 0.9 TCe Sport Tourer

Probamos esta semana el actual Renault Clio en su versión más familiar. La Sport Tourer. Las diferencias con la versión “normal” del Clio son, sobre todo, en su mayor capacidad de carga y espacio disponible. Pasando a tener un maletero de 443 litros disponibles. Nada mala para un “pequeño” Clio. La unidad probada montaba el novedoso motor de 0.9 cc TCe con una potencia disponible de 90cv. Dicho motor, por su naturaleza, requiere de un aprendizaje por parte del conductor a la hora de conducir. Este pequeño propulsor lo basa todo en el turbo, si no fuera por él, el Clio tendría una cifras mediocres sobre el papel. A bajas vueltas se muestra perezoso hasta la entrada del turbocompresor, en ese momento, y casi sin esperarlo de un motor así, notamos un buen empuje que, puede llegar a pegarnos tímidamente al asiento en marchas cortas. Dispone de una caja de cambios de tipo manual con 5 relaciones, las primeras lo suficientemente cerradas para un buen empuje. La última relación es más abierta. Al mínimo repecho, aun yendo solo el conductor nos veremos obligados a bajar a cuarta para mantener el ritmo. Si el motor trabaja por encima de las 2500 revoluciones el empuje es continuo y no desfallece. Pero por debajo de ese umbral, el motor está fuera de su rango de PAR máximo, perdiendo prestaciones y respuesta del acelerador. Si activamos el botón “ECO”, situado al lado del freno de mano, las prestaciones del motor se ven mermadas ligeramente en marchas cortas. Es en quinta marcha dónde más se deja notar la activación del modo “ECO”. Comprobando que subiendo un repecho con este modo activado y en quinta marcha la velocidad va bajando, desactivamos el botón “ECO” y el motor empieza a empujar con mayor vigorosidad, recuperando la velocidad perdida anteriormente.

Visibilidad
Tras unos cuantos cientos de kilómetros al volante del Clio Sport Tourer, y sin haber podido realizar una extensa prueba al Clio “normal”. Podemos asegurar que el Sport Tourer no presenta deficiencias en cuanto a visibilidad. La parte trasera, con los reposacabezas en su posición más baja permite una buena visibilidad a la hora de realizar cualquier tipo de maniobra. Cabe destacar la buena iluminación de los faros halógenos de doble parábola. Probamos el vehículo en una noche cerrada y muy lluviosa, iluminando perfectamente la calzada a pesar de las condiciones climatológicas.

Impresiones de Conducción
La verdad es que el pequeño 0.9 TCe se muestra muy voluntarioso en todo tipo de vías. Da lo mejor de sí a partir de las 2500 revoluciones, donde dispone de un PAR de 135Nm. La potencia máxima la entrega rápido, a las 5250 revoluciones. Ahorrándonos tener que subir mucho de vueltas el motor para disponer de los 90 cv. Dinámicamente el Clio Sport Tourer se muestra como un vehículo confortable, con una suspensión capaz de sujetar bien el coche en zonas reviradas. Permitiéndonos algún que otro lujo en este tipo de vías. Aunque se aun coche no pensado para este menester. El motor, una vez conociendo su funcionamiento y llevándolo por encima de las 2500 revoluciones permite ritmos rápidos y con un bajo consumo. Que por desgracia no está muy cerca del homologado por Renault.

Frenada
El sistema de frenos del Clio S. Tourer en su versión más potente gasolina cumple sobradamente con lo que se le pida. Monta discos delante sobredimensionados de 258mm autoventilados. Detrás tambores refrigerados. El tacto de los frenos no es de los mejores sin duda, con un recorrido útil bastante poco aprovechable es difícil dosificar la frenada, sobre todo cuando en la primera parte del recorrido el mordiente es mayor e incómodo si transitamos por ciudad. Cuenta con ABS de última generación poco intrusivo y ayuda a la frenada de emergencia, dotando de mayor presión al circuito de frenado, con el fin de acortar la distancia.

Tracción
Dado el poco PAR disponible a bajas vueltas por parte del 0.9 TCe, los problemas de tracción son poco probables en este Renault Clio Sport Tourer. Y si así sucediera el control de tracción se encargaría de mitigarlos lo máximo posible. La unidad montaba neumáticos Continetal ContiEcoContac 5, en medida 195/55/16″. Este tipo de neumáticos eco funcionan muy bien si se realizan grandes cantidades de kilómetros al mes. A lo largo de la prueba dejaron notar que su agarre, no siendo malo, no es el mejor, sin duda. Sobre todo en momentos de mucha lluvia, donde son más proclives a pérdidas de adherencia.

Estabilidad
Al principio de esta prueba hemos dado unas pinceladas sobre la estabilidad del Clio Sport Tourer. Es un vehículo casi exclusivamente destinado a un uso familiar. Es por ello el alto confort de marcha del que disfruta este vehículo. El conjunto de suspensión y amortiguación hace muy bien su papel en firmes en mal estado, absorbiendo casi de forma mágica todo tipo de irregularidades. Y permitiendo que estas no molesten a los usuarios del Clio. Si bien es cierto que este “exceso” de confort, y de suspensión poco enérgica y con mucho recorrido puede resultar insuficiente para contener al Clio Sport Tourer en carreteras reviradas. La lógica hace que pensemos así, pero desde luego no sucede así en la práctica. Naturalmente no cuenta con el paso por curva de un Clio RS, pero se defiende bastante bien.

Reposacabezas
El Renault Clio en su versión S. Tourer homologa cinco plazas útiles, las cuales todas ellas menos la trasera central disponen de reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros solo regulables en altura.

Cinturones
El Renault Clio S. Tourer trae cinco cinturones del tipo estándar, de tres puntos de anclaje. Todos ellos equipan de avisador acústico de cinturón no abrochado. Los delanteros cuentan con pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
Sin duda la versión Sport Tourer es la más indicada para un uso familiar, el acceso a las plazas traseras es directo y no presenta problemas. Podemos introducir sin problemas una sillita de bebe y fijarla en los anclajes ISOFIX de que dispone el Clio en las plazas traseras. El maletero dispone de gran capacidad un total de 443 litros sin abatir los asientos. Abatiendo los asientos disponemos de una capacidad de 1.380 litros como máximo.

Airbags
El Renault Clio Sport Tourer trae de serie 8 Airbags, que son: De conductor, acompañante (desconectable) , laterales, de cortina… etc.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Renault Clio obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 37 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En recuperaciones el Clio S. Tourer dotado del motor 0.9 TCe de 90cv se muestra correcto a la hora de recuperar velocidad con rapidez. El peso del Clio hace mella (1.131kg) en las recuperaciones/aceleraciones, dando unos datos correctos. El 0 a 100km/h según ficha técnica es de 12,2 segundos, una cifra correcta, que en la práctica parece ser más rápido por la entrega de potencia tan abrupta a partir de las 2500 revoluciones. La velocidad máxima es de 182 Km. /h y el par máximo es de 135 NM a 2.500 rpm. Realiza el 0 a 1000 m en 33,6 segundos. Recupera en cuarta marcha desde 80 km/h a 120 km/h en 11,7 segundos.

Caja de Cambios
El cambio manual de cinco relaciones se muestra rápido entre cambios de marcha, con un buen guiado y un escalonamiento correcto para sacarle el mayor provecho a los 90cv del motor gasolina. A lo largo de la prueba no se presentaron problemas de ningún tipo.

Circulando por Carretera
En carretera, el Clio S.Tourer tiene un comportamiento limpio, su estabilidad es correcta, nos permite más de un lujo en carreteras viradas, y disfrutar de su buen chasis. El propulsor acompaña en la tarea, empuja con decisión desde las 2500 revoluciones. En conducción relajada los consumos son muy ajustados, tiene muy buena autonomía aun a pesar de ser gasolina. El consumo homologado por la marca en este tipo de vías es de 3,9 litros a los 100km recorridos. Nuestro consumo estuvo en todo momento por encima de los 5 litros a los 100km. En ocasiones muy cercano a los 6 litros.

Circulando por Autopista
En autopista, el Clio S.Tourer es cómodo, muy económico, sencillo de conducir, rápido si lo deseamos. En quinta marcha es casi inapreciable el sonido del motor dentro del vehículo, está muy bien insonorizado. Debemos fijarnos en el tacómetro para ver a que revoluciones está el motor. Los consumos son una de las bazas a favor de este Clio con motor 0.9 TCe gasolina de tres cilindros en línea. Podemos obtener consumos por debajo de los 6 litros si circulamos con cautela y velocidades de 120 km/h. Es uno de los motores gasolina que menos consume actualmente.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Renault Clio S. Tourer pasa desapercibido por la gran cantidad de Clio vendidos tanto en la versión 3 puertas como en la 5 puertas. La mayoría dotados de motorización diésel. El 0.9 TCe gasolina en ciudad es cómodo de conducir, a pocas vueltas tiene poca fuerza, pero con una aprendizaje previo se le coge el punto rápido. La suspensión de esta versión es más bien conservadora, siendo más confortable que rígida, en zonas especialmente minadas de baches, badenes, resaltos lo agradeceremos.

Calidad de Acabados
Los acabados en esta versión son correctos, abundan los plásticos de calidad, y los ajustes correctos.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados son de buena calidad, el forrado de las puertas es muy bueno. Los plásticos son de buen tacto y aparentes a la vista.

Conclusiones
En resumen, el Renault Clio en su versión Sport Tourer dispone de todo lo bueno del Clio “normal” con el plus de mayor capacidad de carga. Sin perder el buen dinamismo que tiene. Dispone de tres mecánicas, el 0.9 TCe de 75 y 90cv, 1.2 16v de 75cv. Y en diésel del conocido 1.5 dCi de también 75 y 90cv. El diésel es más agradable de conducir que el gasolina, por su mayor cilindrada y PAR. Ambos disfrutan de unos bajos consumos.

El precio de partida del Renault Clio Sport Tourer es desde 13.250 euros con el propulsor 1.2 de 16v y 75 cv.

A favor: consumos, capacidad interior, acceso maletero.
A mejorar: sonido de rodadura, suspensión aburguesada.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez


  

Comenta o Pregúntanos